hemeroteca

home entrevistas reportajes nombramientos el sector empresas de RRHH TV Síguenos en facebook! Síguenos en twitter! Síguenos en linkedin!

NOTICIAS

Seis factores que hay que entrenar para mejorar el carisma

La capacidad de transmitir una buena imagen o la empatía con los demás son algunas de las claves

 
  • linkedin share button


13/05/2014 Hay personas que parecen innatamente carismáticas: entran en una habitación y la toman, los presentes se giran y prestan atención al que acaba de llegar. En el trabajo, son personas influyentes para empleados, compañeros e incluso jefes. Y aunque hay quien tiene ese don, es también un aspecto que se puede conseguir con esfuerzo. He aquí seis factores que hay que entrenar para ser más carismático.

1. Poder. El poder en el trabajo no se ciñe al puesto que ocupamos en el organigrama, sino a una combinación de confianza en uno mismo, lenguaje corporal y expresión verbal. Las personas carismáticas están centradas en un propósito y hacen girar toda esa comunicación alrededor de ese objetivo, que puede ir desde motivar una sala llena hasta consolar a alguien que acaba de recibir una mala noticia.

2. Persuasión. Un componente esencial del carisma es la capacidad de atraer a las demás personas y conseguir que sigan, o como mínimo aprueben, una forma de hacer y de pensar. Para ello es necesario mostrarse entusiasmado con la propia actitud, así como demostrar los buenos resultados de ese planteamiento y tener respuestas preparadas para convencer a los demás de que es la posición óptima.

3. Imagen. Se necesita menos de un segundo para hacerse una primera imagen acerca de una persona, y una vez instaurada, es difícil cambiar esa opinión. Por eso es determinante la forma en que uno se presenta, pero sobretodo, el aspecto visual. Y aunque las tendencias en moda cambian muy rápido, lo importante es que esté en consonancia con lo que uno es y lo que trata de transmitir.

4. Atención. En la transmisión del carisma también tiene mucho peso la capacidad para escuchar y dejar hablar a los demás, es decir, no solo cuenta la emisión de mensajes sino la forma de recibirlos. El respeto por la necesidad de comunicarse de los demás, y la capacidad de entender y canalizar sus opiniones acaba siendo un elemento de atracción para los demás.

5. Adaptabilidad. Es, según los expertos en gestión de liderazgo, la regla de oro del carisma. La habilidad para tratar a los demás como quieren ser tratados, de ponerse en su piel, y de entender la diversidad en todas sus formas, genera un ambiente en el que los demás se sienten cómodos y son más productivos, además de generar estructuras de equipo mucho más sólidas.

6. Visión. ¿Cuáles son las ideas que le hacen diferente? ¿En qué creencias se sustenta para estar tan entusiasmado? Las personas carismáticas trabajan en la proyección de sus principios y sus compromisos, que constituyen las directrices para cualquiera de las actuaciones anteriores. Decide cuál es tu visión, fortalécela y... ¡dispara tu carisma!
entrevistas  |  reportajes  |  almuerzos  |  tribunas  |  noticias  |  proveedores  |  nombramientos  |  estudios  |  agenda  |  libros  |  el equipo  |  enlaces  |  mapa web
© 2007 CUSTOMMEDIA S.L. edita EQUIPOS Y TALENTO  |  Equipo de redacción  |  Contacto
Av. Diagonal, 463 bis 5ª planta, Barcelona 08036  Tel. 93 4195152  Fax. 93 4101755