hemeroteca

home entrevistas reportajes nombramientos el sector empresas de RRHH TV Síguenos en facebook! Síguenos en twitter! Síguenos en linkedin!

NOTICIAS

Cuatro maneras de hacer frente al rechazo laboral durante la búsqueda de empleo

Pedir retroalimentación de ese rechazo para poder reflexionar es una de las claves

 
  • linkedin share button


26/08/2015 La búsqueda de trabajo nunca es sencilla, y lidiar con los rechazos puede provocar el desánimo de muchos candidatos además de perder la confianza para encontrar el puesto laboral ideal y en la empresa correcta. Entonces, ¿cuál es la mejor manera de lidiar con un rechazo en el proceso de búsqueda de empleo?

Según Hays, consultora global líder en reclutamiento especializado, lo que realmente importa es reaccionar de una manera positiva y proactiva sin pensar demasiado en cada uno de los rechazos. Con ello, se va a conseguir mayores oportunidades de encontrar el puesto de trabajo deseado en un futuro cercano. 

Para este objetivo, Hays propone estas técnicas para enfrentarse correctamente a los rechazos en el entorno laboral: 

  1. No tomarlo de forma personal. Es importante tener en cuenta los factores que han conducido al rechazo. Tal vez, la persona y la posición que se estaba buscando simplemente no coincidían, o quizás el empleador sentía que faltaban una o dos de las habilidades clave, o experiencia. Esto significa que algunas actitudes o acciones podrían necesitar de alguna mejora y es bueno centrarse en estos cambios.
  2. La importancia de una respuesta moderada y positiva. Es útil tener en cuenta la diferencia entre la reacción y la respuesta a una situación. 'Reacción' es el término que se usa para describir una actitud irracional y precipitada al rechazo, mientras que 'respuesta' significa un enfoque más mesurado y positivo. Cuando se reacciona frente al “no”, es fácil atribuir la culpa a los demás. Esto no lleva a ninguna parte, y de hecho daña la actitud para futuras ocasiones. Por ello, es mejor pensar en lo que ha sucedido y luego trabajar para mejorar las posibilidades en ocasiones posteriores. Esto también ayuda a mantener un enfoque positivo, especialmente si se trata de más de un descarte.
  3. Buscar retroalimentación útil. Teniendo en cuenta la situación detrás de cualquier rechazo, ayuda mucho reconocer y avanzar más allá de las circunstancias que estaban fuera del control del candidato. Éstas pueden incluir sincronización, presupuestos, nuevas circunstancias, necesidades cambiantes, y temas similares. Mientras que por razones legales u otros puede ser rechazada la solicitud, vale la pena pedir retroalimentación para que se pueda reflexionar y luego mejorar las debilidades que ese empleador ha identificado.
  4. Re-enfocarse. Después de evaluar las razones del rechazo, es importante volver a centrar la energía en los próximos pasos de la búsqueda de empleo. Si no se mejora correctamente la actitud después del rechazo sólo se va obstaculizar las posibilidades de obtener el puesto perfecto. Si se pierde el objetivo final, solamente se perjudica a uno mismo. También vale la pena buscar oportunidades de capacitación y de voluntariado, sobre todo para aquellas habilidades clave que se ha determinado en el auto-análisis que deben mejorarse. Ambas acciones ayudan a construir un auto-valoración positiva de lo que uno es capaz de hacer.

 


 

entrevistas  |  reportajes  |  almuerzos  |  tribunas  |  noticias  |  proveedores  |  nombramientos  |  estudios  |  agenda  |  libros  |  el equipo  |  enlaces  |  mapa web
© 2007 CUSTOMMEDIA S.L. edita EQUIPOS Y TALENTO  |  Equipo de redacción  |  Contacto
Av. Diagonal, 463 bis 5ª planta, Barcelona 08036  Tel. 93 4195152  Fax. 93 4101755