Raquel Morano,
directora de RRHH de España y Portugal
de Bausch+Lomb

Buscamos a personas líderes en innovación y que sean motores de cambio

Raquel Morano,
directora de RRHH de España y Portugal
de Bausch+Lomb

En agosto de 2013 la farmacéutica canadiense Valeant Pharmaceuticals International adquirió a nivel mundial la compañía dedicada al mundo de salud ocular Bausch+Lomb. A pesar de que la compañía ha mantenido su nombre tras la adquisición, la operación implicó un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) en la filial oftalmológica, que se llevó a cabo en enero de 2014 con el objetivo de adaptarse a la nueva organización de Valeant.

Después de llevar a cabo un ERE que ha afectado a 30 personas, ¿cómo se gestiona la política de Recursos Humanos cuando los trabajadores que se quedan pasan a formar parte de una empresa que desconocen?

Pusimos en marcha una campaña de comunicación interna muy potente y con mensajes muy claros para destacar que seguimos trabajando en una buena empresa y que seguimos formando parte de un gran equipo lleno de talento.

Además, nos preocupamos de transmitirles la seguridad y la tranquilidad de que nos teníamos que organizar de forma diferente, en una nueva estructura, pero que Valeant es una empresa que apuesta y cree en el talento y que fomenta el desarrollo de las personas. Dentro de los pilares en los que se basa la cultura de Valeant se encuentra la gestión del talento y el trabajo en equipo, que sin duda refuerza el valor que tienen las personas. Todo esto en momentos de tanto cambio y tanta incertidumbre, hay que mostrarlo a los empleados y acercárselo para que entiendan y vean cómo les afecta en su día a día.

Dos de los pilares en los que se basa la cultura de la compañía son la gestión del talento y el trabajo en equipo

Con este objetivo pusimos en marcha la campaña "Bienvenido al Nuevo Mundo Valeant” donde acercábamos los valores de la nueva empresa y mostrábamos las similitudes entre la compañía que nos había comprado y la empresa de la que procedíamos. Al fin y al cabo se trata de dos empresas que apuestan por las personas que componen la organización y que comparten los mismos valores, aunque formulados de diferente manera. En 2013 Bausch+Lomb fue seleccionada como una de las mejores empresas para trabajar en España, según Great Place to Work, en 2014 hicimos una encuesta de satisfacción de los empleados, ya bajo el paraguas de Valeant y un 86% seguía recomendando Bausch+Lomb como un buen lugar para trabajar y un 87% manifiesta su voluntad de permanecer en Bausch+Lomb los próximos cinco años.

¿Considera que el mantenimiento de Bausch+Lomb como marca ha ayudado a la gestión de personas?

Sin duda Bausch+Lomb es una marca con mucho peso tanto a nivel interno como externo. Dentro de nuestro sector, en el ámbito comercial del sector de la salud ocular, Bausch+Lomb ofrece al profesional una seguridad y un respaldo de calidad, de tecnología puntera y productos de alta calidad. Mantener este respaldo de la marca ha sido tranquilizador y motivante para los empleados porque han podido constatar la continuidad del proyecto.

¿Esta imagen como empresa puntera se traslada a nivel de empleador?

Internamente la marca Bausch+Lomb está asociada a un muy buen lugar para trabajar, nuestro nivel de rotación es muy bajo y contamos con un nivel de lealtad de nuestros de empleados que, a pesar de los momentos difíciles, quieren quedarse en la compañía:

El 87% de la plantilla afirma que quiere permanecer en Bausch+Lomb los próximos cinco años

Cuando salimos fuera para seleccionar y cubrir nuevas posiciones, los candidatos conocen la marca  Bausch+Lomb, saben que es una empresa líder que ha sido Great Place to Work y que apuesta por políticas de desarrollo. Todo ello hace que quieran formar parte de nuestro equipo. Decir que somos Bausch+Lomb nos facilita muchísimo la atracción de talento. Cuando salimos en ciego no tenemos la misma respuesta.

¿Qué políticas y acciones llevan a cabo para fomentar su employer branding?

En Bausch+Lomb llevamos a cabo muchas políticas dirigidas a fomentar el bienestar y el compromiso de los empleados. En este sentido, en nuestros procedimientos de gestión del talento, nos preocupamos trimestralmente de hacer seguimiento a todos los planes de desarrollo puestos en marcha, animamos a nuestros empleados a tomar el liderazgo de su desarrollo y a trabajar conjuntamente en el mismo.

La estructura organizativa de Bausch+Lomb se caracteriza por ser muy plana, con una plantilla muy leal y un bajo índice de rotación. A pesar de estas características en Bausch+Lomb hay muchas oportunidades laborales de desarrollo porque cada puesto crece y asume nuevas responsabilidades y en un entorno cambiante la oportunidad de crear nuevos puestos es mucho mayor.

El empleado es el dueño de su desarrollo, nosotros estamos aquí para ayudarle a que el mismo se produzca.

¿Cómo definen el talento en Bausch+Lomb?

En un entorno como el que vivimos actualmente necesitamos a profesionales muy bien preparados tanto técnica como competencialmente, cada vez más exigimos un mayor nivel de preparación por el tipo de producto que vendemos y el cliente al que nos dirigimos.

Buscamos a personas líderes en innovación, que sepan trabajar en equipo, personas que sean motores de cambio, flexibles y capaces de adaptarse a los diferentes cambios de forma rápida. Esta serie de habilidades o de competencias junto con sus competencias técnicas son los elementos clave en el talento que queremos  atraer y retener.

¿Y cómo identifican el talento con potencial?

Trimestralmente, a través de nuestro "Talent Meeting Review" nos reunimos los líderes de cada área de negocio para revisar cómo estamos ayudando al talento a desarrollarse y a crecer dentro de la organización, analizamos sus competencias, las acciones que hemos puesto en marcha para velar si están cumpliendo su función y ayudando en el desarrollo, etc.

Además disponemos de una herramienta, tanto a nivel regional como local, a través de la cual publicamos internamente todas las vacantes y opciones de desarrollo que hay para que quien quiera, pueda postularse. Cuando abrimos un proceso para cubrir una determinada posición, la filosofía de RRHH es siempre esperar primero a la respuesta interna para dar prioridad al desarrollo interno. Durante el año 2014 tuvimos más de 12 promociones internas. Solo cuando no encontramos lo que necesitamos dentro de la compañía acudimos fuera del mercado laboral.

Cuando abrimos un proceso de selección, siempre damos prioridad al desarrollo interno

¿Cómo se acercan al mercado laboral para atraer el talento que necesitan?

Bausch+Lomb es una marca conocida en el mercado, nos reconocen como buena empresa en la que trabajar, por eso cuando los candidatos conocen la marca, quieren trabajar con nosotros. Cuando abrimos un proceso de selección, si son posiciones clave de líderes que tienen que gestionar un equipo grande y ser punto de referencia solemos ir a través de búsqueda directa a aquellos que creemos que son los mejores del mercado porque nuestro objetivo es tener a los mejores. En este caso nos acercamos al candidato en cuestión, le explicamos el proyecto y le preguntamos si quiere formar parte de nuestro equipo.

Cuando nos dirigimos a perfiles más técnicos, utilizamos los procedimientos de selección tradicional.  Buscamos personas brillantes a nivel técnico, que a través de sus competencias personales, encajen en nuestra cultura y en nuestra forma de trabajar. Que compartan con nosotros nuestra misión y pasión.

Buscamos personas brillantes a nivel técnico, que compartan con nosotros nuestra misión y pasión

Los profesionales del sector farmacéutico se caracterizan por demandar formación de manera constante. ¿Qué destacaría en este ámbito?

La interlocución de nuestros delegados con el profesional al que se dirigen es muy alta y por este motivo tenemos que tener a nuestra plantilla muy bien formada. Tenemos que darles ese nivel de formación para que se sientan lo suficientemente seguros y con la suficiente capacidad y conocimientos para afrontar un diálogo con profesionales muy exigentes.

Ofrecemos mucha formación técnica a nuestra red de ventas. Es una formación muy intensiva porque trata aspectos muy específicos relacionados con la salud de las personas. Vemos el mundo a través del ojo, un órgano clave en la vida de una persona, y por ello impartimos una formación muy exhaustiva, de reciclaje constante de todos nuestros delegados. Durante el año 2014 compramos dos áreas de negocio nuevas para Bausch dentro del sector de la éstica y de la traumatología.

Aparte del desarrollo y la formación, Bausch+Lomb tiene políticas que hacen que el empleado se sienta muy cuidado. ¿En qué líneas están trabajando?

Tenemos un programa de "Salud y Bienestar" muy potente en el que todos los empleados tienen a su disposición diferentes programas que les ayudan a cuidarse. Entre otros, destacan los servicios de un fisioterapeuta y de un nutricionista en horario laboral. Fomentamos el deporte a través de la "Ayuda al deporte" o subvencionando actividades deportivas de los empleados. Paralelamente a estas medidas, la comida es gratis para el empleado y ponemos a su disposición diferentes menús equilibrados con diferentes opciones calóricas. Además, en las oficinas, el empleado tienen a su disposición una variedad de fruta fresca para tomar en cualquier momento del día.

Todos los empleados tienen a su disposición los servicios de un fisioterapeuta y de un nutricionista en horario laboral

Todas estas iniciativas se complementan con un programa muy importante de reconocimiento…

Efectivamente, exigimos mucho a los empleados pero a la vez reconocemos mucho el trabajo bien hecho, fomentamos que el resto de empleados nos ayuden a reconocer a los compañeros que hayan hecho bien las cosas, hayan demostrado un comporftamiento destacable y que sea digno de un reconocimiento. Tenemos una política muy fuerte de premios por la innovación, por el trabajo en equipo, por el esfuerzo, por la aportación a la compañía… En definitiva, por cualquier aspecto que creamos que un compañero merece ser reconocido.

Fomentamos que el resto de empleados nos ayuden a reconocer a los compañeros que hayan hecho bien las cosas

A veces se trata de un simple e-mail de agradecimiento que mostramos a toda la organización y otras veces va acompañado de un obsequio. Se trata de reconocer a todo el mundo la aportación que hace para que cumplamos los objetivos de la compañía.

Y todo ello genera engagement y orgullo de pertenencia, ¿no?

Los empleados se sienten reconocidos y sienten que lo que están haciendo se ve, se valora y que aportan a los resultados de la compañía. Es una de las cosas que más compromiso genera entre los empleados. Cuando un colaborador se da cuenta de que está participando de ese objetivo se siente muy orgulloso de formar parte de ese resultado y se motiva más.

Además, a todo ello se suma que en Bausch+Lomb tenemos un objetivo muy bonito por el que salir a trabajar que es la salud de las personas. Tienes el orgullo de aportar bienestar a la sociedad desde una empresa muy bien valorada y que está reconocida como puntera en su sector. Esto es un orgullo para todos los que formamos parte de Bausch+Lomb.

TAGS: talento | employer branding | formación | desarrollo

Solo cuando no encontramos lo que necesitamos dentro de la compañía acudimos al mercado laboral

El empleado tiene que sentir que lo que hace se ve, se valora y aporta a los resultados de la compañía

ENVIAR ENTREVISTA: