Las claves del futuro del trabajo

04/01/2017 · Durante la celebración del Congreso AEDIPE en Navarra varios expertos en Recursos Humanos y profesores de diversas escuelas de negocio se reunieron para tratar de avanzar la evolución que tendrá el mercado laboral en este año 2017 que acabamos de estrenar –en un corto plazo- pero también en líneas más generales. En este sentido la mejora de la economía y la irrupción de las nuevas tecnologías serán los dos factores claves que permitirán ver cambios en el trabajo de un futuro cercano.

La crisis económica hizo estragos en las empresas que vieron cómo su supervivencia pasaba por la realización de recortes de personal. La gestión de personas en aquellos días, que parecen ahora alejarse para no volver, fue más difícil que nunca ya que cuestiones claves como la motivación cayeron a niveles muy bajos, haciendo aún más complicada si cabe la situación dentro de las mismas. La incertidumbre ante la posible pérdida de un empleo era suficiente para que los empleados dejaran de creer en el proyecto de la compañía, mientras que el talento joven se ahogaba bajo elevados índices de desempleo.

Sin embargo, tras la celebración en Navarra del Congreso AEDIPE varios decanos de escuelas de negocios se han mostrado especialmente optimistas a la hora de lanzar sus pronósticos sobre cómo será el futuro del trabajo en unos años. Unas transformaciones que ya se comienzan a ver y que se inician por un cambio del contexto macroeconómico, tal y como ha publicado en su web David Reyero.

En palabras de Guillermo Dorronsoro, Decano en la Deusto Business School, los Recursos Humanos deben liderar ese nuevo rumbo al que se deben dirigir las compañías y apunta que “la gestión de personas debe reinventarse en un escenario de economía mundial enferma: alta deuda, bajo crecimiento e inversión, tipos de interés negativos, crisis demográfica”.

Esta reconversión pasará por una movilidad, no sólo de las empresas y sus trabajadores, sino también de la propia economía, tal y como señala Dorronsoro quien habla de un cambio en el centro de gravedad económico mundial que “se trasladará a Asia”. “En 2030 tendrá 3.200 millones de personas de clase media frente a los 680 de Europa y 320 en Norteamérica y las empresas se tienen que adaptar a esta nueva realidad”.

Otra cuestión clave a la que apunta Paul Osterman, profesor de Recursos Humanos y Management en la Sloan School of Management del MIT, es la “desconexión” que existe entre “el crecimiento de la productividad y los salarios”. “Desde 1950 el ratio ha sido 238% y 109% respectivamente”. Finalmente, y siguiendo con la clave económica, Osterman señala que “la subcontratación y las empresas en red han cambiado las relaciones del trabajador con la empresa”.

Pero no sólo se habló de economía en el Congreso, también se hizo sobre digitalización y nuevas tecnologías que, sin duda, han cambiado y seguirán haciéndolo las formas de trabajo y culturas corporativas.

En este sentido y en palabras de Genís Roca, Presidente de Roca Salvatella, “la digitalización reducirá el empleo a nivel mundial por la robotización y a pesar de la generación de nuevas profesiones. El Foro de Davos pronostica una reducción de 5 millones para 2020”. No obstante, Roca puntualiza que “la clave de éxito en la digitalización no es la tecnología, sino el management y una cultura organizativa abierta al cambio”.

Nuria Oliver, ex Directora Científica de Telefónica I+D, hizo referencia a otro aspecto que comienza a despuntar: el trabajo autónomo. “El teletrabajo puede ahorrar 650.000 millones dólares anuales en Estados Unidos y reduce el estrés si se gestiona bien”. Aunque no es la única tendencia que crecerá en los próximos tiempos ya que –según Roca- también lo hará el Talent analytics y –según Oliver- los freelances, gamificacion, robótica y los MOOCs.

En cuanto a los riesgos que supone la introducción de nuevas herramientas cada vez más automáticas, así como el uso de robots para trabajos que originariamente desarrollaban las personas, José Juste, Director técnico de BSH Electrodomésticos España, apunta que “la automatización tradicional no servirá” y que “hay que buscar modelos más flexibles y adaptables al mercado”.

Finalmente, en cuanto a los nuevos estilos de dirección de RRHH y estrategias en gestión de personas, DG Vicinay Cadenas apuntó que “el emotalento se basa en tres pilares: transparencia, comunicación y compartir”, mientras que Carl Benefikt, Co-Director del Programa de Tecnología y Empleo en la Universidad de Oxford, señaló que “la creatividad y la inteligencia social marcarán la diferencia de las personas”.

Las empresas ganadoras serán las que sigan invirtiendo en el desarrollo de sus personas a pesar de la creciente flexibilidad laboral y outsourcing. Está demostrado que esto aporta beneficios”, apuntó Osterman. Unos beneficios que se obtienen, según Pilar Ramón, Gerente de Comunicación Interna en Acciona, a través de la diversidad, aunque con un matiz: “Ya no basta la diversidad cultural ni de género, ahora hay que incluir la diversidad generacional”.

DEJA TU COMENTARIO:





ENVIAR NOTICIA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

Endesa
Adecco
Affinity
Maxxium España
PeopleMatters
Kiabi
Tecnocom
Vodafone
Gas Natural Fenosa
LG Electronics
Liberty Seguros
Bankinter
British American Tobacco
Randstad
Lilly
Nationale-Nederlanden
OCU
Alten
Generali
Hays
Bausch+Lomb