Consejos para evitar la adicción al trabajo

05/01/2017 · El trabajo duro tiene su recompensa, pero excederse, al punto de llegar a obsesionarse con él, no siempre va ligado a una mejora de la productividad laboral o de la consecución de nuestras metas profesionales. Los grandes líderes saben gestionar sus tiempos y son conscientes de la importancia de dar espacio para el tiempo libre, el ocio y la familia.

Trabajar durante muchas horas y tener un gran sueldo es considerado por muchos como la marca del éxito en estos días. De hecho, algunas de las generaciones más jóvenes han comenzado a ligar –según varias encuestas recientes- el ser un adicto al trabajo como una señal de profesionalidad o una razón de reconocimiento laboral. Sin embargo, esta obsesiva necesidad de trabajar tiene un alto precio que se paga en salud, relaciones personales e incluso calidad del trabajo, según ha publicado en un artículo la BBC.

Llevar al límite nuestro enfoque profesional puede ser mortal, tal como lo advierte un estudio realizado recientemente por el gobierno de Japón, en el que se señala que una quinta parte de la fuerza laboral de ese país se encuentra en riesgo de morir por sobrecarga de trabajo.

No obstante, la adicción al trabajo aún no está reconocida como una enfermedad y hay pocos estudios científicos avalados al respecto. Pero, aun cuando no se cuenta con una definición, los investigadores sí han constatado su impacto en la salud física y mental y la Universidad de Bergen (Noruega) ya lo ha vinculado, en su estudio a gran escala, a otros problemas psicológicos como la ansiedad, la depresión y a desórdenes obsesivos compulsivos.

¿Cómo saber si te has vuelto adicto al trabajo?

“La adicción al trabajo es una compulsión, un deseo incontrolable de trabajar o de pensar en trabajo”, explica el psicoterapeuta Bryan Robinson, quien ha realizado varios estudios al respecto y que describe a los adictos al trabajo como personas que, mientras están esquiando, sueñan con regresar al trabajo. Según el especialista, esta adicción “no se define por el número de horas trabajadas, sino por lo que pasa en nuestro interior" .

Además, los resultados de los análisis realizados por la Universidad de Georgia, dirigidos por la profesora de psicología industria y organizacional, Malissa A. Clark, defienden que quienes sufren esta adicción presentan elevados índices de estrés laboral, baja satisfacción con sus empleos, una aún más baja satisfacción con su vida personal y agotamiento extremo.

Para saber si estamos ante conductas adictivas al trabajo, investigadores noruegos crearon una Escala de Adicción al Trabajo de Bergen, la cual permite medir tu comportamiento, sentimientos y actitud hacia tu empleo. “La droga de estos adictos es la adrenalina. El estrés, la presión, la crisis, las fechas límites, todo eso genera adrenalina y la habilidad de funcionar a un ritmo frenético", señalan.

¿Qué se debe hacer para evitar ser un adicto?

Los expertos explican que es vital crear un plan de trabajo y aferrarse a él. Planificar cuántas horas se va a dedicar a la oficina y enfocarse en cada tarea de forma individual. En el caso de que surjan trabajos inesperados sólo hay que volver a la lista de prioridades, reconsidérala y volverse a ceñir al plan.

Otras opciones de tratamiento incluyen buscar un terapeuta especializado en este problema, o asistir a foros y seminarios. En este sentido, quizás, el primer obstáculo para encontrar tratamiento es la falta de investigación. "No hay mucha investigación sobre cómo se desarrolla esta adicción, y casi no existen estudios sobre la relación entre este problema y los desórdenes mentales", explica Clark.

TAGS: consejos

DEJA TU COMENTARIO:





ENVIAR NOTICIA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

Hays
LG Electronics
Endesa
Lilly
Alten
Tecnocom
Liberty Seguros
Randstad
Generali
Affinity
Adecco
Bankinter
Kiabi
Bausch+Lomb
Maxxium España
PeopleMatters
British American Tobacco
Gas Natural Fenosa
OCU
Vodafone
Nationale-Nederlanden