¿Qué hace a una empresa ser la mejor para trabajar?

11/01/2017 · Una buena política de conciliación entre la vida laboral y personal, una retribución acorde al trabajo que se realiza, acciones de reconocimiento por un trabajo bien hecho o tener un buen jefe son algunos de los ingredientes que generan un ambiente laboral proactivo y positivos dentro de las empresas. Invertir en la mejora de alguna de estas cuatro cuestiones pueden hacer que los resultados de negocio mejores, haciendo líderes a las compañías que logran convertir esa inversión en satisfacción laboral.

La empresa española de tecnología de la información, Sngular ha incorporado a José Antonio Gallego como Chief Happiness Officer (CHO) y es el responsable de hacer que clientes y empleados tengan las mejores condiciones de trabajo y servicios disponibles a su alcance. En declaraciones publicadas por el diario Expansión, Gallego señala que ante la “escasez” de talento, una empresa debe invertir en algo más que un “buen salario”.

La satisfacción laboral, en los últimos años y, en especial, con la incorporación de nuevas generaciones de trabajadores –más jóvenes e interesadas en otras cuestiones como la flexibilidad horaria o el desarrollo profesional- se ha convertido en un elemento esencial a la hora de atraer y retener a ese talento. De hecho, tal y como explica el presidente y CEO de Sngular, José Luis Vallejo, “si los empleados y clientes están felices es señal de que nos encontramos ante una empresa en la que se hacen bien las cosas”.

Según Vallejo, “el sentimiento de felicidad sólo se logra cuando el profesional se siente seguro en su tarea, identificado con la misión de la compañía y realizando un trabajo que le aporta satisfacción, más allá de su nómina a final de mes".

Y es que si algo lleva marcando estos últimos años las tendencias en la gestión de los Recursos Humanos son los artículos y acciones corporativas ligadas a la inversión e incentivo de la felicidad en el trabajo, que sumado al talento, han hecho del 2016 el año que más peso han cobrado estos parámetros a la hora de entrar o salir dentro de los ránkings anuales que destacan ‘las mejores empresas para trabajar’ o ‘las más deseadas’ como Top Employer, Great Place to Work o Merco Talento, por mencionar los más populares.

Otras encuestas como la llevada a cabo por Glassdoor permiten, a su vez, plasmar las quejas, opiniones y sugerencias más comunes entre los empleados. Una iniciativa a la que se ha unido Amadeus, quien ha adoptado esta herramienta en sus encuestas con el fin de saber cuál es la percepción –de forma anónima y, por tanto, generalizada- de sus trabajadores sobre las dinámicas de la empresa.

Por otro lado, existen otro tipo de incentivos sociales como los que lleva a cabo Sodexo. En palabras de Miriam Martín, directora de márketing y comunicación de Sodexo BI, los ingredientes que convierten a una compañía en la mejor para trabajar son “una cultura y valores claros que se practican en el día a día, una inversión en innovación y creatividad y unos líderes que logren ser un referente”. La clave está, dice, en saber mantener un buen “equilibrio” entre ellos.

En cuanto al liderazgo, hay quien apunta que debe de ser flexible y ejemplarizante, que debe proporcionar las herramientas necesarias para que los empleados sean artífices de su calidad de vida. Y, en algunos casos, los rankings sí proporcionan marca positiva en este sentido. María García, socia de Smart Culture, menciona un doble valor añadido aparecer en estos listados de mejores empresas para trabajar. "Por una parte la satisfacción y orgullo de pertenencia de sus empleados, siempre que las compañías fomenten una cultura participativa, que les haga sentirse parte del éxito. Y por otra, la imagen de marca que se proyecta", señala.

En cuanto a los factores que García considera imprescindibles en una organización de referencia señala, "el empowerment y confianza de los primeros niveles directivos en sus colaboradores, la percepción sobre la visión compartida y la cohesión de los Comités de Dirección, la comunicación 360º, la existencia de una verdadera cultura de desarrollo y feedback, la cooperación y la transversalidad entre las diferentes áreas y negocios, y la alineación entre las pasiones y fortalezas de los empleados y las necesidades de la organización".

Todos estos valores se suponen intrínsecos a las organizaciones. La mayoría de ellas los convierten en el símbolo de esa cultura corporativa. ¿Cómo detectarlos? Miriam Martín tiene clara la respuesta: "Creo que es el trabajador de este tipo de empresas el que termina convirtiéndose en el mejor embajador de la marca, porque finalmente son estas compañías las que logran que los trabajadores se sientan comprometidos con su trabajo y tengan un vínculo profesional y emocional". Por este motivo, Vallejo considera necesaria "la creación de canales directos y continuos con el empleado, saber qué motiva a cada persona y poder ofrecerles planes de carrera que se adapten a sus preferencias".

DEJA TU COMENTARIO:





ENVIAR NOTICIA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

Alten
OCU
Gas Natural Fenosa
Affinity
British American Tobacco
Bausch+Lomb
Endesa
Vodafone
Generali
Tecnocom
Randstad
Aegon
Bankinter
Nationale-Nederlanden
LG Electronics
PeopleMatters
Adecco
Maxxium España
Kiabi
Hays
Prosegur
Liberty Seguros
Lilly