Cómo inculcar una sólida ética de trabajo en los Millennials

15/02/2017 · Los Millennials, esa generación rebelde que busca avanzar profesionalmente mientras cambian las normas tradicionales de trabajo son, no obstante, algo inestables a la hora de mantener este ímpetu, tan valorado en la actualidad por las empresas. Saber transmitir este equilibrio entre esfuerzo y emociones es fundamental para que el trabajo de esta generación mantenga niveles estables productivos.

Eric Chester, el autor de “Reviving Work Ethic: A Leader's Guide to Ending Entitlement and Restoring Pride in the Emerging Workforce”, define la ética de trabajo como una actitud “positiva y entusiasta” que corresponde a personas que saben “vestirse adecuadamente” y “buscan añadir valor” con la forma en la que se desempeñan en el trabajo, siendo “honestos e independientes”. Su estado de ánimo laboral no depende de si lo que tienen delante es divertido o no o si su esfuerzo será recompensado con ascensos profesionales, por lo que sus niveles de motivación, satisfacción y productividad tienden a ser estables.

Pese a que los Millennials son descritos, a menudo, como una generación con un alto potencial, dada su capacidad de adaptarse a los cambios, asumir nuevos retos y una elevada aspiración profesional que redunda en el esfuerzo que invierten en lograr sus objetivos, no son personas que sepan mantener una continuidad de los mismos por un largo periodo de tiempo. Así al menos lo revela un artículo publicado en INC, que señala que la ética de trabajo es un valor basado en el trabajo duro y la diligencia y que, por tanto, se trata de un comportamiento aprendido.

En este sentido, INC propone cuatro acciones que pueden hacer las empresas a fin de lograr que la Generación Millennial logre adquirir una fuerte ética de trabajo:

  • Comunicar con claridad lo que se espera de los empleados. Dar a conocer qué actitud se busca, en qué circunstancias se necesita un determinado comportamiento y cómo se plantea el desarrollo de la misma.
  • Predicar con el ejemplo. Hay que demostrar que no se trata de una actitud exclusiva de los empleados y que los líderes también están comprometidos a seguir dicha ética.
  • Crear canales que propaguen la ética de trabajo. Se debe asegurar que los Millennials tienen acceso a las herramientas que permitan poner a trabajar sus habilidades propias.
  • Conectar las aspiraciones y valores de empresa. Las actitudes deben ir en línea con los objetivos y actuaciones de la compañía, con el objetivo de que se tenga clara cuál es la imagen de futuro que persigue la empresa y conectar los esfuerzos que buscan alcanzar dicha meta.

DEJA TU COMENTARIO:





ENVIAR NOTICIA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

Lilly
Vodafone
LG Electronics
Randstad
Generali
British American Tobacco
PeopleMatters
Maxxium España
Hays
Liberty Seguros
Gas Natural Fenosa
Affinity
Kiabi
Nationale-Nederlanden
Adecco
Endesa
Alten
Bausch+Lomb
Tecnocom
OCU
Bankinter