5 consejos para eliminar el miedo a hablar en público

17/05/2017 · Hablar ante un público siempre impresiona. La inseguridad y el sentirse observado genera una energía que a menudo paraliza a los interlocutores. Es esa tensión inicial la que se debe aprender a manejar para evitar ‘quedarse en blanco’ durante una intervención o discurso. Después de superar esa primera barrera, la dinámica se vuelve mucho más fluida.

La vida personal y profesional está repleta de momentos en los que una persona debe explicar o contar algo a otras. Da lo mismo si se trata de una entrevista, una conversación, un debate, una reunión… lo que todas esas situaciones tienen en común es la obligación de tener que enfrentarse al momento de tener que hablar delante de un grupo de personas.

Por ello, de la mano de solvingadhoc, hoy traemos una lista de consejos a tener en cuenta con el fin de tratar de evitar los bloqueos que se producen durante estas experiencias y mejorar la forma en la que se transmite un mensaje.

Para empezar, es importante analizar el contexto en el que se va a producir dicha interacción, con el fin de definir en tono y la forma en la que se va enviar el mensaje. Asimismo, se debe saber que el miedo a hablar en público es una respuesta irracional a una situación que nos expone ante otros, y lo es porque no hay nada en ella que nos vaya a dañar, pues todo lo que pueda salir mal quedará como una anécdota y no como algo que nos defina como personas.

Por otro lado, es vital conocerse a uno mismo: saber cómo se reacciona ante determinadas situaciones, aprender a manejar esas situaciones y tomar, de nuevo, el control de las mismas.

En tercer lugar entra en juego la preparación. “Huir mentalmente de una exposición pública no sirve, de hecho, es contraproducente”, aseguran desde solvingadhoc. “Debemos visualizar la situación con anterioridad y, en los días previos, debemos formarnos una idea clara de lo que queremos que pase y cómo vamos a conseguirlo, si evitamos pensar en el tema partiremos de cero una vez comencemos la exposición”, apuntan.

Además, el punto álgido de una exposición es precisamente el comienzo. Después de ese ‘mal trago’ la propia dinámica del discurso –bien preparado- permitirá que las energías bajen.

“Es importante dominar el espacio y, antes de comenzar, visualizar el lugar en el que nos encontramos, percibir la ubicación del público y ser consciente de nuestra propia situación”, recomiendan.

En cuanto a la comunicación, debemos ser conscientes en todo momento de cada detalle que emitimos. “Estar seguros de lo que decimos nos ayuda a sentirnos tranquilos”, pero también el saber cómo nos movemos.

 

DEJA TU COMENTARIO:





ENVIAR NOTICIA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

LG Electronics
Maxxium España
Affinity
Bankinter
Adecco
Prosegur
Hays
Randstad
Gas Natural Fenosa
Kiabi
Liberty Seguros
Alten
OCU
Vodafone
British American Tobacco
PeopleMatters
Tecnocom
Lilly
Bausch+Lomb
Endesa
Generali
Nationale-Nederlanden