Las competencias que necesitarán las empresas en 2030

11/10/2017 · Las empresas, indistintamente de su sector y a través de sus recursos humanos, están en contante reinvención organizacional a sabiendas que el futro viene dominado por las nuevas tecnologías desde un plano más profundo que la mera introducción de herramientas y sistemas tecnológicos. La robótica y la inteligencia artificial dominarán un mercado laboral hasta ahora copado por perfiles técnicos o manuales que deberán invertir en nuevas competencias si quieren seguir siendo empleables.

Al margen de los efectos que tendrá la automatización en el trabajo, en lo que los expertos en recursos humanos coinciden ese escenario futuro requerirá del desarrollo de nuevas habilidades y del impulso de otras ya conocidas pero que, hasta ahora, habían permanecido en segundo plano.

Y es que el panorama que los más pesimistas presagian que tendrán, en unos años, las empresas conllevan una reducción de la cantidad del trabajo manual, siendo ésta principalmente desarrollada por los robots, pero también del logístico, siendo dominado por la llamada inteligencia artificial. Por lo que ¿dónde se sitúan las personas en ese escenario?

La clave está el liderazgo, la innovación y la creatividad. Así lo revela un artículo publicado en MIT Technology Review, que se hace eco de las conclusiones del informe llevado a cabo por Pearson, empresa experta en e-learning, Nesta, fundación de innovación británica, y la Oxford Martin School que analizan cómo esos cambios tecnológicos afectarán a los futuros requerimientos de las empresas en 2030 en materia de competencias.

Los investigadores identificaron, en una primera fase, las ocupaciones que podrían ser potencialmente automatizadas. En este sentido, la logística y el transporte parece ser el sector más afectado.

A continuación, señalaron aquellos empleos que podrían sufrir un notable crecimiento frente a la invasión tecnológica y que se vincularon a sectores como el de la enseñanza, la investigación biotecnológica o la medicina. Tras esta fase, se examinaron las habilidades que eran más comunes en estas profesiones con el fin de señalar las competencias que podrían ser más útiles tras la llegada de la robótica.

De sus conclusiones y análisis se extrae que la toma de decisiones es un valor clave en los seres humanos. A los robots se les puede introducir métricas y variables, pero es difícil que desarrollen un proceso tan complejo como el que se genera en el cerebro humano y que permite entender las situaciones desde una perspectiva mucho más global y, sobre todo, empática.

Asimismo, los humanos somos personas con un elevado potencial creativo, que generan ideas nuevas y se sirven de nuevas herramientas –véase como ejemplo la inteligencia artificial o el Big Data- para impulsar la innovación.

Pero el germen de esa idea, original y creativa, es de nuevo muy difícil de simular mediante la informática. Al menos no con la fluidez con la que lo hace un ser humano que, además, es capaz de estar en constante aprendizaje autónomo, activo y adecuado a las necesidades del momento, sin tener que tener un control previo o posterior.

Todo ello sugiere que cosas como la creatividad, la adaptabilidad y el juicio serán más importantes que, por ejemplo, el conocimiento específico del sujeto o su capacidad de usar un aparato o herramienta, dado que estos dos últimos elementos sí pueden ser fácilmente reemplazados por AI y robots.

DEJA TU COMENTARIO:





ENVIAR NOTICIA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

Bankinter
Gas Natural Fenosa
OCU
Vodafone
Generali
Maxxium España
Kiabi
Nationale-Nederlanden
Prosegur
Adecco
Aegon
Randstad
Endesa
Affinity
Hays
Tecnocom
Alten
Lilly
PeopleMatters
Bausch+Lomb
LG Electronics
Liberty Seguros
British American Tobacco