Las razones detrás de la discriminación por razón de género

09/05/2018 · ¿Qué es lo que limita la capacidad de ascenso de las mujeres en el ámbito profesional? Según un estudio llevado a cabo por la Universidad de Harvard, la forma en la que es percibida la forma de actuar de las mujeres está generando un efecto negativo a la hora de que éstas se promocionen en igualdad de condiciones.

Hay una realidad que, en pleno siglo XXI, sigue reflejando la existencia de una herida abierta que nada, ni los avances tecnológicos y sociales parecen estar solucionando: la desigualdad y discriminación por razón de género. Las mujeres siguen cobrando menos que sus homólogos masculinos y encontrando serias dificultades para mejorar profesionalmente, ocupando puestos de liderazgo o encontrando financiación para sus proyectos de emprendimiento.

Las razones que buscan explicar esta situación a menudo se relacionan con una baja percepción que éstas profesionales tienen sobre sí mismas y sus capacidades, impulsadas, en parte, por una concepción social transmitida a lo largo de la historia y que respalda esta ‘teoría’ de ‘baja cualificación’ o ‘fuerza’, lo que lleva a una falta de referentes femeninos en muchos de esos sectores tradicionalmente masculinos. Sin embargo, un artículo publicado en Retina, del diario El País, se pregunta si realmente esta percepción pertenece exclusivamente a las mujeres.

Tal y como recalca su autora, la causa que subyace en la precariedad laboral de las mujeres es “el machismo, que deriva en desigualdad de género en todos los ámbitos de la sociedad”. En esta línea, destaca que “las explicaciones tradicionales socialmente aceptadas sugieren que las mujeres se sienten impostoras en sectores dominados por hombres”, lo que hace que las trabajadoras se vuelvan “más conservadoras a la hora de pedir aumentos o ascensos”, tengan -a priori- comportamientos diferentes a los masculinos y no dispongan de las mismas redes de contactos. Una hipótesis que, según revela Retina, ha sido desmentida por un estudio de la Universidad de Harvard.

Según esta investigación, que ha monitoreado durante 4 meses el comportamiento de hombres y mujeres en la oficina, “no hay diferencias en la forma de actuar, trabajar y relacionarse con el entorno laboral”. Para llegar a estas conclusiones, el estudio usó un ejemplo de empresa -cuyo nombre no ha trascendido- que tenía a un mayor número de hombres que de mujeres (35% y el 40%) en cargos de responsabilidad, a pesar de que en el global de la compañía había muchas más trabajadoras. “La definición gráfica del techo de cristal”, asegura el artículo de Retina.

Entonces, si no hay diferencias, ¿qué provoca esa discriminación? El estudio arroja dos hipótesis. La primera es la falta de mentores, causada por la falta de tiempo que pasan junto a los gerentes y la proactividad que muestran. Una teoría que quedó desmentida pues “no encontraron casi ninguna diferencia”, dado que ellas “tenían el mismo número de contactos” y “pasaban tanto tiempo como ellos con los jefes”, aunque eso sí, se desconocen los proyectos en los que cada uno estaban trabajando,

La segunda se relaciona con un limitado acceso a las redes informales de contacto o porque no pasan tiempo con los hombres. Una hipótesis que tampoco se mantuvo, pues “la cantidad de interacción directa con la gerencia era idéntica entre los géneros”. “Las mujeres eran tan centrales como los hombres en la red social del lugar de trabajo", explican.

El estudio concluía que, “la diferencia en las tasas de promoción entre hombres y mujeres en esta empresa se debió, no a su comportamiento, sino a la forma en que fueron tratados”. Esto indica, según el artículo de Retina, “que la desigualdad de género se debe a prejuicios y no a diferencias de comportamiento”. “Si las mujeres hablan con los altos mandos en tasas similares a las de los hombres, entonces el problema no es la falta de acceso, sino la forma en que se ven esas conversaciones", destaca el análisis.

DEJA TU COMENTARIO:





ENVIAR NOTICIA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

MC MUTUAL
Bayer
Hays
Aegon
Lidl
Alten
Liberty Seguros
Generali
Prosegur
Lilly
Tecnocom
Nationale-Nederlanden
Adecco
Vodafone
Maxxium España
Randstad
Gas Natural Fenosa
Endesa
Kiabi
PeopleMatters
Affinity
OCU
LG Electronics