Cómo enfrentarse la pérdida de un empleo cuando ha sido automatizado

15/05/2018 · El desarrollo tecnológico sigue causando incógnitas acerca de los efectos que tendrá sobre el empleo. Las previsiones se centran en analizar las consecuencias que tendrá la automatización sobre la pérdida o creación de puestos de trabajo y, pese a las discrepancias en las cifras, lo que está claro es que el mundo no será el mismo a partir de la plena implementación de la inteligencia artificial (IA) y las tecnologías robóticas en las empresas, así como el temor que éste hecho despierta en los profesionales.

Según datos de la OCDE, la proporción de empleo automatizable es del 14%, frente al 50% que se estima en Estados Unidos o del 9% al 32% de la población activa en las economías desarrolladas que calcula el McKinsey Global Institute. Y es que tal y como apunta un artículo publicado en el diario Expansión, pese a las diferencias porcentuales de las estimaciones, lo que éstas cifras reflejan es que existen un riesgo de que la población activa quede desplazada en la próxima década, en favor de la inteligencia artificial (IA) y la robótica.

En esta línea se apunta que las más afectadas por la automatización serán aquellas “profesiones de baja cualificación, que requieren una educación menos formal”. No obstante, otra realidad que dejará éste desarrollo tecnológico será la necesidad de incorporar trabajadores con nuevas competencias que permitan satisfacer las futuras demandas del mercado laboral. Algo que pasa por apostar por la formación continua, donde las alianzas entre las empresas, las instituciones públicas y las educativas serán vitales.

De hecho, según Expansión, “para superar el reto de las competencias, hará falta una gran reinvención del aprendizaje y la formación de los trabajadores”. El artículo señala, asimismo, que “la respuesta debe estar al mismo nivel del establecimiento de la educación secundaria universal hace un siglo”, pero matiza: “tiene que ser mucho más rápido, y estar encabezado por acuerdos público-privados”.

En esta línea, confirma también que surgirán una serie de obstáculos como la falta de “destrezas necesarias para los buenos trabajos del futuro”, ya que, aunque “alrededor de un tercio de los adultos de EE.UU. poseen un título universitario”, una proporción similar “sólo tiene un diploma de educación secundaria”. Además, ligado a esto, surgirá la necesidad de repensar el proceso formativo, con plazos de estudio más cortos y “estilos de formación más dinámicos”.

Un ejemplo que Expansión expone como el camino a seguir es “Skillful”, un proyecto sin ánimo de lucro respaldado por Markle Foundation, Microsoft, LinkedIn y el estado de Colorado, lugar en el que ya se está desarrollando un programa piloto para “ayudar a los trabajadores que no poseen un título superior a progresar y aprender a vender sus conocimientos”, centrándose así más en las habilidades críticas que necesitan las empresas –destrezas sociales, liderazgo, comunicación o formaciones específicas- que en la obtención de un título.

Además, según explican desde el medio, “Skillful utiliza los datos industriales y geográficos para ayudar a los trabajadores a descubrir los puntos fuertes que ya poseen, carreras que podrían querer, y lugares donde pueden buscar un mayor desarrollo profesional o un nuevo trabajo”, todo ello disponible de forma online “para animar a los trabajadores cuyos empleos corren más riesgo a explorar sus opciones formativas”.

DEJA TU COMENTARIO:





ENVIAR NOTICIA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

PeopleMatters
Nationale-Nederlanden
Maxxium España
Tecnocom
Bayer
Lilly
Lidl
Alten
OCU
Aegon
Vodafone
Liberty Seguros
LG Electronics
Hays
Generali
Randstad
Prosegur
Gas Natural Fenosa
Endesa
Affinity
Kiabi
MC MUTUAL
Adecco