BLOGOSFERA - actualidad
¿Objetivos o agilidad?
Leído en el blog de Santiago García
27/10/2015 El pasado 13 de octubre publicaba en el blog de la Fundació Factor Humà el siguiente artículo sobre la necesidad de replantearnos nuestros métodos de establecimiento de objetivos en un contexto donde la agilidad se ha convertido en una cuestión de supervivencia para un gran número de organizaciones.

Para poder tener éxito en un entorno en continuo cambio, donde tecnologías, conocimientos y modelos de negocio se quedan obsoletos en un abrir y cerrar de ojos, las empresas necesitan agilidad. En este contexto algunas empresas recurren a nuevas técnicas de gestión. Pese a ello, muchas otras siguen aferradas a modelos diseñados para maximizar la eficiencia o la calidad en entornos estables, pero que en un contexto turbulento tienen mal encaje.

Las organizaciones necesitan ser capaces de rastrear el entorno en busca de oportunidades y señales que les indiquen posibles cambios de tendencia, conocerse bien a sí mismas para evitar ángulos muertos, y tomar decisiones con rapidez y lo más cerca posible del lugar donde se producen los efectos de esas decisiones. También tienen que poder reconfigurar sus estructuras para adquirir, integrar, desarrollar y reasignar capacidades internas y externas, y aprender de sus errores, tanto como de sus éxitos.

En este contexto algunas empresas recurren a nuevas técnicas de organización del trabajo, como el “scrum”, un método que se ha generalizado en el campo del desarrollo de software. También las hay que se cuestionan sus prácticas de gestión y eliminan todas aquellas que no tienen sentido o limitan su capacidad de adaptarse a los cambios del entorno. Es, por ejemplo, lo que hizo Google con sus procesos de gestión de personas a través de un celebrado proyecto denominado “el gran fregado de las normas” (“the big scrub of the rules”).

Pese a ello muchas empresas siguen aferradas a formas de hacer, procesos y estructuras jerárquicas diseñadas para maximizar la eficiencia o la calidad en entornos relativamente estables, pero que en un contexto turbulento tienen mal encaje. Entre esos procesos se cuentan los sistemas de gestión de objetivos que utilizan numerosas compañías y que, en su mayoría, están inspirados en el Management by Objectives (MBO) que ideó Peter Drucker a mediados del siglo XX como una fórmula para asegurar el alineamiento entre las prioridades que persiguen los diferentes niveles jerárquicos de una organización y su coherencia con la estrategia de negocio de la empresa.

El primer problema con que nos encontramos cuando analizamos estos sistemas es que, aunque Drucker ya señalaba que un requisito para el éxito de su método era que los objetivos fuesen compartidos entre jefes y colaboradores, en la práctica normalmente esta participación brilla por su ausencia. Lo habitual es que los objetivos sean dictados desde la cúpula de la organización y desde allí caigan “en cascada” a los demás niveles.

El resultado de esa falta de participación es una desconexión entre los objetivos que establece la dirección en sus despachos y lo que los miembros de la organización, más cercanos a la realidad de los mercados, piensan que deberían ser sus objetivos. En ocasiones estas discrepancias son respecto a los indicadores utilizados, porque las personas sienten que les hacen enfocarse en cosas que en ese momento no tocan. En otros casos la consecuencia es el establecimiento de objetivos imposibles, que llevan a la frustración o a la desidia, o incluso al desarrollo de una cultura de la ocultación y la mentira. Es lo que sucede por ejemplo, en algunas entidades financieras, cuyos CRMs están llenos de información “inventada” por el simple motivo de que los objetivos de visitas a clientes que plantean para sus gestores comerciales son irrealizables.

Otro inconveniente del carácter vertical y descendente de muchos procesos de establecimiento de objetivos es que, con frecuencia, las personas que forman parte de un departamento u otro tipo de unidad organizativa desconocen cuáles son los objetivos de las demás unidades con las que tienen que colaborar. Esto deriva en una falta de alineamiento lateral que impide que las distintas unidades avancen en paralelo, uno de los principios fundamentales de cualquier organización ágil.

A esto se suma que los sistemas de objetivos a menudo están vinculados a sistemas retributivos que recompensan su consecución, en ocasiones desproporcionadamente. Esto hace que las personas se centren exclusivamente en esas metas dejando de lado otras cosas igualmente importantes. O que, una vez han alcanzado los objetivos del período, “levanten el pie del acelerador” guardándose logros para el siguiente. O que los esfuerzos se centren en intentar negociar objetivos conservadores para asegurarse el cobro de esos incentivos…

Por otra parte, en muchas organizaciones los objetivos son establecidos en base anual o semestral sin que existan mecanismos para su revisión a más corto plazo. Y esto también es un problema ya que puede llevar a que las personas sigan persiguiendo esas metas aún cuando hayan cambiado las circunstancias y hayan perdido todo el sentido.

A esta rigidez contribuye también el mismo diseño de los procesos de establecimiento de objetivos, a menudo excesivamente enrevesados y lentos. Igualmente influye el grado de detalle con que, en general, se formulan los objetivos, que normalmente se plantean con un nivel de resolución excesivamente bajo, y sin hitos que permitan monitorizar los avances o detectar de manera temprana si nos encontramos fuera de rumbo.

Y a todo lo anterior hay que añadir la falta de herramientas. Todavía son muy pocas las empresas que disponen de soluciones tecnológicas que les permitan, entre otras cosas, entender como los objetivos de los miembros de la organización están relacionados unos con otros, o como las relaciones de colaboración que se producen en torno a esos objetivos evolucionan a lo largo del tiempo. Unas soluciones que están disponibles en el mercado y que permiten a las organizaciones aprender de modo parecido a como los equipos de futbol aprenden visualizando videos de partidos anteriores, o utilizando un software que cuantifica los pases que se han producido entre los jugadores durante los encuentros.

En resumen, una larga serie de motivos que debería llevarnos a los directivos y a los profesionales de la gestión de personas de las organizaciones a cuestionarnos en qué medida los métodos de establecimiento de objetivos que empleamos nos ayudan a incrementar la agilidad de nuestras organizaciones o, por el contrario, representan un lastre que puede comprometer nuestras probabilidades de éxito en un mundo que ha cambiado radicalmente.
La Creatividad en Employer Branding
Leído en el blog de Celia Ortiz-Montijano García
30/07/2019 La Creatividad en Employer Branding es, según Celia Ortiz-Montijano, fundamental, especialmente a día de hoy, que la diferenciación es clave para ganar la llamada 'Guerra del Talento', que afecta a todas las industrias y sectores.

Sin embargo, según expone, algunas marcas arriesgan y ganan con su comunicación a candidatos, como es el caso de Heineken y Apple, dos ejemplos en los que ahonda la profesional, y que son, según sus palabras, "brillantes" aunque "muy distintos" a la hora de transmitir valor como marca empleadora.
Feminismo e innovación
Leído en el blog de José Cabrera
23/07/2019 Tras asistir a las jornadas ‘Diálogos 140 aniversario’, organizadas por la Fundación Pablo Iglesias, José Cabrera recoge en su nuevo artículo las palabras de la Vicepresidenta de la entidad, Carmen Calvo, acerca de la importancia de innovar desde el feminismo. Según publica, Calvo aseguro que "el feminismo tiene que transformar y aportar novedades al espacio del poder y de la política”.

De hecho, según el experto, el riesgo de no hacerlo, es "acabar reproduciendo las formas de hacer del liderazgo masculino, o verse obligadas a combinar atributos asociados al estereotipo masculino (ambición, competencia, control) con cualidades femeninas, con el fin no ser rechazadas por la cultura patriarcal dominante". Y añade: "Es necesario que el feminismo sea innovador y actúe como un acelerador de las transformaciones sociales y políticas necesarias. La representación de la mujer en el liderazgo no aumentará sustancialmente sin grandes cambios en la cultura, las políticas y las prácticas de las organizaciones".
Ciclos laborales y nueva longevidad: Transformación y gestión de la edad
Leído en el blog de Laura Rosillo
16/07/2019 Laura Rosillo, consultora en Talento Cooldys, analiza la evolución que ha experimentado la carrera laboral hasta hoy día, haciendo hincapié en cómo la revolución tecnológica y social ha transformado el ciclo de vida de un profesional, generando 'carreras profesionales multiciclos', donde "los trabajadores apostarían por emprender un proyecto personal en cierto momento vital, a trabajar por cuenta ajena en otros momentos o a dedicar un tiempo a su transformación profesional"; así como" puestos de trabajo híbridos y relaciones laborales que proponen colaboraciones temporales entre iguales".

"Ya no interesan, ni a trabajadores ni a empleadores, estables y largas relaciones laborales, años y años desarrollando las mismas tareas, las mismas funciones, rodeados del mismo escenario y de las mismas personas", apunta, al tiempo que destaca la importancia de la formación permanente y la "construcción de nuevo conocimiento a partir de comunidades de aprendizaje en las que compartir experiencia y trabajar en voz alta".
Una guía para transformar la organización
Leído en el blog de Juan Carlos Cubeiro
09/07/2019 Juan Carlos Cubeiro se hace eco en su nuevo artículo de las conclusiones a las que Sandra Romain, fundadora y CEO de henkô, consultora especializada en el asesoramiento y acompañamiento a empresas en proyectos de transformación, llega en su libro ‘Transformando organizaciones’ (ESIC Editorial).

Según detalla, "en la era de la inmediatez, ubicuidad, transparencia, comodidad y la ubicación constantes, los procesos de transformación tienen como denominador común su impacto en las personas que forman la organización". Al respecto, ambos profesionales abordan dos realidades sobre el cambio organizacional -la generación de emociones y la importancia del 'kindfulness' más que del 'mindfulness'- y dos de los mitos que también se le relacionan: el odio de las personas a cambiar y la voluntad como mecanismo de impulso.
Diferencias entre compromiso, 'postureo' y el verdadero Engagement del empleado
Leído en el blog de Celia Ortiz-Montijano García
02/07/2019 ¿Cómo lograr el compromiso de la fuerza de trabajo? En una era donde todo es medible, incluida la fidelidad que los profesionales manifiestan respecto a su empresa pero, sobre todo, a sus líderes, y teniendo en cuenta el impacto que este factor tiene en los resultados de los negocio, Celia Ortiz-Montijano ahonda sobre qué deben hacer las empresas para evitar "la fuga de talento clave".

Según revela "el verdadero engagement del empleado es la consecuencia del trabajo bien hecho", y apunta: "No podemos pedir el compromiso de nuestra gente si nosotros como compañía no estamos comprometidos con ellos". Por ello, destaca la importancia de escuchar y conocer desde una perspectiva bidireccional, para saber qué se quiere y qué es lo que se espera del otro.
Transformación: Digital o Radical
Leído en el blog de Pau Hortal
25/06/2019 Pau Hortal reflexiona en su nuevo artículo acerca de los cambios están cambiando el mundo, tanto a nivel social como empresarial. De esta forma, además de abordar las últimas innovaciones dadas a conocer, como lo es el 5G, el experto aborda -citando palabras y las reflexiones de otros profesionales como Enrique Dans, Erik Brynjolfsson o Andrew McAfee- las consecuencias e impacto real que tendrán.

De este modo, Hortal señala que existe una alta probabilidad de que la inteligencia artificial comporte la sustitución de los líderes y directivos que no sepan usarla, por aquellos que sean capaces de hacerlo. "Vamos a vivir cambios o transformaciones radicales tanto en los procesos organizativos como, probablemente, en las estructuraas políticas, que se retroalimentarán a sí mismos generando nuevas transformaciones radicales en la sociedad y en las propias organizaciones y a la inversa", añade.
Please, give me feeback: claves para generar una cultura de feedback
Leído en el blog de Antonio Peñalver
18/06/2019 "Para desarrollarse personal y profesionalmente, el primer paso es tomar conciencia de como los comportamientos personales afectan en las relaciones con los demás y en la obtención de resultados". Así lo asegura Antonio Peñalver en un artículo donde afirma que muchas organizaciones, conscientes del potencial del feedback interpersonal han comenzado a poner en marcha diversas estrategias para que los comportamientos de feedback entre sus profesionales fluyan.

En este sentido, el profesional analiza las prácticas desarrolladas, donde el feedback puede ser proporcionado por los directivos, 'a la carta' o puede obtenerse a través de procesos de evaluación multifuente, al tiempo que explica cómo pedir este tipo de comentarios al talento interno de la empresa.
La creatividad en la escucha activa
Leído en el blog de Coaches de la EEC
11/06/2019 "La escucha activa es el recurso con el que cuenta coach para averiguar el estado del cliente y acompañarle desde donde se encuentre. La creatividad aplicada en la escucha activa, potencia en el coach la capacidad de co-crear en un amplio universo, desde el relato del cliente, con capacidad de innovar y de abrir nuevas oportunidades". Así lo aseguran los expertos de la Escuela Europea de Coaching, en un artículo donde destacan los beneficios ligados a esta práctica, que facilita el descubrimiento y "dota al coach de espacio para responder en caminos positivos y creativos ante cualquier cosa que ocurra".
El talento, no la tecnología, es la clave en la transformación digital
Leído en el blog de Teresa Niubó
04/06/2019 Aunque, tal y como asegura Teresa Niubó, Directora de Recursos Humanos de Affinity Petcare, "la transformación digital se ha convertido en una prioridad en la agenda estratégica de las organizaciones", son muchas las que están encontrando dificultades a la hora de "transformar las iniciativas digitales en impactos tangibles en el negocio". ¿El motivo? El erróneo concepto que algunas organizaciones tienen de este proceso de cambio que, según la experta, implica la puesta en marcha de tres estrategias:

- La cultura, vista como "uno de los pilares estratégicos para afrontar la transformación digital", especialmente de aquella orientada al cliente (o “costumer-centric”).

- Liderazgo, entendido como aquel que es capaz de dirigir en un entrono VUCA, con un conocimiento profundo en un ámbito concreto y con habilidad para trabajar con disciplinas transversales y colaborar con expertos de otras área.

- Estructura organizativa, donde estén redefininidos los roles y validada la fuerza de trabajo, siendo conscientes de que tiene el perfil que se requiere.
Armonía, determinación, liderazgo: la batuta invisible de Inma Shara
Leído en el blog de David Reyero
29/05/2019 Tras acudir a la jornada organizada, hace unos días, por el Círculo Ecuestre de Barcelona, David Reyero ha resumido las 15 ideas clave que la directora de orquesta, Inma Shara; la CEO de Savills Aguirre Newman, Anna Gener; y el Director del diario La Vanguardia, Marius Carol, dieron a conocer sobre la función que debe cumplir el líder en una organización, así como sus habilidades básicas para sobrevivir a la revolución que actualmente rige en el mercado.

De esta forma, el Senior HR Business Partner en Sanofi Iberia, destaca la importancia de dirigir con pasión, de desarrollar la autorresponsabilidad, de tener la capacidad para transmitir y emocionar, de adquirir la actitud apropiada, lo cual es "más importante" que tener talento; o de asumir el fracaso como un aprendizaje/oportunidad de cambio, entre otros muchos aspectos.
1 2 3 4 5 6 7 8 9
entrevistas  |  reportajes  |  almuerzos  |  tribunas  |  noticias  |  proveedores  |  nombramientos  |  estudios  |  agenda  |  libros  |  el equipo  |  enlaces  |  mapa web

© 2007 CUSTOMMEDIA S.L. edita EQUIPOS Y TALENTO  |  Equipo de redacción  |  Contacto  |  Política de privacidad

Av. Diagonal, 463 bis 5ª planta, Barcelona 08036  Tel. 93 4195152  Fax. 93 4101755