Revista digital
El sector > 08/10/2021

Es el momento de cambiar las estrategias de compensación para ser más eficaces y eficientes

Compensa Capital Humano da servicio a 500.000 empleados distribuidos en 26 países.

Compensa Capital Humano presta de forma integral sus servicios en el ámbito de la consultoría, tecnología y outsourcing para mejorar la eficacia y eficiencia retributiva y corporativa de las empresas, acompañándolas en la redefinición y digitalización de todos los elementos de su Propuesta de Valor para cada uno de sus profesionales. Con 17 años de experiencia, 130 profesionales y oficinas en Barcelona, Ciudad de México, Madrid y Palma da servicio a 500.000 empleados distribuidos en 26 países, pertenecientes a más de 200 empresas.

¿A qué retos se enfrenta Compensa Capital Humano como organización en este nuevo curso que acaba de empezar?

Como organización, comenzamos con mucha ilusión este curso dado que las oportunidades que tenemos por delante son espectaculares. Desde el punto de vista de negocio, por las grandes oportunidades que brinda el nuevo entorno económico y empresarial. Pero, sobre todo, por la entrada de Howden en nuestro accionariado hace un año, lo que, además de permitirnos dar un salto exponencial en nuestros planes de crecimiento, expansión internacional y el desarrollo de nuevos modelos de negocio, garantiza poder continuar prestando un valor diferencial a nuestros clientes y sus empleados, en un momento delicado donde se ha evidenciado que es necesario revisar las políticas de atracción, motivación y vinculación.

¿Cuáles son las premisas de su visión como consultora para la dirección de personas?

Todo ha cambiado y tenemos que pagar mejor. Es el momento de introducir cambios estructurales en nuestras estrategias de compensación para ser más eficaces y más eficientes que nunca. Nos enfrentamos a un nuevo modelo de relación laboral donde el principal protagonista es la persona en un momento económico que exige la máxima eficacia y eficiencia en las políticas de compensación total.

Poniendo el foco en el empleado, como organización tenemos que identificar qué elementos de la propuesta de valor son válidos para atraer, motivar y retener a cada uno de los profesionales y qué elementos no lo son. También debemos alcanzar una mayor eficiencia retributiva, maximizando el valor que percibe el empleado por cada uno de los elementos con los que le retribuye la organización y, en su conjunto, por su decisión de trabajar con nosotros. Pero, además, tenemos que trabajar desde el punto de vista organizativo, interno, a través de la digitalización de los procesos existentes y gestionar todos los elementos con un análisis de los datos certero que nos permita conocer la tasa de retorno de todos los elementos de la compensación, dineraria, beneficios y salario emocional.​

¿Cómo ayudan a las empresas a alcanzar el objetivo de conseguir una compensación más eficaz y eficiente?

Como empresa, no podemos gastar ni un solo euro que no sea percibido como parte de la compensación total de cada uno de los empleados por no ser conocido o por no adecuarse a sus necesidades personales y familiares. Todas las empresas tienen una Propuesta de Valor de la Organización (PVO) diferenciada, pero lo habitual es que los profesionales desconozcan o infravaloren los elementos que la componen. En estos casos, el retorno en términos de satisfacción, productividad y retención es claramente deficiente. Y cada empresa y cada persona es diferente y cambiante. Por ello, colaboramos con las empresas aportando nuestra experiencia y conocimiento en definir cuáles han de ser los elementos que conforman la propuesta de valor de la organización para conseguir la máxima eficacia de estos beneficios o medidas y políticas.

Tenemos que diseñar una propuesta de valor mixta, donde el foco está en la oficina y en el domicilio del empleado

Creamos canales de comunicación bidireccional con cada empleado, de forma personalizada, para que conozca todo lo que le proporciona la empresa con una visión holística y personalizada de la compensación total, preguntándole y escuchándole. Además, proporcionamos herramientas para que personalice su retribución adecuándose a sus necesidades en el ámbito de los beneficios sociales y las medidas de flexibilidad temporal y espacial, que eliminan los costes internos de las direcciones de Recursos Humanos mediante su digitalización.

Después de la pandemia, ¿cómo deberían organizarse las empresas y qué necesidades encontrarán?

Afortunadamente, parece que lo peor ha pasado y las empresas debemos adecuarnos a las nuevas necesidades organizativas que se han puesto al descubierto este año y medio. Antes de la pandemia, las empresas diseñábamos la propuesta de valor de los empleados cuando estos acudían a la oficina y determinadas políticas vinculadas a la flexibilidad temporal (jornadas reducidas, horarios flexibles, etc.) y espacial (trabajo en remoto) eran, pese a su importancia, seguidas por pocas empresas.

Debemos alcanzar una mayor eficiencia retributiva, maximizando el valor que percibe el empleado

El bienestar del empleado era un tema secundario, donde muy pocas empresas implantaron temas de salud física. Ahora, tenemos que diseñar una propuesta de valor mixta, donde el foco está en la oficina y en el domicilio del empleado, teniendo que ampliar los beneficios y las políticas para conseguir este fin, poniendo el foco en la seguridad y la salud física, mental y financiera de los empleados. Y todo ello, como he comentado antes, mediante la personalización de esta propuesta para cada empleado buscando la mayor eficacia y eficiencia en todo lo que planteemos.

¿Considera que queda camino por recorrer en la digitalización de los procesos de gestión de personas?

La digitalización de todos los procesos de Recursos Humanos en su relación con los empleados es una obligación. Por un lado, tenemos que poner al empleado en el centro de la organización dándole los servicios que demanda de una forma fácil y amena, mejorando su experiencia como usuario de toda su propuesta de valor, de forma permanente y con una comunicación bidireccional. Por otro lado, tenemos que mejorar la eficiencia de los procesos internos transformando a los departamentos de Recursos Humanos en consultores y analistas de la información de que disponen, eliminando las tareas administrativas y burocráticas.

Teniendo en cuenta el volumen de clientes y empleados con los que están trabajando actualmente, ¿cómo les ayudan en el análisis de los datos?

Así es, en Compensa trabajamos con un gran volumen de datos y es por ello que hace un tiempo que hemos apostado por ir un paso más allá de la estadística descriptiva y, actualmente, estamos trabajando en técnicas de aprendizaje automático para llegar a predecir ciertos comportamientos de los colaboradores de nuestras empresas cliente. Somos consultores y esta información nos permite ayudarles en la toma de decisiones, siempre basadas en los datos. Podemos argumentarles la necesidad de ampliar su catálogo de productos dentro del Plan de Retribución Flexible, detectar líderes, trasmitirles el impacto del teletrabajo en sus colaboradores o realizar un análisis sobre diferencias salariales.

Compartir en:
  • linkedin share button
entrevistas  |  reportajes  |  almuerzos  |  tribunas  |  noticias  |  proveedores  |  nombramientos  |  estudios  |  agenda  |  libros  |  el equipo  |  enlaces  |  mapa web

© 2007 CUSTOMMEDIA S.L. edita EQUIPOS Y TALENTO  |  Equipo de redacción  |  Contacto  |  Política de privacidad

Av. Diagonal, 463 bis 5ª planta, Barcelona 08036  Tel. 93 4195152  Fax. 93 4101755