EL SECTOR

Nicolás Ramilo, director general de Great Place to Work® España

 

¿Qué hace que una compañía sea una de las ‘Mejores Empresas para Trabajar’, siendo así incluida en el ranking Best Workplaces que elabora anualmente Great Place to Work®? ¿Qué ventajas supone contar con una fuerte cultura en la empresa, la cual mide Great Place to Work® a través de su Trust Index©? Estas son las preguntas a las que ha dado respuesta el director general de la compañía en España, Nicolás Ramilo, en una entrevista concedida en exclusiva a Equipos & Talento.

Nos encontramos en un momento en el que las organizaciones están evolucionando en la forma de gestionar a sus equipos, al tiempo que deben lidiar con su propia transformación digital y cultural. ¿Qué papel tiene el modelo de liderazgo inspirado por la cultura de la compañía para lograr esa transformación corporativa?


La transformación que estamos viviendo, la disrupción tecnológica y la aparición de nuevos mercados están obligando a sus líderes a mirar al entorno desde una perspectiva distinta. Sin embargo, en estos cambios globales, más relacionados con la cultura que con la tecnología, hay una premisa que permanece y sobre la cual tenemos que asentar todo lo demás: las personas.

«La diversidad debe ser vista como una fuente de creatividad y de generación de nuevas ideas»

Los líderes que han sabido encauzar la transformación estructural en paralelo al crecimiento de sus personas están facilitando el camino a la innovación para que esté realmente integrada en su cultura; están maximizado el potencial humano de su organización y contemplando la diversidad con una fuente de creatividad y de generación de nuevas ideas.

Nos dirigimos hacia un futuro en el que las organizaciones deben ser fluidas, flexibles, ágiles… ¿Cómo seleccionar, formar y desarrollar a sus profesionales para que acompañen e impulsen este cambio?


Desde Great Place to Work® hemos comprobado que lo que antes bastaba para ser un gran lugar de trabajo ya no es suficiente. Los mejores lugares de trabajo no son grandes para las personas que experimentan una cultura menos que excelente. Y tampoco son grandes para las organizaciones en sí. Nosotros añadimos la ‘Maximización del Potencial Humano’ a los cimientos que forman la confianza, e incluimos los valores y el liderazgo efectivo como otros componentes clave. La innovación, la agilidad, fluidez y crecimiento financiero son el resultado de que todas piezas estén en su lugar. Atraer y retener el talento que impulse este cambio de paradigma pasa por la construcción de grandes lugares de trabajo para todos: organizaciones que son mejores para el negocio, mejores para las personas y mejores para la sociedad.

«Las empresas se enfrentan a un imperativo empresarial para crear un gran lugar de trabajo de forma consistente»

Para darse cuenta del potencial de todos los empleados es necesario que estos tengan una gran experiencia en el trabajo, independientemente de quiénes sean o qué hagan para la organización. De esta manera, todas las personas llegarán motivadas al trabajo, dispuestas a colaborar, adaptarse y a aprender, a darlo todo por la organización para seguir avanzando. En este sentido, las empresas se enfrentan a un imperativo empresarial para crear un gran lugar de trabajo de forma consistente.
Para aprovechar el potencial de cada empleado, que hemos descubierto y que es clave para impulsar el crecimiento de la empresa, debemos asegurarnos de que los nuevos empleados no solo se sientan seguros para aprovechar su talento y su potencial, además tienen que poder ser ellos mismos en un entorno de confianza. De esta manera, se asumirán riesgos y se sentirán más involucrados en el lugar de trabajo, lo que impulsará un rendimiento empresarial excepcional.

La diversidad, entendida como la integración en la empresa de un conjunto de personas que sean representativas de la sociedad en la que está inmersa, es un concepto en auge por el valor que puede aportar a las organizaciones. ¿Cómo gestionar perfiles y necesidades tan diferentes para que remen todos juntos en la misma dirección?


Hoy día, el motor esencial para impulsar la ventaja competitiva de las organizaciones pasa por el compromiso, la pasión, la energía y la creatividad que aportan las diferencias. Es obvio comprender que una mayor diversidad ayuda a las compañías a tener mejores ideas, más habilidades complementarias para ejecutar más rápido, o a comprender y a satisfacer mejor las necesidades de un segmento más amplio de clientes. Sin embargo, hay una brecha en cómo llevarlo a cabo.

«Los grandes líderes ven la innovación y la diversidad como algo entrelazado»

Los grandes líderes ven la innovación y la diversidad como algo entrelazado, y no desarrollan programas o iniciativas separadas. Para gestionar perfiles con necesidades, expectativas e intereses distintos -no olvidemos que ya en las organizaciones españolas conviven hasta cinco generaciones diferentes- se precisa un enfoque estratégico. La estrategia basada en la diversidad y la inclusión tiene que venir de lo más alto, del CEO de la organización.
Tenemos ejemplos dentro de las ‘Mejores Empresas para Trabajar’ donde el CEO preside el Consejo de Diversidad e Inclusión de la compañía. Ellos nos cuentan que la clave para acometer una transformación cultural exitosa consiste en el impulso de equipos que abarcan género, generaciones, culturas, países y roles de trabajo, que se comprometen con la necesidad de innovar rápidamente y comprenden que tienen la responsabilidad y la oportunidad de resolver problemas aportando su perspectiva.

Desarrollo y confianza tienen como resultado una apuesta por la innovación por parte de todos los ámbitos de la empresa. ¿Cómo potenciar esta apuesta? ¿Cómo vehicularla para que contribuya a los resultados de negocio?


En Great Place to Work® hemos aprendido que el primer paso en el camino hacia la innovación pasa por poner el foco en la cultura de la organización. En un estudio a 800 compañías de diferentes sectores, y analizando la opinión de 500.000 empleados y empleadas, encontramos que la mayoría de las empresas exitosas son aquellas que implican a toda su gente en el proceso de innovación. Nosotros llamamos a este concepto ‘Innovation By All’ donde cada persona se encuentra inspirada para innovar, sin importar quién es o qué hace para la organización.

«El primer paso en el camino hacia la innovación pasa por poner el foco en la cultura de la organización»

Las compañías que construyen lo que nosotros hemos denominado ‘Culturas de Innovación' generan ideas de mayor calidad, con mayor rapidez en la implementación y alcanzan más agilidad. Nuestros estudios muestran que estas compañías están incrementando hasta 5,5 veces su volumen de facturación respecto a sus competidores, quienes están llevando a cabo un enfoque menos inclusivo hacia la innovación.
Descubrimos también una nueva métrica que permite a las compañías medir su fuerza e influencia en el motor de la innovación. Lo denominamos Ratio de Velocidad de Innovación. Este indicador refleja cuántos empleados experimentan de manera consistente oportunidades para innovar, frente a aquellos que carecen de ellas, o incluso se transforman en amenazas para el proceso de Innovación.

«Las empresas con ‘Culturas de Innovación' generan ideas de mayor calidad y elevan hasta 5,5 veces su volumen de facturación»

Los ‘Grandes Lugares de Trabajo’, que cada año reconoce Great Place to Work®, están superando a la competencia al repensar su estrategia de innovación e inspirar a todo los empleados a participar en el proceso. Gracias a este modelo de ‘Cultura de Innovación’, las ideas más innovadoras provienen de toda la organización, no solo de un equipo de I+D aislado. Puede parecer caótico que todos tengan la facultad de proponer nuevas ideas, pero nuestros estudios reflejan que en el enfoque inclusivo y dinámico de la innovación, todos crean, todos están conectados y todos contribuyen al éxito de la organización.

Para que una empresa sea incluida en el ranking Best Workplaces debe superar dos cuestionarios, el Trust Index© y Culture Audit©. ¿Cómo funciona y qué significa lograr un buen resultado en estos indicadores?


Great Place to Work® lleva más de 30 años colaborando en la generación de modelos de negocio altamente competitivos asentados sobre un factor clave: la confianza de los empleados hacia sus líderes y hacia su compañía.
La confianza es, por tanto, un indicador de negocio y, como tal, debe tratarse. En este sentido, nuestro Trust Index© ofrece un completo cuadro de mando para identificar el estado actual de la cultura de tu empresa. Puedes observar el grado de compromiso de tus empleados, qué demandan, qué valoran y en qué grado están dispuestos a aportar lo mejor de sí mismos para alcanzar los objetivos de la empresa. Por tanto, medirse permite la posibilidad de anticipar los riesgos y fortalezas para conseguir tus retos estratégicos.
Además, el Trust Index© de una empresa permite a la dirección identificar la predisposición de sus equipos para acometer proyectos estratégicos y, en consecuencia, ejecutar acciones eficientes de crecimiento cultural orientado a resultados de negocio. De hecho, los resultados están ahí: las compañías con un Trust Index© superior a 80 puntos generan retornos financieros hasta tres veces superiores a sus accionistas, que las empresas con un Trust Index© menor.

«Alcanzar un Trust Index© superior a 80 puntos genera retornos financieros mayores»

Por otro lado, nuestro Culture Audit© recoge la visión de la organización permitiendo identificar acciones concretas para la evolución de la cultura de la compañía. El Culture Audit© se realiza directamente con la Dirección y Recursos Humanos recogiendo con precisión las políticas y prácticas que se están desarrollando para crear un excelente lugar de trabajo, que esté alineado con los objetivos de negocio y, en consecuencia, contribuyan al éxito de la compañía.
Como espectadores de estos diagnósticos, observamos con cautela e intentamos inspirar a los Comités de Dirección a aspirar a una mejor gestión de su negocio, gracias a una mejor gestión de las personas.

¿Qué aspectos deben tener presentes para ayudar a que sus empresas sean el mejor lugar para trabajar?


A través del análisis de las mejores prácticas de las compañías que cada año participan en nuestro ranking Best Workplaces, identificamos proyectos de transformación cultural que están sucediendo dentro de las empresas, y en las que Great Place to Work® está poniendo el foco.
Por ejemplo, atraer y comprometer al mejor talento ha sido posiblemente el mayor reto de las empresas, algo especialmente crítico en el caso de los perfiles tecnológicos (Big Data, desarrolladores, analistas…). Las empresas son ya muy conscientes de la importancia de desarrollar una marca empleadora atractiva para sus potenciales candidatos.

«Una buena experiencia de empleado genera experiencias de cliente positivas»

Por otro lado, es un hecho que una buena experiencia de empleado genera experiencias de cliente positivas. Esto ha provocado que los proyectos orientados a mejorar la experiencia del empleado proliferen en las compañías, cambiado el enfoque hacia la búsqueda de los momentos clave del empleado por encima de los procesos.
Asimismo, las organizaciones son cada vez más conscientes de la necesidad de apoyarse en datos concretos para tomar decisiones, construir modelos complejos que analicen en profundidad iniciativas y resultados en negocio, para poder predecir comportamientos y modelos de gestión realmente eficaces para desarrollar una estrategia sólida. Por ello, más allá de indicadores clásicos como la rotación, el absentismo o KPI que permitan analizar la eficacia de una acción formativa, el objetivo es generar una herramienta analítica del desarrollo de personas conectada a los objetivos de negocio.

¿Qué supone posicionarse en el mercado laboral como ‘La Mejor empresa para trabajar’, gracias a ser incluida en su ranking anual Best Workplaces?


Las empresas que logran posicionarse como ‘Mejores Empresas para Trabajar’ dentro de nuestro ranking Best Workplaces son organizaciones que ha emprendido el camino del liderazgo eficiente en esta era de transformación, analizando lo que sus personas necesitan para tener éxito y midiendo cómo los pasos dados van poniendo a las personas del lado de los objetivos.

«Ser una de las ‘Mejores Empresas para Trabajar’ dentro del ranking Best Workplaces que elabora Great Place to Work® supone haber emprendido el camino del liderazgo eficiente»

Las ‘Mejores Empresas para Trabajar’ han entendido que, independientemente de las amenazas del mercado, la ventaja competitiva no va a ser la tecnología, la trayectoria histórica en el mercado o la propiedad intelectual, va a ser el grado en el que el capital humano exprese su talento. Y esto únicamente está sucediendo en aquellas organizaciones que están construyendo una cultura de la alta confianza, generando unos niveles de rendimiento y competitividad cinco veces superiores a los de sus competidores. La cultura de los Best Workplaces está cambiando las reglas del juego.

entrevistas  |  reportajes  |  almuerzos  |  tribunas  |  noticias  |  proveedores  |  nombramientos  |  estudios  |  agenda  |  libros  |  el equipo  |  enlaces  |  mapa web

© 2007 CUSTOMMEDIA S.L. edita EQUIPOS Y TALENTO  |  Equipo de redacción  |  Contacto  |  Política de privacidad

Av. Diagonal, 463 bis 5ª planta, Barcelona 08036  Tel. 93 4195152  Fax. 93 4101755