Revista digital
El sector > 08/10/2021

¿Cómo tienen que asumir las empresas los gastos del teletrabajo?

Victoria Miravall, Payroll & HCM Product manager de Wolters Kluwer Tax & Accounting España

Desde la aprobación, el pasado 9 de julio, de la Ley 10/2021 de trabajo a distancia o teletrabajo, las empresas tienen la obligación de hacerse cargo de los gastos que los empleados tienen mientras realizan sus funciones desde casa. El Gobierno ha dado un plazo a las compañías para adaptarse y hasta este mes de octubre no se aplicarán sanciones en caso de incumplimiento. Pero ¿cómo van a pagar las empresas estos gastos? Con la nueva ley, el teletrabajo se convierte en un nuevo concepto salarial que ha de aparecer como tal en las nóminas de sus trabajadores. ¿Están preparadas las empresas para este cambio inminente?

Ahora mismo no existen números claros de a cuántos trabajadores afectará la normativa. Antes de la pandemia, en 2019, los empleados que trabajaban a distancia en España no llegaban al 4 %, muy por debajo de los porcentajes de otros países europeos, como Países Bajos (14 %), Finlandia (13,3 %) o Luxemburgo (11 %). La pandemia del Covid-19 cambió drásticamente la situación, y el teletrabajo se convirtió en la opción mayoritaria para un gran número de empresas de cara a mantener su actividad. Según datos de Adecco Group Institute, casi tres millones de empleados llegaron a teletrabajar en España en pleno pico de la pandemia, un 15 % del total de ocupados. En el segundo trimestre de 2020, el teletrabajo alcanzó el 43,4 % en las empresas españolas, según la Encuesta de Población Activa (EPA) del INE. De todas formas, fue una realidad que no se mantuvo y el uso del teletrabajo en las empresas o instituciones descendió en 2021 prácticamente a la mitad en comparación con 2020, hasta un 17,2 %, según se desprende del estudio “Condiciones de trabajo y salud tras un año de pandemia”, elaborado por Istas-CCOO y la Universitat Autònoma de Barcelona. Según datos de la EPA, todavía se trabaja más en casa que en época prepandemia, pero el teletrabajo se ha vuelto más ocasional que durante la emergencia sanitaria y se ha reducido el número de trabajadores que realizan teletrabajo permanente, aumentando un modelo híbrido de trabajo presencial y desde casa.

En septiembre de 2021, nos hemos encontrado ante una vuelta prácticamente generalizada a las oficinas y ante distintas maneras de plantear este retorno por parte de las empresas, si bien en la mayoría de los casos ha primado un modelo 2+3 o 3+2 que combina la presencialidad y el trabajo a distancia.

Sea cual sea el modelo de trabajo que adopten las empresas, en el caso del teletrabajo habrá que cumplir de forma obligatoria con la normativa relativa a los gastos derivados de esta realidad laboral.

El teletrabajo como nuevo concepto salarial

En esta situación de modelos híbridos, ¿hay que pagar los gastos a los trabajadores? Según la Ley 10/2021 esta obligación será de aplicación siempre y cuando el teletrabajo implique un mínimo del 30 % de la jornada laboral. Por otro lado, la norma recoge la obligación de enumerar los gastos, cuantificarlos y establecer el momento y forma de abono al trabajador, entre otras responsabilidades. Todos los trabajadores que hagan un mínimo de día y medio de teletrabajo a la semana tienen derecho a recibir dicha compensación por los gastos del trabajo a distancia. El problema en muchas empresas surge cuando este pago está a expensas del pacto entre empresa y trabajadores en la negociación colectiva, ya que en muchos casos los trabajadores no tienen representación sindical y es un tema que se queda sin tratar o cuesta mucho llegar a un acuerdo entre las partes.

A nivel práctico, los gastos de teletrabajo son una partida salarial cuya naturaleza se tiene que comunicar a la Seguridad Social con el fin de categorizarla; en este caso, se ha creado una nueva categoría denominada “gastos de teletrabajo” (número 62), como un concepto que no cotiza a la Seguridad Social y sobre el que aún existen dudas de su tributación en el IRPF. Es importante que este cambio en las nóminas se incorpore también en los programas de software de forma automatizada. Muchas empresas que ya estaban pagando estos gastos lo tenían que introducir manualmente, pero con esta nueva partida y su incorporación en las soluciones de software de nóminas se facilita el trabajo de los departamentos de Recursos Humanos y asesorías y permite un mayor control sobre la implantación del teletrabajo y el cumplimiento de la ley de trabajo a distancia.

No hay datos oficiales de cuántas empresas ya han empezado a pagar este concepto a sus trabajadores, pero a partir del 1 de octubre la Administración puede sancionar a las que no lo hagan. Sin lugar a duda, será complicado tener un control exhaustivo de este pago, porque no se puede comprobar que el empleado está en remoto, pero los trabajadores pueden tener herramientas jurídicas para hacer prevalecer sus derechos en este sentido y es fundamental simplificar estos procesos en todos los ámbitos para facilitar su cumplimiento.

Compartir en:
  • linkedin share button
entrevistas  |  reportajes  |  almuerzos  |  tribunas  |  noticias  |  proveedores  |  nombramientos  |  estudios  |  agenda  |  libros  |  el equipo  |  enlaces  |  mapa web

© 2007 CUSTOMMEDIA S.L. edita EQUIPOS Y TALENTO  |  Equipo de redacción  |  Contacto  |  Política de privacidad

Av. Diagonal, 463 bis 5ª planta, Barcelona 08036  Tel. 93 4195152  Fax. 93 4101755