Revista digital

Me motiva el hecho de aprender, crecer, hacer cosas nuevas e impulsar cambios

María Gómez Herrero Directora Territorial Centro – Canarias de Tk Elevator

María es titulada en Ingeniería Técnica Industrial por la Universidad Politécnica de Madrid y comenzó su recorrido en TK Elevator en 2006, compañía que le ha permitido desarrollarse y conocer numerosas empresas y mercados en el sector de la elevación. Actualmente asume el reto de liderar la dirección territorial Centro Canarias.

¿Cómo llega una a ser directora territorial de una gran multinacional como TK Elevator?

Mi recorrido en TK Elevator comenzó en 2006 como ingeniera de mejoras de la compañía, en ese momento me atrajo el nombre del puesto. Me encantaba la idea de tener el reto de modernizar nuestros procesos y de participar en un proyecto de largo recorrido en una empresa de gran éxito. Es verdad que mi formación es muy variada - me titulé como Ingeniera Técnico Industrial en la Universidad Politécnica de Madrid – pero después, con el apoyo de la empresa, tuve la oportunidad de completar mi formación y desarrollo, pero también debo decir que me he encontrado a personas que han creído en mí de las que he podido aprender mucho.

En este camino he tenido la suerte de que TK Elevator me diera muchas oportunidades de crecer internamente, tanto nacional como internacionalmente, lo que me permitió conocer numerosas empresas y sus mercados en el sector de la elevación. Así me hice cargo de la delegación de Madrid Centro Sur hasta asumir actualmente el reto de liderar la dirección territorial Centro Canarias.

 

¿El desarrollo del talento y el crecimiento pasa por la formación continua?

Soy una persona que me auto exijo constantemente. Me motiva el mero hecho de aprender, de crecer, hacer cosas nuevas, impulsar cambios. Siempre me ha gustado. Creo que la empresa reconoció este aspecto como algo valioso, y creo que esto ha sido fundamental para mi crecimiento. Así me ha dado la oportunidad de formar parte del programa de talento interno que desarrolla TK Elevator para detectar e impulsar la carrera de sus empleados. La mejora continua es una filosofía de vida que nos permite afrontar el nivel creciente de exigencia de nuestro entorno, pero en este proceso, el apoyo de las compañías es primordial. Yo he tenido la suerte de siempre haber sido consciente de esto, y he aprovechado bien las oportunidades que me han dado, aunque supusieran un gran esfuerzo en ciertos momentos.

Sobre todo mi etapa profesional como delegada me permitió conocer nuestro negocio a fondo y profundizar en la gestión de equipos. Aquí tuve la enorme suerte de encontrarme con magnificos profesionales. Sin duda estoy aquí gracias a ellos: a los técnicos que me han enseñado cómo mejorar y hacer más fácil sus tareas para dar un mejor servicio, a los gestores de cuentas que me enseñaron a negociar y a escuchar a nuestros clientes o a los jefes de servicio que me enseñaron las claves operativas del negocio. Todo este apoyo ha sido fundamental para mi desarrollo, así como el de mis responsables que siempre han confiado en mí dándome nuevos retos. En definitiva, soy muy afortunada porque he tenido a mi alrededor un gran equipo humano con el que he podido acometer retos y crecer dentro de la empresa.

 

¿Qué le dirías a una mujer que acaba de empezar en una compañía y quiere crecer?

Le diría que aproveche las oportunidades y que sea ambiciosa. A primera vista, puede que las oportunidades que te ofrecen no te convenzan o creas que no son para ti, pero creo que todas tienen detrás un aprendizaje. Nunca va a ser cómodo o fácil, y aunque esta no sea la posición que esperabas o que imaginabas, es parte importante del viaje. Estoy convencida de que si quieres una carrera donde al final asumas responsabilidades, tienes que estar dispuesta a salir de tu zona de confort y esto, a veces, implica decir que sí a retos que a priori no son atractivos o tienes dudas de poder acometerlos. Hay que ser valiente, estar dispuesta a exponerse, a hacer cosas nuevas, a equivocarse. Recomiendo ir con la mente abierta. No es bueno viajar con un billete cerrado, porque a lo mejor se te cruzan destinos interesantes y no puedes perdertelos.

 

Hablas de ser ambiciosa, ¿crees que algunas mujeres renuncian a ciertas oportunidades por problemas de conciliación?

A veces parece que en la vida hay momentos donde tienes que elegir entre enfocarte en tu vida personal y familiar o en tu vida profesional, pero yo creo que no hay por qué renunciar a nada. Lleva mucho esfuerzo en algunos momentos, pero se puede conseguir con ayuda y con flexibilidad. El papel de las empresas para fomentar la conciliación reside en confiar en la capacidad de su gente, porque nadie va a dejar de ser un excelente profesional porque un día necesite dos horas para atender a sus hijos o a sus mayores. Debemos dar confianza y responsabilidad para que las personas se comprometan a fondo con su papel.

Por eso, la ambición como la entiendo, en un sentido constructivo, debe llevarte a no renunciar a nada gracias a la flexibilidad. Perdemos mucho talento si planteamos esta elección. Con mucho esfuerzo, se puede llegar a lo que cada uno se proponga. Pero, antes de nada, debemos dejar de pensar que la conciliación es un asunto de mujeres. Es un asunto de todos. No es exclusivo de las mujeres ni del periodo maternal, cada vez hay más personas con obligaciones familiares de todo tipo. Nuestro deber social es dar un soporte adecuado para que el empleado pueda aunar todas sus obligaciones, manteniendo su compromiso y responsabilidad con la compañía.

 

¿Queda mucho por hacer en este sentido?

Sí, creo que todos nos tenemos que apoyar en esto. Nosotras, las mujeres, debemos intentar no caer en las trampas que nos ponemos nosotras solas de manera inconsciente. Debemos romper los clichés y ver que no tenemos por qué elegir entre trabajo o familia. No podemos hacerlo todo solas en cuanto a nuestras obligaciones familiares. Hay que elegir prioridades. No es importante que seas tú misma la que prepara el material escolar de tus hijos por ejemplo, pero sí lo es estar presente el día de la graduación escolar. Si eso es importante para ti, debes buscar un equilibrio siempre atendiendo a tus responsabilidades y teniendo la satisfacción de una carrera profesional enriquecedora. Y la buena noticia es que esto no es exclusivo de las mujeres, los compañeros varones también quieren este equilibrio, estar presentes en las rutinas familiares. Debe dejar de hablarse de conciliación enfocado a un entorno femenino. Y allí volvemos al tema de la flexibilidad que mencionaba antes. Las empresas en este sentido tienen que facilitar y acompañar el cambio social que se vive. Se está volviendo una cuestión estratégica que tiene un retorno claro. Las compañías que quieren atraer el talento y fidelizar a sus empleados tienen que estar acorde con los tiempos.

 

¿Crees que el último año que hemos vivido ha ayudado en este sentido?

Por lo menos nos ha enseñado que se puede. La pandemia ha acelerado los cambios que se estaban dando ya y ha ayudado en esta transición hacia la digitalización. Nos hemos acostumbrado a ser más tecnológicos, pero debemos serlo con inteligencia, usar la tecnología como un recurso más. El reto que nos queda ahora es conseguir este ajuste hasta recuperar una cierta normalidad. Compartir momentos en la oficina es también muy importante para la comunicación, sobre todo para las nuevas incorporaciones que tienen que asimilar nuestra cultura. Queramos o no, hay ciertas cosas que se aprenden o resuelven mientras compartes un café. Tener cercanía con nuestros clientes tampoco puede sostenerse siempre en versión digital.  En el equilibrio está la clave.

 

¿Se les ve con otros ojos a las mujeres jefas? ¿Cómo lo haces tú con tu equipo?

Hay muchos prejuicios todavía, porque aún algunas mujeres dirigen siguiendo roles masculinos. Creo que cuando tú no eres tú misma dirigiendo, se acaba notando y se cometen errores. No se genera el compromiso necesario. Cada persona, hombre o mujer, debe ser uno mismo. Confiar en nuestras habilidades tal y como somos, trabajando siempre por mejorarlas. Un buen jefe, independientemente de su sexo, debe ser un facilitador y estar a disposición de su equipo. Debe dar cancha para equivocarse, pero sobre todo responsabilidad y fomentar la honestidad y la confianza. Además, considero que es primordial que vaya con las orejas abiertas para poder aprender de todas las personas que le rodean y ser capaz de detectar oportunidades. En este sentido la confianza es bidireccional, y tengo la suerte de tener un equipo de altísimo nivel, comprometido y muy profesional.

En definitiva, nuestra labor como dirección es hacer que las cosas pasen, provocar cambios y así mantener la organización viva, en crecimiento y orientada al cliente. Tenemos que ser capaces de ser impulsores y darle a cada persona el espacio necesario para crecer.

 

¿Estás involucrada en programas de mentoring o sueles compartir tu experiencia con otras mujeres?

Sí, estoy involucrada en algunas iniciativas que tienen que ver con fomentar las vocaciones tecnológicas entre las chicas porque son pocas las que estudian titulaciones técnicas, entre otras cosas porque les faltan referentes y por los sesgos inconscientes de género. Por eso he participado en sesiones de mentoring a estudiantes de ingeniería y algunas iniciativas tecnológicas orientadas a escolares. También me interesa mucho el tema de la orientación profesional e intento implicarme lo máximo posible y participar en charlas o foros de empleo que ayuden a nuestros jóvenes. Siempre que me lo piden, hago un hueco para participar.

Tengo la suerte de formar parte de una empresa que cuida de las personas, que se preocupa por su desarrollo, que da oportunidades y tengo claro que he llegado donde estoy y soy quien soy gracias a las personas con las que he compartido viaje profesional todos estos años y su generosidad para enseñarme tanto. Por eso ahora me toca a mí devolver esas oportunidades a otras personas, fomentar su desarrollo. Lo considero una obligación y una manera de agradecer a esta empresa las oportunidades que me ha dado.

 

 

Para más información:

www.tkelevator.com/es-es/

Twitter: @TKE_ES

Compartir en:
  • linkedin share button

También te interesa...

VER TODAS LAS ENTREVISTAS >
entrevistas  |  reportajes  |  almuerzos  |  tribunas  |  noticias  |  proveedores  |  nombramientos  |  estudios  |  agenda  |  libros  |  el equipo  |  enlaces  |  mapa web

© 2007 CUSTOMMEDIA S.L. edita EQUIPOS Y TALENTO  |  Equipo de redacción  |  Contacto  |  Política de privacidad

Av. Diagonal, 463 bis 5ª planta, Barcelona 08036  Tel. 93 4195152  Fax. 93 4101755