Revista digital
Entrevistas > 09/03/2022

Buscamos profesionales con ganas de aprender, flexibles, que nos reten a ir más allá

Delia Martínez, directora de Recursos Humanos de Nestlé España

Tras un par de años inmersos en un proceso de transformación cultural, Nestlé ya puede ver los frutos de ese esfuerzo con equipos más empoderados, ágiles y autónomos. Así nos lo explica Delia Martínez, su directora de Recursos Humanos, desde septiembre en España, quien destaca la apuesta de la organización por seguir creando empleo y fortaleciendo su marca empleadora para atraer al talento que necesitan para competir en un mercado como el de gran consumo, en el que no se puede bajar el ritmo y hay que innovar de forma constante.

Asumió el cargo de directora de RRHH de Nestlé España en septiembre tras una aventura de cinco años en la sede central en Suiza. ¿Cómo ha sido la vuelta? ¿Qué departamento se ha encontrado?

Sí, recién llegada de una posición en Suiza durante cinco años, que ha sido una aventura fantástica profesionalmente, me hice cargo del departamento. Yo ya había trabajado con este equipo un tiempo antes de irme a Suiza y al volver me encontré con un departamento al que Bárbara Arimont, mi predecesora, había transformado, sobre todo por la forma de trabajar. Es un equipo muy autónomo, abierto al cambio y enfocado al servicio interno, al empleado. Es un equipo extremadamente generoso, que me ayudó a ponerme al día de todos los cambios realizados durante mi ausencia, dedicaron su tiempo para ayudarme y eso demuestra la grandeza de estas personas. Tengo un equipo maravilloso.

 

¿Y con qué expectativas llegó usted al cargo?

Mi idea era escuchar y aprender. Y a partir de ahí poder definir con el equipo la visión estratégica de cara al futuro.

 

Llevan ya unos años inmersos en una transformación cultural. ¿En qué momento están?

Hemos avanzado mucho, pero, al final, una transformación de este tipo requiere tiempo, así que aún estamos trabajando en ello. Nos estamos centrando en que los equipos tengan mayor autonomía –el empoderamiento del que tanto se habla–, que actúen y trabajen de forma más ágil y, sobre todo, en tener en cuenta que en aquello que no se mide no puedes avanzar, por lo que queremos establecer objetivos muy concretos para medir su desempeño. Este es un trabajo continuo para que esas formas de trabajar estén ancladas y formen parte del día a día de los empleados.

 

Para conseguir esa transformación necesitan también nuevos perfiles en la organización. ¿Siguen reclutando? ¿Qué tipo de profesionales?

Sí, Nestlé es conocida por ser una compañía que genera empleo y eso nos llena de orgullo. Si tuviese que definir las competencias de los profesionales que buscamos serían la curiosidad, ganas de aprender, personas que estén dispuestas a ampliar su zona de confort, flexibles, gente que aporte diferentes puntos de vista, que rete nuestro modelo para poder ir más allá, y que vea en el error una oportunidad de aprender. Queremos personas que actúen y reaccionen de manera ágil, estamos en una empresa de gran consumo y no podemos bajar el ritmo. Con foco en el cliente, que no podemos perder nunca. Y que valoren trabajar en equipo en un ambiente de transparencia, de confianza. Todo esto es lo que queremos en las personas que trabajan en Nestlé, tanto en las que buscamos en el mercado como en las que ya están y ayudamos a desarrollarse.

 

Hemos innovado en la forma de atraer al talento en los procesos de selección con metodologías como escape rooms o los e-sports

¿Y dónde encuentran estos perfiles?

Estamos en un momento en el que son las empresas las que deben ir detrás de los candidatos, y no al revés. Nestlé tiene una fuerte política de desarrollo interno, por lo que, cuando vamos al mercado, solemos buscar profesionales junior, con poca experiencia, para que puedan crecer con nosotros. Son perfiles por los que hay mucha competencia, las habilidades que queremos que tengan suelen ser las mismas que quieren casi todas las empresas, pero, por suerte, tenemos un excelente programa para jóvenes graduados y somos atractivos para ellos. Además, nosotros hemos innovado en la forma de atraer talento. En los procesos de selección usamos metodologías muy dirigidas a ese target, como escape rooms o los e-sports. Son nuevos procesos de selección que han resultado muy interesantes. En los e-sports, los participantes debían superar diferentes pruebas de videojuegos, y los ganadores se unían por equipos para superar las pruebas finales, trabajando de forma colaborativa. La mejor forma de ver cómo trabaja una persona es observándola en su día a día, ya que a veces en una entrevista tendemos a ofrecer nuestra mejor versión. Pero en esta dinámica de videojuegos, ves su comportamiento real, cómo reaccionan ante el estrés, la frustración, la tensión, la incertidumbre… y puedes trasladar estos comportamientos al entorno laboral. Y el escape room es algo similar, con retos para los equipos en estas habitaciones para ver cómo solucionan problemas, cómo interactúan entre ellos, buscan alternativas, y eso es lo que hacemos laboralmente en el día a día.

 

¿Qué implica para su equipo de Selección la aplicación de estos nuevos procesos?

El equipo de Selección es muy especial, muy innovador, está formado por gente joven que ha experimentado estas dinámicas y sabe lo que pueden aportar. Es un equipo que siempre está proponiendo nuevas ideas.

 

Aplican las nuevas tecnologías en muchos de sus procesos, apostando por la innovación; pero sus claves como buen empleador no han cambiado, ¿verdad?

No, las bases no han cambiado al margen de que nuestros procesos hayan evolucionado. Diría que el “corazón” de Nestlé está igual. Una de las muchas cosas buenas de la compañía es que a largo plazo ha sabido atraer muy bien el talento de alto desempeño que crece en la organización. Ha tenido esta capacidad de atraer personas que encajamos y respetamos los valores de Nestlé. Y, sobre todo, algo que para mí es muy importante, el propósito de empresa. Te tienes que reconocer en ese propósito, y el de Nestlé es desarrollar todo el poder de la alimentación para mejorar la calidad de vida, de hoy y de las futuras generaciones. Compartir este propósito junto con unos valores muy fuertes con los que te sientes identificado es el éxito de Nestlé. Y eso no ha cambiado a lo largo de los años.

 

¿Qué papel tiene su modelo de liderazgo en la transformación de la organización?

Creo que el modelo de liderazgo se tiene que ir adaptando constantemente, porque lo que necesitabas hace unos años es diferente a lo que necesitas ahora. La pandemia ha resaltado y puesto foco en algunas necesidades que podíamos tener. Por ejemplo, la forma en la que lideras a tu equipo de manera virtual es muy diferente a cómo lo haces si los tienes a tu lado cada día. Y eso ha potenciado la confianza hacia el equipo y también nos ha hecho buscar nuevas fórmulas para mantener el vínculo a distancia. Los líderes tuvimos que entender que había que ser más flexibles y poner en marcha nuevas formas de trabajar que hasta ese momento no habían sido necesarias, porque, aunque sí que teníamos teletrabajo, no tenía la dimensión que tiene ahora. Antes era una opción a nuestro alcance, ahora es la forma de trabajar habitual dentro de la política que hemos establecido, que permite hasta el 50 % a la semana siempre con el acuerdo del manager.

 

Nuestra marca empleadora es muy potente y atrae candidatos allí donde estamos, tanto en puestos de oficina como de planta de producción

 

Últimamente, vemos cómo algunas empresas están apostando por nuevos modos de organización de la jornada. ¿Cómo se ven desde Nestlé?

Tengo mucha curiosidad por ver cómo funcionan algunos de los nuevos modelos que se están poniendo en marcha en otras organizaciones. Creo que el modelo híbrido funciona bien en culturas fuertes y bien enraizadas, en caso contrario es mucho más difícil que la productividad y la eficiencia se mantengan. Además, creo que el contacto presencial es importante, ayuda a estrechar lazos y comprender mejor al otro.

 

También se están oyendo demandas de profesionales que quieren trabajar totalmente en remoto, sin una presencia física en la oficina más que muy de vez en cuando…

Sí, es una demanda que se escucha en algunos colectivos. En los casos en los que se apuesta por el “remoto total”, creo que haría falta una gestión del talento más dinámica que implicaría que cada persona no estuviese adscrita a una área o departamento, sino que, dependiendo de las necesidades, iría de un equipo a otro, de un proyecto a otro, para aprovechar todas sus capacidades. Una movilidad total en la organización, trabajando con diferentes managers, compañeros y proyectos. Eso ayudaría a que se pusieran en valor sus habilidades y conocimientos a pesar de que no estuviera en la oficina de forma habitual.

 

Esa buena marca empleadora de la que hablábamos, ¿funciona también a la hora de reclutar empleados para sus plantas de fabricación?

Nuestra marca empleadora es muy potente y atrae candidatos allí donde estemos. Y eso se aplica tanto a puestos de oficina como a los de planta. Además, invertimos constantemente en nuestras factorías, tanto en el área de fabricación como en tecnología.
Y también los puestos de trabajo evolucionan y así sucede en nuestros centros productivos. Nuestros operarios actualmente intervienen menos en la línea de producción, pero deben conocer bien cómo funciona la máquina de manera integral y necesitan un conocimiento especializado para poder resolver incidencias

 

¿Es un tipo de puesto que atrae gente joven?

Si, desde luego, y además trabajamos y colaboramos con los centros educativos de la región ofreciendo opciones de prácticas profesionales. Además, nuestra filosofía es que la persona se desarrolle, aprenda y enriquezca a lo largo de su carrera profesional. En las fábricas se encuentran las personas que elaboran nuestro producto, son nuestra esencia y es donde está el corazón de Nestlé.

 

¿Qué proyectos destacaría de los que tienen en marcha?

Destacaría uno en concreto, que tiene vocación de permanecer en la organización, y es el de la transformación cultural. Es una iniciativa que requiere tiempo, pero donde ya vemos la evolución y cómo van cambiando las formas de trabajar. Es un proyecto ilusionante y en donde toda la compañía está participando.

Compartir en:
  • linkedin share button

Desde cerca

¿Qué es lo más importante que ha aprendido en su trayectoria?

Es más importante escuchar que hablar.

¿Cuál es el mejor consejo que le han dado?

Es tan importante enfocarte en lo que haces como en cómo lo haces.

Si pudiera aprender algo nuevo, ¿qué sería?

Profundizaría en las habilidades de coaching, porque me parecen muy poderosas.

Tres adjetivos que le definan

Flexible, inclusiva y conciliadora.

¿Cuáles son sus destinos de vacaciones favoritos?

Las playas cántabras, mi marido es de allí.

¿Cómo le gusta desconectar?

Leyendo.

¿Quién cocina en su casa?

Los dos, pero más mi marido, que tiene un don.

¿Qué le hace reír?

Las cosas cotidianas, sacar punta a las situaciones del día a día.

¿Cuál es su serie o película favorita?

“House”, y todas las de médicos y hospitales. Es mi profesión frustrada.

¿Cuál es para usted el colmo de la felicidad?

Que mi familia y amigos tengan salud y bienestar.

También te interesa...

 ALIMENTACION Y BEBIDAS
VER TODAS LAS ENTREVISTAS >
entrevistas  |  reportajes  |  almuerzos  |  tribunas  |  noticias  |  proveedores  |  nombramientos  |  estudios  |  agenda  |  libros  |  el equipo  |  enlaces  |  mapa web

© 2007 CUSTOMMEDIA S.L. edita EQUIPOS Y TALENTO  |  Equipo de redacción  |  Contacto  |  Política de privacidad

Av. Diagonal, 463 bis 5ª planta, Barcelona 08036  Tel. 93 4195152  Fax. 93 4101755