Revista digital
Entrevistas > 09/03/2022

Las empresas del futuro son aquellas en las que la palabra “sentir” esté más presente

Sandra Vidal, directora de Sostenibilidad de ABB

ABB es un grupo tecnológico pionero con una oferta integral para industrias digitales. Con una historia de innovación de más de 130 años, cuenta con cuatro negocios enfocados en el cliente: electrification, industrial automation, motion y robotics & discrete automation. ABB opera en más de 100 países y tiene unos 147.000 empleados, de los que unos 1.700 están en España. Y en un entorno industrial como el suyo, dan una prioridad absoluta al cuidado de la salud integral de sus profesionales, tal y como nos cuenta Sandra Vidal.

Han pasado de ser un departamento de Prevención a uno de Sostenibilidad. ¿Cómo surge esta transformación?

El departamento nace con el concepto de PRL, pero la propia evolución de la sociedad y de las compañías lo dejó anticuado, y la pandemia le dio el empujón que le faltaba. Ahora somos el departamento de Sostenibilidad, entendida como “cuidar” dentro de la empresas diferentes ámbitos, centrándonos en las personas, un aspecto que engloba un concepto de salud integral y la seguridad, por supuesto, y en el que colaboramos con RRHH en temas de diversidad e inclusión. También nos ocupamos de todo lo relacionado con el medio ambiente, incluyendo eficiencia energética, economía circular, con una visión más holística en la que no se pierde de vista la eficacia y rentabilidad de la compañía. Así que ahora hacemos muchas más cosas.

 

¿Qué ha supuesto para el propio departamento este cambio?

Para nosotros, como equipo, nos ha permitido especializarnos en las diferentes áreas que tratamos. Así, tenemos personas más especializadas en temas de seguridad y salud y otras con un perfil más medioambiental. Trabajamos bien en equipo, muy al unísono. Tenemos unos programas anuales en los que se definen muy bien los objetivos, con reuniones periódicas para ver cómo vamos, si es necesario cambiar algo porque no funciona… es algo muy vivo. Me siento muy afortunada trabajando en ABB y tengo un equipo estupendo.

 

Ha comentado que la pandemia le dio el espaldarazo final a la transformación…

Sí, ya veníamos trabajando cosas, de hecho, antes ya teníamos un servicio de apoyo psicológico para empleados y sus familias al que pueden acudir cuando lo creen necesario. Pero llegó la pandemia, con todos confinados, con problemas de salud propios o de las personas más cercanas, y el nivel de estrés y ansiedad subió mucho. Por lo que tuvimos que poner el foco en cómo medir y cómo ayudar al empleado a rebajar esta tensión y esta ansiedad. Así que la pandemia lo que hizo fue acelerar un proyecto que ya estaba en marcha.

 

¿Qué medidas destacaría de las implementadas?

Pues hemos implementado de manera oficial el trabajo híbrido, que para mí es una herramienta muy útil porque permite la conciliación personal y laboral, algo que todos los empleados valoran mucho. Y esta medida va unida a otra de desconexión, que consideramos básica, y más con el teletrabajo, en una empresa que tiene presencia en varios husos horarios como nosotros. También, fruto de lo que hemos vivido, hemos puesto en marcha el proyecto “BeHealthy”, que es una extensión lógica de otro que se llama “Are you ok?”, un programa de formación que comienza en la alta dirección y luego se ha ido implementando en cascada hacia abajo y que se centra en concienciar sobre la importancia de la salud mental y en eliminar el estigma que parece que este tipo de enfermedades tiene. Hay muchísimas enfermedades mentales que pueden afectar a las personas y no por ello son menos válidas y lo sano es que la gente lo diga abiertamente, con transparencia, porque no pasa nada. El programa da herramientas a los managers para saber afrontar las necesidades de sus equipos en este sentido y poder ayudar. Creo que es la primera vez que en la compañía se habla abiertamente de este tipo de patologías, sin tabúes, y es un primer paso muy importante.

 

La pandemia nos dio el empujón que faltaba para la transformación del departamento, que ahora agrupa todos los temas de sostenibilidad

 

Cuéntenos más sobre “Behealthy”, por favor...

Surgió tras la pandemia, cuando vimos que teníamos que hacer algo de forma telemática, porque estábamos casi todos en casa, y que impactase de forma real en nuestras personas. Analizamos qué preocupaba más al empleado y lo centramos en tres áreas: alimentación y nutrición, salud física y gestión emocional. También hicimos una encuesta para ver qué opinaban los empleados y qué les parecía necesario incluir en el programa y el feedback se incorporó al mismo.

Lanzamos el “BeHealthy” 1.0 y no funcionó porque no elegimos bien el partner que nos ayudó a ponerlo en marcha. Enseguida lo paramos y notificamos a todos que esto no era lo que creíamos que se merecían. Conseguimos un nuevo partner que entendió muy bien lo que queríamos, y construimos un programa muy simple, que es lo que mejor funciona en estos casos, con profesionales expertos en cada tema que tratamos y buenos comunicadores que consiguen que sus mensajes lleguen a su público.

Son doce meses y van rotando las tres temáticas. Cada mes se realizan varias actividades, como un webinar, abierto a todos, en el que se puede participar activamente con preguntas y comentarios, y a la semana siguiente se hace otra sesión para responder a las dudas que puedan haber surgido al poner en práctica los consejos o recetas que se indicaban. También lanzamos una newsletter con artículos relacionados, vídeos… diferentes contenidos y en diferentes formatos, pero todo online. Todo está recogido en un site en el que pueden acceder a los contenidos cuando lo deseen.

 

¿Qué acogida han tenido estas actividades?

Llevamos ya casi un año y el nivel de satisfacción es muy alto según las encuestas que hacemos tras cada actividad. Lo que más ha interesado ha sido la alimentación, con mucha diferencia. Hemos pasado tanto tiempo en casa y con una vida tan sedentaria que a la gente le preocupa alimentarse bien y estar sana. Por otro lado, es curioso que la parte de salud mental, que quizá esperábamos que fuese la más demandada, no lo haya sido. Creo que aún existe una cierta vergüenza a la hora de hacer públicos este tipo de problemas y enfermedades. Sigue habiendo un estigma y tenemos que trabajar mucho sobre ello, conseguir que la gente se sienta cómoda hablando de ello.

 

Para conseguir ese objetivo, ¿cree que es una cuestión de cultura de empresa o del manager?

Creo que es algo social, pasa en todos los ámbitos, si una persona va al psicólogo no suele contarlo a su familia o a sus amigos. Aún es algo tabú. Y, desde las empresas, debemos colaborar para normalizar esta situación. Si te pasa algo físicamente, sabes perfectamente a quién debes acudir, pero si te sientes mal emocionalmente, no sabes dónde ir o te produce reparo acudir al especialista correspondiente. Eso lo hemos llegado a aceptar como algo normal y no es así, debería ser igual que si es una enfermedad física. Hay que trabajar en eliminar tabúes, y para mí las empresas del futuro son aquellas en las que la palabra “sentir” esté más presente. Y debería ser una prioridad desde el punto de vista empresarial, porque las empresas funcionan gracias a las personas y si estas no se sienten bien, no se conseguirá el resultado buscado. Las grandes empresas somos las que tenemos que dar ejemplo para que las pequeñas y medianas asuman que esto es un beneficio y que deben cuidar la salud emocional de sus personas.

 

“Are you ok?” es un programa que forma a los altos directivos y cae en cascada sobre la importancia de la salud emocional

 

¿Cómo impacta esta apuesta por el bienestar en el negocio?

Impacta de muchas formas. Primero, porque crea un clima sano y saludable, la gente trabaja en un clima agradable y siente que la empresa se preocupa. Segundo, refuerza la cultura de empresa, ya que la seguridad y salud de los empleados son parte de los valores de ABB. Además, creo que este tipo de iniciativas enamoran a la gente y cuando tú estás enamorado de tu empresa, te comprometes más. También nos ayuda a diferenciarnos como marca empleadora. Y, por último, aunque no lo menos importante, muestra nuestra apuesta por la sostenibilidad en todos los ámbitos; para mí, las empresas que no realicen esta apuesta no pervivirán porque no se están adaptando a la evolución de la sociedad.

 

Ustedes tienen tanto oficinas como plantas de producción. ¿Cómo tienen en cuenta esta realidad a la hora de planificar los contenidos?

Trabajamos de forma diferente si nos dirigimos a white collar o a blue collar. No son las mismas las necesidades de las personas de fábrica que las de oficinas. Con los primeros hay un contacto más cercano, ya que en cada fábrica tenemos una persona de nuestro departamento, por lo que el trato es más directo e inmediato. Además, tenemos la suerte de que nuestros empleados son totalmente abiertos con su feedback, tenemos muchos canales de comunicación para que puedan participar, expresarse, comentar… Todo lo relativo a la seguridad y la salud se vehicula a través de los comités de Seguridad y Salud. Por ejemplo, ahora hemos acordado realizar una evaluación del impacto psicosocial muy amplia, con psicólogos especializados, y con una duración de un año, y en ese grupo de trabajo compuesto por diez personas participan tres representantes sindicales.

 

Que el concepto de Prevención de Riesgos Laborales puro y duro haya quedado desfasado no implica que las políticas de seguridad laboral se hayan eliminado. ¿Cómo se aplica ahora en ABB la política de seguridad?

Tenemos una cultura de Seguridad muy arraigada, con procedimientos marcados que van mucho más allá de lo que indica la ley. Son reglamentos establecidos a nivel mundial por el grupo y que a nivel local se adaptan a la legislación de cada país. Y una de nuestras características que marca la diferencia es que cualquier manager, esté en el nivel que esté, es un profesional de la prevención. Conocen los indicadores, los mensajes que deben dar y reforzar, los procedimientos… y creo que esta es la clave. Cuando la cúpula directiva y todos los managers tienen integrado que no se hace nada si no es seguro es cuando todo funciona bien. En todas las reuniones, eventos… un mensaje que se repite es: “Si no te sientes seguro, para”. Y esto no ocurre en todas las empresas. Hemos conseguido que sea parte de la cultura diaria.

Con este escenario, nuestro índice de siniestralidad es mínimo, incluso hemos sido premiados por la Seguridad Social por nuestro modelo de gestión de seguridad laboral. Ahora estamos trabajando en que nuestros proveedores y partners también sigan las mismas pautas y le den la misma importancia a la seguridad que nosotros. Y hasta que el Covid nos cambió la vida, celebrábamos cada año una Semana de la Seguridad para concienciar aún más en este sentido.

Compartir en:
  • linkedin share button

Desde cerca

¿Qué es lo más importante que ha aprendido en su trayectoria?

Hay que pasárselo bien cada día, hay que poner pasión, porque así transmites una energía que genera cambio y positividad.

¿Cuál es el mejor consejo que le han dado?

No te pongas nunca límites.

Si pudiera aprender algo nuevo, ¿qué sería?

Aprendo algo de todos los que me rodean cada día.

Tres adjetivos que le definan

Curiosa, fuerte y frágil a la vez.

¿Cuáles son sus destinos de vacaciones favoritos?

Cualquiera con playa.

¿Cómo le gusta desconectar?

Quedando con gente, riéndome, la compañía de los míos.

¿Quién cocina en su casa?

No es uno de mis fuertes, aunque me encanta comer.

¿Qué le hace reír?

La gente sana y con ganas de pasárselo bien.

¿Cuál es su serie o película favorita?

“Desayuno con diamantes”.

¿Cuál es para usted el colmo de la felicidad?

Estar en Cádiz con los míos, en verano, con sol, en una reunión improvisada…

También te interesa...

 SERVICIOS A EMPRESAS
VER TODAS LAS ENTREVISTAS >
entrevistas  |  reportajes  |  almuerzos  |  tribunas  |  noticias  |  proveedores  |  nombramientos  |  estudios  |  agenda  |  libros  |  el equipo  |  enlaces  |  mapa web

© 2007 CUSTOMMEDIA S.L. edita EQUIPOS Y TALENTO  |  Equipo de redacción  |  Contacto  |  Política de privacidad

Av. Diagonal, 463 bis 5ª planta, Barcelona 08036  Tel. 93 4195152  Fax. 93 4101755