Revista digital

NOTICIAS

El TC avala que las empresas vigilen el correo electrónico de sus empleados

Los correos electrónicos sirvieron en este caso para demostrar la sospechada deslealtad a la empresa

 
  • linkedin share button

10/10/2013 Los tribunales españoles habían avalado, hasta ahora, que las empresas pudieran vigilar el correo electrónico corporativo de los trabajadores siempre que, previamente y a través de una circular, hubieran advertido del control al que podían estar sometidos y hubiesen alertado de la prohibición de utilizar los medios informáticos para fines ajenos a los laborales.

Pero ahora el Tribunal Constitucional (TC) ha denegado su amparo a un trabajador despedido que reclamó la nulidad de su proceso de expulsión con el argumento de que la empresa había vulnerado su intimidad y su derecho al secreto de las comunicaciones al intervenir su correo electrónico corporativo.

Para el Constitucional, el despido es válido porque se trataba de un correo electrónico corporativo, y esta vez se acoge al Estatuto de los Trabajadores y al convenio del sector en el que estaba inmersa la empresa, el químico, ya que ambos admiten según su interpretación el control por parte de la compañía. Además, la sentencia destaca que la medida es "proporcional" porque existían sospechas de conductas incorrectas.

Así, el magistrado Andrés Ollero considera que "la limitación del empleo del correo electrónico a fines profesionales llevaba implícita la facultad de la empresa de controlar su utilización al objeto de verificar el cumplimiento por el trabajador de sus obligaciones y deberes laborales". Es decir, la empresa puede intervenir el correo electrónico corporativo para conocer qué uso hacen del mismo los trabajadores.

Filtración de las previsiones de producción a otra empresa
Y en este caso, resultó probado que el despedido en cuestión proporcionaba "información confidencial de la empresa a personal de otra entidad mercantil". El despedido era jefe 1º administrativo en la empresa, en la que trabajaba desde 1976. La compañía se dedica a la actividad químico industrial de obtención de alcaloides (morfina, codeínas) y al cultivo de la planta adormidera y posterior tratamiento en sus instalaciones industriales.

El despedido usó tanto el teléfono móvil corporativo como el correo electrónico para transmitir datos relativos a la previsión de la cosecha de 2007 y 2008 a otra entidad mercantil, "incluyendo extremos especialmente sensibles de cuya importancia era conocedor".

Respeto a los derechos fundamentales
El control de la empresa se extendió al teléfono móvil propiedad de la empresa. Sin embargo, el despido del afectado solo pudo basarse en lo encontrado en su ordenador porque el convenio del sector no hace referencia al uso del teléfono, y, dado que no se establecieron previamente las reglas para su utilización, esas pruebas fueron rechazadas por ser contrarias a su derecho a la intimidad.

"Es admisible la ordenación y regulación del uso de los medios informáticos de titularidad empresarial por parte del trabajador, así como la facultad empresarial de vigilancia y control del cumplimiento de las obligaciones relativas a la utilización del medio en cuestión, siempre con pleno respeto a los derechos fundamentales", dice también la sentencia.
entrevistas  |  reportajes  |  almuerzos  |  tribunas  |  noticias  |  proveedores  |  nombramientos  |  estudios  |  agenda  |  libros  |  el equipo  |  enlaces  |  mapa web

© 2007 CUSTOMMEDIA S.L. edita EQUIPOS Y TALENTO  |  Equipo de redacción  |  Contacto  |  Política de privacidad

Av. Diagonal, 463 bis 5ª planta, Barcelona 08036  Tel. 93 4195152  Fax. 93 4101755