NOTICIAS

El éxito de las empresas líderes: crear conciencia para ser feliz

‘En las empresas hay que abrir más el corazón’ afirma Idili Lizcano, fundador de Alqvimia, en el IV Fórum Alqvimia de la Felicidad

 
  • linkedin share button


29/04/2014 El IV Fórum Alqvimia de la Felicidad se celebró el pasado jueves 24 de abril en Barcelona en el Auditorio de la patronal catalana PIMEC, entidad coorganizadora del acto. El encuentro tenía como objetivo compartir e impulsar un nuevo modelo de economía humanizada, también conocida como economía de la felicidad. La inauguración fue a cargo de Miquel Camps, presidente de PIMEC Jóvenes.

El fundador de Alqvimia, Idili Lizcano, intercambió impresiones y puntos de vista con Jaume Gurt, director General de Infojobs, empresa líder de ofertas de empleo por Internet que este mes celebra haber cerrado 400.000 contratos en el último año y Silvia Miró, asesora de Recursos Humanos de PIMEC. El acto fue moderado por el periodista y escritor David Escamilla.

La empresa Alqvimia, de alta cosmética natural, que este año celebra su 30 aniversario, sigue defendiendo que es posible y necesario un nuevo paradigma económico que se rija por: una economía al servicio del ser humano, las cosas hechascon consciencia y amor y que la verdadera economía es aquella en la que se comparte la riqueza.

La economía que conocemos actualmente es especulativa, hecho que denunció Idili Lizcano. “Todas las leyes están para favorecer la economía especulativa. Los impuestos que hay sobre el trabajo son tremendos, da miedo contratar por varios motivos. Hay que exigir más impuestos al capital y no al trabajo” afirmó. En su opinión “Vivimos en una sociedad donde hay una especie de lucha entre dos economías: la real en la que ofrecemos productos y servicios, y una economía especulativa que es la que manda. La verdadera riqueza la crean las empresas, no los especuladores “

Por otro lado, sobre los beneficios en la empresa, Lizcano señaló que “El beneficio equivale a riqueza y hay dos tipos de riqueza: la material y la espiritual que ayuda a mejorar a los demás y cuando te vas a dormir y dices ¡disfruto de algo (un trabajo) que tiene sentido! La vida es más que el dinero. Este es el gran reto del nuevo paradigma”. Añadió que “Hay demasiado ego en las empresas y en las empresas hay que abrir más el corazón.”

Jaume Gurt, director General de Infojobs, comparte esta filosofía destacando que “Las personas tenemos nuestra propia motivación. ¿Qué sucede con las empresas? Que a veces en lugar de motivar, se desmotiva. Por ello, la clave es crear el espacio en el que uno pueda ser”. Es importante crear organizaciones que pongan los medios y mecanismos necesarios para que la gente se sienta afín.

Empresas como Alqvimia o Infojobs han demostrado que buscar un sentido, potenciar un trabajador feliz con tiempo y dedicación, motivarlo, y ser responsable con el entorno, es productivo y rentable. Cada vez son más las empresas que se suman a esta forma de gestión, y lo más importante: los trabajadores también exigen ser motivados y no sólo bien remunerados. Silvia Miró ha destacado que, en el antiguo paradigma, la mayor desmotivación eran elementos cuantitativos, mientras que ahora es “la falta de sintonía con la empresa o el proyecto en el que trabajan, elementos totalmente cualitativos”.

Mayor flexibilidad para mantener los puestos de trabajo
En el Fórum los ponentes también reclamaron una mayor flexibilidad en respuesta a la pregunta ¿las leyes actuales favorecen la contratación o la desincentivan?. Para Idili Lizcano, hay que exigir más impuestos al capital y no al trabajo. Según sus palabras “Tiene que haber mucha más flexibilidad pero ¿a cambio de qué? no de reducir salarios que es una estupidez. Necesitamos impulsar una clase media potente pagando salarios dignos”.

Para Jaume Gurt, “las leyes actuales no favorecen nada ni la contratación ni el despido ni el desarrollo de los profesionales”. En opinión de Silvia Miró, aunque hay muchas ayudas, “ los condicionamientos son muy específicos y no se adaptan a las necesidades actuales (..) Hoy por hoy no se facilita demasiado el poder flexibilizar, cambiar y adaptarse a las necesidades actuales. Precisamente lo que se pretende con la flexibilidad es mantener los puestos de trabajo”.

Dinámicas para fomentar la felicidad en la empresa:

• Invertir en las personas realizando talleres de formación, autoconocimiento como el Eneagrama, meditación, risoterapia, entre otras alternativas, para alinear a los trabajadores y colaboradores.

• Facilitar la conciliación laboral con la familiar, con un horario que permita al trabajador tener tiempo para él y su vida personal.

• Motivar al trabajador felicitándole por el trabajo bien hecho e incentivarle con un buen salario. Alqvimia, por ejemplo, paga de media un 34% más de lo establecido por el convenio.

• Establecer un tiempo para hablar con cada uno de los empleados para conocer sus necesidades y buscar una solución. Practicar la escucha activa.

• Potenciar el agradecimiento.

• El liderazgo tiene que dar ejemplo. La jerarquía de la empresa tiene que promover valores como la empatía, la ética, la compasión, etc.

• Ser transparente y dar a conocer los resultados de la empresa a los empleados.

• Respetar la naturaleza y nuestro entorno: usar energías renovables.

• Colaborar con ONG o en proyectos sociales de ayuda a los demás.

• Seleccionar el personal valorando la cualificación del profesional, pero también su pasión y su capacidad de disfrutar con lo que hace.

Pero, sobre todo, la clave del éxito está en tener amor por lo que haces, buscar la excelencia, y ser feliz contigo mismo para luego hacer felices a los demás.
  • Alfredo Jose Salazar Bermudez 13/05/2014 a las 02:41

    Muy probablemente los españoles se acostumbraron a vivir cómodamente de las bondades económicas que le brindo algunos escenarios políticos de los gobiernos pasados, entre otras aspectos de los buenos momento "pero transitorios" de la oferta y demanda. Recordemos que España recibe un número importante de turista por su atractivo arquitectónico, ambiente fresco colonial y moderno, paisaje extraordinarios, naturaleza y belleza histórica. Al parecer los españoles de hoy no han no comprenden las necesidades urgentes de su política económica, perdieron el sentido e identificación laboral, la importancia y de aportar la fuerza trabajo, agregar valor y contribuir con el desarrollo de la nación. Principios que los españoles de otrora portaban en sus genes, los españoles de la post guerra, de la revolución industrial. Una España con graves problemas de empleo, de seguridad social, de política fiscal, debe ser un país, en la que cual sus ciudadanos sean capaz de asimilar sus problemas, la necesidad que su política requiere, corregir su actual situación, capaz de contribuir con su pensamiento, voluntad, lucha y sobre todo comprometerse con su futuro y un bienestar en común.

  • Patricia Márquez 07/05/2014 a las 20:44

    Excelente artículo, muy apegado a una realidad que viven actualmente nuestras empresas, el desarrollo de la parte humana de los empleados que se verá reflejado en la productividad finalmente.

entrevistas  |  reportajes  |  almuerzos  |  tribunas  |  noticias  |  proveedores  |  nombramientos  |  estudios  |  agenda  |  libros  |  el equipo  |  enlaces  |  mapa web

© 2007 CUSTOMMEDIA S.L. edita EQUIPOS Y TALENTO  |  Equipo de redacción  |  Contacto  |  Política de privacidad

Av. Diagonal, 463 bis 5ª planta, Barcelona 08036  Tel. 93 4195152  Fax. 93 4101755