NOTICIAS

Seis cosas sorprendentes sobre los introvertidos en el lugar de trabajo

Una investigación confirma algunos de los prejuicios más establecidos pero también destaca algunas de sus virtudes, como que son mejores comerciales

 
  • linkedin share button


18/11/2014 ¿Tienes la extroversión característica de un líder nato? Si es que no, no te preocupes, porque los profesionales introvertidos también pueden ser grandes empresarios. Así lo demuestra el investigador Brian Little, que ha analizado las capacidades profesionales de las personas más reservadas, y ha resumido sus resultados en seis conclusiones.

Little, autor de ‘Me, Myself, and Us: the science of personality and the art of well-being’, afirma que admira a estas personas por camaleónicas, puesto que “son capaces de cambiar su posición para situarse donde estén más cómodos, lo que les hace especialmente eficaces en las primeras etapas de una iniciativa empresarial”. Veamos como los rasgos de los más tímidos pueden afectar a sus relaciones personales y profesionales.

1. Los introvertidos deben evitar el café. Antes de entrar específicamente en sus capacidades o la falta de ellas, Little insiste en la incompatibilidad de estas personalidades con el café. Parece que los introvertidos son más receptivos a la estimulación cerebral, quizás demasiado, lo que les puede disuadir de pensar clara y efectivamente. Del mismo modo, estar en un ambiente ruidoso, lleno de gente también puede obstaculizar en exceso la actividad cerebral de una persona introvertida. Hacen su mejor trabajo en circunstancias relajadas.


2. Los introvertidos son mejores comerciales. "Los extrovertidos suelen ser buenos líderes, pero los introvertidos son mejores oyentes”, afirma Little, y eso resulta ser una cualidad tremendamente importante y especialmente imprescindible en el departamento de Ventas. Así, la capacidad de escucha de una persona introvertida puede generar una mejor comprensión de las necesidades y expectativas de los clientes.


3. Los introvertidos obtienen mejor puntuación en las entrevistas de trabajo. Es otra situación en la que las habilidades de escucha también son valoradas, buscando el equilibrio, claro está, entre saber atender pero también saber expresarse. Los extrovertidos cometen con frecuencia el error de hablar demasiado e intentar ser la estrella del espectáculo, y están tan concentrados en lo que dicen que no responden correctamente a las peticiones que se les formulan.

4. Los introvertidos trabajar bien con extrovertidos. Mientras que los extrovertidos pueden sentirse incómodos hablando con los introvertidos, porque creen que les están intimidando, no sucede lo mismo al revés. Los introvertidos son conscientes de su rol y no tienen problema en dejar que otro sea más abierto que ellos, de hecho incluso les facilita la conversación.

5. Los introvertidos pueden ser extrovertidos. Las personas introvertidas, a pesar de su timidez, son capaces de adoptar otra actitud cuando creen que la situación profesional lo requiere. Se amparan en ese requisito laboral y consiguen sacar determinadas habilidades desconocidas fuera de ese maroc.

6. Los introvertidos se queman fácilmente. Su timidez les dificulta manifestarse en contra de una situación que les molesta, y que al no abordar, se va haciendo cada vez más grande. Little recomienda para esta y para algunas de las anteriores pensar antes de actuar y hacer actividades relajantes que rebajen la tensión añadida que padecen los introvertidos a un mundo profesional suficientemente tensionado.

entrevistas  |  reportajes  |  almuerzos  |  tribunas  |  noticias  |  proveedores  |  nombramientos  |  estudios  |  agenda  |  libros  |  el equipo  |  enlaces  |  mapa web

© 2007 CUSTOMMEDIA S.L. edita EQUIPOS Y TALENTO  |  Equipo de redacción  |  Contacto  |  Política de privacidad

Av. Diagonal, 463 bis 5ª planta, Barcelona 08036  Tel. 93 4195152  Fax. 93 4101755