Revista digital

NOTICIAS

El 72% de las empresas del sector industrial tiene dificultades para encontrar el talento adecuado

Crece la demanda de ingenieros del ámbito industrial, pero resulta complicado encontrar talento en el mercado

 
  • linkedin share button


27/01/2017 Las buenas perspectivas laborales en el sector de Industria y la Ingeniería, especialmente en el ámbito de la rama Industrial, contrastan con las dificultades que tienen las empresas para encontrar el talento que necesitan. Esta es una de las principales conclusiones del “Informe sobre la situación laboral de los Graduados en Ingeniería de la rama industrial 2016 y perspectivas para el 2017”, elaborado por el Consejo General de Colegios de Graduados en Ingeniería de la rama industrial e Ingenieros Técnicos Industriales de España (COGITI) y la empresa de selección de personal cualificado HAYS, en colaboración con TECNIBERIA, con el objetivo de obtener un mayor conocimiento del mercado laboral de la Ingeniería en España, y que al mismo tiempo repercuta en una mejora a todos los niveles de la situación actual.

El informe, que ha sido presentado esta mañana en la Real Academia de Ingeniería, se ha elaborado a partir de las respuestas a una encuesta en la que han participado cerca de 800 ingenieros y un centenar de empresas del sector. A pesar de existir un mercado laboral cada vez más competitivo y complejo para los ingenieros demandantes de empleo, esta profesión sigue siendo una de las más demandadas por las empresas, y las expectativas en la contratación de estos profesionales en los próximos años son francamente buenas. Sin embargo, uno de los datos que ha quedado patente en el estudio es que el 72% de las empresas que incrementará su plantilla en 2017, ha manifestado que tiene dificultades a la hora de encontrar el talento adecuado. Por lo tanto, hay un desajuste entre las habilidades que buscan los empleadores, y las que tienen los profesionales. 

Por ello, es fundamental que los ingenieros sigan formándose a lo largo de la vida, en un reciclaje continuo de conocimientos. A ello hay que unir las exigencias, cada vez mayores, para encontrar un puesto de trabajo como ingeniero. En este sentido, el informe arroja un dato muy positivo: el 97% de los encuestados, tanto empleados como desempleados, realiza cursos de formación continua, y el 67% además continúa su formación universitaria a través de nuevos Grados, Master o Doctorados, “lo que viene a ser un signo inequívoco del alto compromiso con el desarrollo profesional de nuestros ingenieros, que a su vez es altamente valorado por las empresas, hasta el punto de que un 49% ha conseguido aumentar responsabilidades dentro de las mismas”, señala el presidente del Cogiti, José Antonio Galdón Ruiz.

También es motivo de optimismo la respuesta ofrecida por las empresas sobre su situación actual, ya que el 57% de ellas considera que ha mejorado, y el 68% ha manifestado su intención de realizar contrataciones a lo largo de este año. Además, es significativo el hecho de que el 34% de las compañías vaya a aumentar el salario fijo de su plantilla, y que el 36% pague una remuneración variable en las mismas, lo que indica una mejoría en las condiciones salariales dentro de las empresas.

 

Polivalencia y capacidad de adaptación

Por otra parte, y en consonancia con las habilidades de los ingenieros, las empresas valoran de forma muy positiva la polivalencia y la capacidad de adaptación, dado que la mayoría de ellas (65%) requiere nuevas competencias en sus empleados para adaptarse a las diferentes situaciones, y sigue primando la experiencia profesional (74%) frente a la formación (26%).

Un aspecto menos positivo para los ingenieros encuestados es la relación de los salarios con la responsabilidad exigida, así como la falta de medidas por parte de las compañías para mejorar la conciliación familiar, y de mecanismos para el desarrollo profesional del que disponen las empresas.

En cuanto a la percepción del mercado laboral para los ingenieros encuestados, el 61% considera que no es del todo buena en la actualidad, mientras que un 57% piensa que mejorará en los próximos dos años, y el 73% confía en que mantendrá su puesto de trabajo.

En relación a los ingenieros desempleados encuestados, cabe destacar que el 63% se quedó sin empleo a raíz de los problemas económicos o el cierre de la empresa donde trabajaba, y el 78% ha buscado trabajo en un sector diferente, por lo que la versatilidad es fundamental para reincorporarse al mercado laboral. La mayoría de los profesionales busca empleo a través de contactos personales (41%) y job sites (38%), y el 68% estaría dispuesto a trabajar fuera de nuestro país. Debido a la necesidad de encontrar un puesto de trabajo, solo el 22% ha rechazado alguna oferta de trabajo, y el 93% estaría dispuesto a aceptar unas condiciones económicas inferiores con la seguridad de poder mejorarlas en un futuro, valorando muy positivamente (69%) otros beneficios no salariales.

A diferencia de otros países, en lo que respecta a la rotación del mercado laboral español, existe poca movilidad en el ámbito de la ingeniería; prueba de ello es que el 80% de los ingenieros con empleo no ha cambiado de trabajo en el último año. Además, un 53% ha rechazado nuevas ofertas, y un 28% está buscando activamente cambiar de trabajo; por lo que se trata de un mercado laboral que realmente ofrece oportunidades, pero donde las condiciones laborales no cumplen las expectativas de los profesionales.

Para el presidente del Cogiti, “podemos afirmar, en definitiva, que las perspectivas de futuro están mejorando dentro del sector de la Ingeniería de la rama Industrial, pero debemos seguir impulsando las herramientas competitivas y servicios, que permitan no solo la mayor empleabilidad de los Ingenieros, sino también el crecimiento y desarrollo del tejido industrial y empresarial, lo que nos ha de llevar al tan ansiado crecimiento y prosperidad de la sociedad en su conjunto”. Además, ha quedado patente el afianzamiento de los Grados en Ingeniería como los profesionales de referencia en este ámbito. “Las empresas demandan la polivalencia que tienen estos ingenieros, ya que la base generalista dentro del ámbito industrial es muy amplia, y luego pueden adaptarse a las diferentes labores dentro de las empresas, algo que es muy valorado por ellas, como reflejan las encuestas”, señaló Galdón.

En la presentación del informe ha participado también Peter McCardle, Director de Hays-Madrid, quien destacó que el mercado de trabajo ha cambiado mucho en España en el periodo 2009-2014, así como la necesidad de preparar a los jóvenes para tener una formación acorde a las necesidades de las empresas, y poder crear “la tormenta perfecta”. Este es uno de los principales retos para España en materia de empleo.

También intervino el presidente de Tecniberia, Juan Ignacio Lema Devesa, quien resaltó el alto nivel de calidad de la Ingeniería española, y el reconocimiento internacional de sus ingenieros. “Hay que valorar el carácter estratégico que tiene la Ingeniería para cualquier país”, destacó.

Por su parte, la inauguración del acto de presentación corrió a cargo del director general del SEPE, Julio Ángel Martínez Meroño, que puso el énfasis en la excelencia, la polivalencia y la flexibilidad, como las claves esenciales que han de tener los profesionales, y dio la enhorabuena a la Ingeniería industrial por su importancia en la creación y mantenimiento del empleo.
Por último, se presentaron las principales conclusiones del informe, por parte de Sergio Hinchado Leal, Senior Manager de HAYS; Eduardo Priego, Team Manager. Recruiting experts in Engineering & Construction de Hays; Gerardo Arroyo Herranz, Director de la Oficina Europea del Cogiti; y César Sebastián Martín-Sanz, Responsable de Área de RRHH y Reclutamiento del Cogiti.

  • Antonio 01/02/2017 a las 12:37

    La cuestión, como apuntan el propio artículo y la contribución de Jorge, estriba en dos ejes fundamentales: la mayoría de nosotros estamos dispuesto a cambiar de trabajo, de área de desempeño, de mercado e incluso de país, siempre que nos ofrezcan un proyecto interesante, y muchos tenemos experiencia en muchos ámbitos de trabajo distintos y con multitud de disciplinas. si una empresa (o su departamentos de recursos humanos) pretende cubrir sus necesidades de ingenieros cualificados, tiene que dejar de intentar aprovecharse de la inestabilidad del mercado y pagar esa experiencia, flexibilidad, capacidad multidisciplinar, etc., tanto económicamente como en el resto de las condiciones laborales, en vez de pagar a un ingeniero altamente cualificado como si acabase de salir de las aulas. Tengo un gran respeto por los compañeros ingenieros que salen hoy en día de las escuelas. Tienen la ilusión intacta y muchas de las tecnologías que a los demás nos ha costado un gran esfuerzo dominar les son familiares y su formación en ellas ha podido ser más canónica, por reglada. Pero buscar experiencia y cualificación y pagar a quien las tiene como si acabase de dejar la escuela es una estafa tanto para el que tiene experiencia como para el que no la tiene, ya que éste verá limitadas sus oportunidades para adquirir esa experiencia. Un saludo a todos.

  • Jorge 28/01/2017 a las 18:47

    Ingenieros con talento hay de sobra. Solo hace falta que los responsables gurús de RR.HH dejen de estigmatizar a la gente con más 45 años, en base a falsas ideas preconcebidas: - Ni queremos ganar mucho - Trabajamos como el que más - Tenemos mayor experiencia a nivel laboral y personal - Somos conscientes de la realidad laboral porque hemos estado desempleados y tenemos muchas ganas trabajar Y lo más curioso es que esos gurús de RR.HH normalmente son gente de mayor edad.

entrevistas  |  reportajes  |  almuerzos  |  tribunas  |  noticias  |  proveedores  |  nombramientos  |  estudios  |  agenda  |  libros  |  el equipo  |  enlaces  |  mapa web

© 2007 CUSTOMMEDIA S.L. edita EQUIPOS Y TALENTO  |  Equipo de redacción  |  Contacto  |  Política de privacidad

Av. Diagonal, 463 bis 5ª planta, Barcelona 08036  Tel. 93 4195152  Fax. 93 4101755