Revista digital

NOTICIAS

¿Es obligatorio llevar el registro diario de la jornada ordinaria de los trabajadores?

Silvia Crespo, socia de Gros Monserrat Abogados, explica porqué no

 
  • linkedin share button

07/04/2017 Una sentencia del Tribunal Supremo ha declarado, en contra del criterio que había establecido la Audiencia Nacional, que no es obligatorio llevar el registro diario de la jornada ordinaria de los trabajadores, aunque sí recomienda una reforma legislativa que clarificara la obligación. Así lo ha explicado Silvia Crespo, socia de Gros Monserrat Abogados, que da las claves del conflicto.

Silvia Crespo, socia de Gros Monserrat Abogados, explica en un artículo que "del tenor literal del art. 35.5 del Estatuto de los Trabajadores (RDL 2/2015) únicamente se deriva la obligación empresarial de llevar un registro diario de las horas extraordinarias realizadas y comunicar a los trabajadores con la misma periodicidad con la que se abona la nómina (habitualmente de forma mensual) el número de horas extras realizadas, una comunicación que también se deberá hacer a la representación legal de los trabajadores".

Esta afirmación llega despues de que el Tribunal Supremo (TS) negara la obligatoriedad de llevar el registro diario de la jornada ordinaria de los trabajadores, contradiciendo así el criterio de la Audiencia Nacional, que entendía exigible la obligación de registro diario de jornadas, con independencia de que se realizaran horas extraordinarias o no.

Crespo explica que el "TS entiende que si la voluntad del legislador hubiera sido la de regular la obligación de llevar un registro diario de la jornada laboral ordinaria, lo hubiera realizado en el art. 34 del ET, artículo que regula la jornada ordinaria y no en cambio en el 35 del ET que regula las horas extraordinarias".

Según el TS, y en palabras de la experta, "si bien convendría una reforma legislativa que clarificara la obligación de llevar un registro horario, por ahora entiende que no existe dicha obligación y que los Tribunales no pueden suplir al legislador imponiendo a la empresa el establecimiento de un complicado sistema de control horario, mediante una condena genérica, que obliga, necesariamente, a negociar con los sindicatos el sistema a implantar, por cuanto, no se trata, simplemente, de registrar la entrada y salida, sino el desarrollo de la jornada efectiva de trabajo con las múltiples variantes que supone la existencia de distintas jornadas, el trabajo fuera del centro de trabajo y, en su caso, la distribución irregular de la jornada a lo largo del año, cuando se pacte".

Para Crespo, la sentencia del TS supone que la falta o incorrecta llevanza del registro, "no se tipifica por la norma como infracción de forma evidente y terminante, sino que constituye una falta leve del art. 6.5 y 6.6 de la LISOS". Además, apunta a que sólo queda "esperar ver cómo actúa la Inspección de Trabajo y Seguridad Social ante el nuevo escenario que se plantea", como consecuencia de la Sentencia del TS de 23 de marzo de 2017, y en su caso, "si el revuelo generado en la materia provoca una modificación legislativa en los términos recomendados por el propio TS".

 

entrevistas  |  reportajes  |  almuerzos  |  tribunas  |  noticias  |  proveedores  |  nombramientos  |  estudios  |  agenda  |  libros  |  el equipo  |  enlaces  |  mapa web

© 2007 CUSTOMMEDIA S.L. edita EQUIPOS Y TALENTO  |  Equipo de redacción  |  Contacto  |  Política de privacidad

Av. Diagonal, 463 bis 5ª planta, Barcelona 08036  Tel. 93 4195152  Fax. 93 4101755