hemeroteca

home entrevistas reportajes nombramientos el sector empresas de RRHH TV Síguenos en facebook! Síguenos en twitter! Síguenos en linkedin! El canal de equipos&talento en youtube!

NOTICIAS

Relacionar error con fracaso, limita el aprendizaje en las empresas

La cultura del error, una asignatura pendiente en muchas compañías

 
  • linkedin share button


03/12/2018 Promover una cultura empresarial que aprenda del error, se centre en el futuro, fomente el sentimiento de pertenencia, priorice la comunicación y promocione el liderazgo es una de las claves para atraer el mejor talento, según revelan desde Hays.

Estar preparado para el cambio se ha vuelto un aspecto fundamental para la supervivencia de muchas empresas y organizaciones. Sin embargo, cambiar a veces es sinónimo de arriesgar y, cuando se arriesga, siempre existe la posibilidad de fallar. En ese sentido, aceptar el error es un tema pendiente para muchas empresas que aún asocian error con fracaso.

Ante este escenario, expertos de Hays, empresa experta en la selección de personal, señalan que fomentar una cultura de la equivocación desde un punto de vista positivo es clave para fortalecer a sus equipos y atraer el mejor talento. "Errar es necesario para replantear, solucionar, corregir y avanzar", explican. Asimismo, también destacan que actualmente el éxito en el mundo empresarial está estrictamente vinculado a la rapidez en la que los gerentes, y por ende los empleados, reaccionan al cambio.

Cabe destacar que las amenazas y oportunidades de muchas empresas están en un momento de transición. Si antes se observaba a las empresas de la competencia como el rival principal y único actor, ahora se deben tener en cuenta otros factores: desde los cambios tecnológicos y económicos hasta los desafíos sociales y políticos de la región. En ese sentido, serán las empresas que sepan sacar provecho de estas dinámicas las que conseguirán convertir dichas amenazas en una manera de construir relaciones innovadoras dentro y fuera de la compañía.

Y este concepto que se plantea a nivel empresarial es igual de importante a la hora de trasladar la cultura al empleado. Las empresas que sepan fomentar este tipo de cultura empresarial conseguirán atraer y retener el talento necesario para potenciar su negocio.

Desde Hays señalan cuatro atributos básicos para adaptarse a este nuevo escenario, y pasan por centrarse constantemente en el futuro, democratizar la toma de decisiones, el liderazgo horizontal y la comunicación como herramienta principal.

  1. No enfocarse en el futuro. Para Hays este debería ser el pilar principal para adaptarse a este cambio de paradigma y marco de referencia al que se deben someter las empresas. Por ello, entender que se pueden cometer errores, sin que estos determinen  el futuro de la compañía es muy importante. Así, tener una cultura y política de empresa enfocada en mejorar continuamente, en el presente, se vuelve un aspecto crucial.
  2. Toma de decisiones compartida. Establecer un marco de referencia es primordial, pero entender el individualismo de los trabajadores y su capacidad de tener pensamiento crítico y propio es fundamental. Expertos de Hays explican que "se debe alentar siempre a los trabajadores a hacer lo correcto según su punto de vista moral y ético". De este modo, conseguir fomentar la toma de decisiones y que también se sientan parte del proyecto de la empresa.
  3. Liderazgo. El liderazgo sigue siendo la habilidad más buscada pero tiene que plasmarse no solo en la toma de decisiones unilaterales, si no en brindar oportunidades de establecer canales de comunicación con los empleados. "Preguntar y escuchar", según Hays, debe ser la consigna que impregne cualquier organización.
  4. Comunicación. Las habilidades de comunicación cada vez son más valoradas por los empleadores y los empleados, los cuales también demandan transparencia, participación y compromiso de forma bidireccional. Desde Hays animan a hacer un doble ejercicio en relación con este tema: por una parte, empujan a los empleados a preguntar, tener voz y ser partícipes. Por otra, entienden que el equipo directivo debe contar con la opinión de sus trabajadores, preguntar que les parecen sus propuestas, como la harían ellos, por ejemplo.

En definitiva, utilizar la comunicación como una herramienta para cohesionar y dar respuesta a los tres aspectos anteriores. Los líderes empresariales necesitan analizar sus propios comportamientos y acciones y el impacto que tienen en su organización. "Es necesario auto examinarse para poder obtener resultados que promuevan el cambio y no que lo limiten", concluyen.

 

entrevistas  |  reportajes  |  almuerzos  |  tribunas  |  noticias  |  proveedores  |  nombramientos  |  estudios  |  agenda  |  libros  |  el equipo  |  enlaces  |  mapa web

© 2007 CUSTOMMEDIA S.L. edita EQUIPOS Y TALENTO  |  Equipo de redacción  |  Contacto  |  Política de privacidad

Av. Diagonal, 463 bis 5ª planta, Barcelona 08036  Tel. 93 4195152  Fax. 93 4101755