NOTICIAS

Más de un cuarto de millón de empleados no va a trabajar cada día pese a no estar de baja

Los expertos proponen seis estrategias para luchar contra el absentismo laboral

 
  • linkedin share button


13/09/2019 Cada día en España 263.000 personas dejan de acudir a su puesto de trabajo pese a no estar de baja. Esta cifra, basada en un estudio elaborado por Randstaad que tomó como referencia el último trimestre de 2018, supone un problema que afecta a la productividad de la empresa. En concreto, la octava edición del informe Adecco sobre absentismo laboral cifraba el coste del absentismo en 85.140 millones de euros.

Los expertos advierten que no es el único perjuicio que ocasiona. "Además del coste económico, la ausencia del trabajador en su puesto implica la no realización o la reasignación de sus tareas, lo que puede generar una sobrecarga para los demás trabajadores o una disminución de la calidad del trabajo", explica Mihaela Enache Zegheru, profesora de los Estudios de Economía y Empresa de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC).

Revertir esta situación reduciendo el absentismo no justificado es posible, en opinión de los expertos, siempre que se aborde desde una perspectiva preventiva. Según explica Mar Sabadell, diversos estudios relacionan una percepción positiva del clima organizacional con un menor absentismo. Y para lograr esa percepción positiva son necesarias distintas medidas.

«El incremento de las demandas de índole psicológica que se está experimentando en el mundo del trabajo en la actualidad, vinculadas a la hiperconectividad, la superposición de tareas, la variabilidad de trabajos, los ritmos exigentes, etc., exige una mayor dotación de recursos para la atención y prevención de los riesgos psicosociales. Nos referimos a todos aquellos aspectos de diseño, organización y dirección del trabajo y de su entorno social que pueden causar daños psíquicos, sociales o físicos en la salud de las personas», explica. 

En concreto, Mihaela Enache propone estas seis medidas para incrementar la motivación intrínseca y reducir el absentismo: 

1. Facilitar la conciliación de la vida laboral y familiar, por ejemplo, mediante opciones para la flexibilidad horaria o permitiendo al empleado hacer teletrabajo.

2. Fomentar la participación en el proceso de toma de decisiones, delegando en el empleado y empoderándolo.

3. Reconocer los logros del trabajador y proporcionarle opciones reales de desarrollo interno y crecimiento personal dentro de la empresa.

4. Fomentar el compromiso afectivo con la empresa, que es la dimensión que ha demostrado de forma consistente relaciones más fuertes con un menor absentismo y rotación y un mayor desempeño por parte de los trabajadores. Esto sugiere que puede reducirse el absentismo de los empleados aplicando políticas de recursos humanos que fomenten la vinculación afectiva del individuo con la organización. Por ejemplo, pueden crearse actividades de «unión» entre los empleados, como fomentar el trabajo en equipo, realizar jornadas de asesoramiento y orientación (coaching) o gestionar un buen ambiente laboral. 

5. Integrar en la cultura corporativa la cultura emocional para despertar el compromiso de las personas y promover su bienestar.

6. Fomentar la colaboración entre empleados para generar una interdependencia positiva entre los miembros, conseguir un sentimiento de satisfacción y pertenencia y generar una disminución de los conflictos disfuncionales. 

entrevistas  |  reportajes  |  almuerzos  |  tribunas  |  noticias  |  proveedores  |  nombramientos  |  estudios  |  agenda  |  libros  |  el equipo  |  enlaces  |  mapa web

© 2007 CUSTOMMEDIA S.L. edita EQUIPOS Y TALENTO  |  Equipo de redacción  |  Contacto  |  Política de privacidad

Av. Diagonal, 463 bis 5ª planta, Barcelona 08036  Tel. 93 4195152  Fax. 93 4101755