NOTICIAS

¿Cómo impacta la robotización y digitalización en el empleo?

El Foro de Empresas Innovadoras presenta próximamente un libro que ahonda en el tema

 
  • linkedin share button


15/11/2019 El Foro de Empresas Innovadoras (FEI) presenta el próximo 19 de noviembre en el Paraninfo de la Universidad Complutense de Madrid, el libro “Innovación Tecnológica y Empleo” –prologado por Pedro Mier, Presidente de la patronal de la industria digital, AMETIC y el sindicalista y político Cándido Méndez– y la Cátedra extraordinaria de Estudios de la Innovación, creada conjuntamente entre el FEI y la Universidad Complutense, CESIN. El acto coincide con la entrega de los Reconocimientos anuales del FEI que ponen en valor el trabajo de personas y entidades en las categorías de: Investigador Innovador, Empresa Innovadora y Organismo/Institución de apoyo a la Innovación.

El ensayo analítico “Innovación Tecnológica y Empleo”, en el que se cuenta con la voz de sindicatos y empresa, aborda un tema candente como el impacto que la robotización y digitalización de los procesos del trabajo están ejerciendo y ejercerán de forma directa en un futuro próximo en el empleo, así como en el diseño de políticas gubernamentales para abordar dicha realidad. El Foro de Empresas Innovadoras edita este ensayo como herramienta de análisis, proponiendo soluciones, y en colaboración con el sistema educativo e investigador, para que permitan aprovechar las oportunidades de desarrollo económico y social de esta transformación, minimizando sus riegos.

La transformación digital puede conllevar cambios tan drásticos en los sistemas productivos y en las relaciones sociales como los que tuvieron lugar en las revoluciones industriales precedentes. La consultora tecnológica IDC vaticina que, en 2022, más del 60% del PIB mundial estará digitalizado, lo que convertirá a este factor de cambio en un elemento clave de productividad y competitividad. Digitalización, productividad y competitividad forman un trinomio imprescindible para una economía del siglo XXI.

Los trabajadores españoles se enfrentan a un mercado laboral de creciente complejidad tecnológica, y resulta inevitable el temor a que el balance del proceso de digitalización y robotización implique destrucción y precarización del empleo, si no se acompaña de medidas como las propuestas en la publicación que presenta el FEI, el próximo 19 de noviembre.

El despliegue masivo de tecnologías disruptivas como la inteligencia artificial, la robótica industrial y de servicios, las tecnologías inmersivas, la impresión 3D, la domótica, el internet de las cosas (IOT)), el big data, la conectividad…van a traer consigo una transformación del puesto de trabajo y mejoras de la productividad del trabajador y la organización, que serán claves para la competitividad internacional de las empresas y países. Por ello, es importante anticiparnos a la transformación del puesto de trabajo tipo, así como del empleo en las organizaciones. Asimismo, habrán de analizarse los datos sobre pérdida y creación de puestos de trabajo, la calidad del empleo generado, la brecha digital, formación o regulación, etc., para tomar medidas que palíen los posibles efectos negativos.

Innovación tecnológica y empleos emergentes

Con las nuevas profesiones derivadas de la revolución digital no se creará empleo únicamente en las grandes empresas tecnológicas, sino, sobre todo, en las empresas usuarias de la tecnología. Tanto en grandes empresas como en PYMES y microempresas. Los puestos de trabajo creados por las grandes tecnológicas no serán únicamente de alta cualificación; también, y en una gran proporción, puestos de baja cualificación.

En general, la creación de empleo que irá sustituyendo a la pérdida de puestos de trabajo como consecuencia de la revolución digital y la robotización, no provendrá tanto de profesiones emergentes, como de la evolución paulatina de empleos ya existentes y de los sectores maduros. De la misma forma, se producirán cambios en los departamentos de formación/recursos humanos, y en los procesos de reclutamiento, motivados por las exigencias de formación continua del propio equipo de recursos humanos como de la plantilla, ante la constante evolución de conocimientos y nuevas habilidades emergentes.

A la vez, legisladores, políticos y reguladores; organismos públicos y privados; patronales y sindicatos; empresarios y académicos, deben prepararse para los profundos y radicales cambios que afectarán al mercado laboral, al modelo económico y a la formación a lo largo de toda la vida. El Presidente del FEI y Director General de Secure e-solutions de GMV y Vicepresidente de AMETIC, Luís Fernando Álvarez-Gascón, ha declarado al respecto que “es necesario que los agentes sociales tomen conciencia del cambio en el que ya estamos inmersos y se avance dando los pasos necesarios para aprovechar las oportunidades que brinda esta revolución tecnológica, a la vez que se evitan los efectos adversos que pueda originar. Los autores del libro —Gonzalo León, José Varela y Jaime Laviña— señalan estas áreas calientes y proponen soluciones a debatir “. Todo cambio supone “un reto que afrontar con innovación, pasión y el objetivo de construir nuevos escenarios socioeconómicos que traigan más prosperidad y equidad social”.  

Formación y capacitación

Empresas y trabajadores han de asumir que el proceso de transformación digital conlleva desarrollar un proceso de formación continua. No basta el impulso inicial que ofrece el sistema educativo reglado clásico. Es necesario crear otros procesos formativos más flexibles y continuados a lo largo de la vida laboral. Una adecuada política de formación contribuirá a reducir notablemente el volumen de empleo afectado por la digitalización y la desigualdad, reduciendo la polarización laboral y mejorando la empleabilidad de toda la fuerza laboral.

Las implicaciones sociales, económicas y laborales de la robotización y digitalización de los procesos de trabajo hacen imprescindible, por tanto, conformar una serie de propuestas de acción que hagan posible que sus beneficios reviertan en progreso y prosperidad para todos. Se trata, en definitiva, de aprovechar la oportunidad que nos brinda este proceso tecnológico en términos de competitividad, pero también de justicia e inclusión social.

Las recomendaciones del FEI al respecto pasan por:

  1. La monitorización desde todas las instituciones del impacto de la tecnología sobre la actividad laboral;
  2. Un Plan Nacional de Inclusión Tecnológica de todos los ciudadanos/as, para evitar la brecha digital sin dejar a nadie atrás; 
  3. Establecer por parte de las Administraciones Públicas programas de incentivación de la formación continua en habilidades digitales, tanto para las organizaciones empresariales como a nivel individual para los trabajadores, asegurando su empleabilidad futura;
  4. La incorporación del derecho y la obligación de formación continua a la legislación laboral, computada dentro de la jornada laboral,
  5. La reducción paulatina de la jornada laboral a medida que el empleo se vaya automatizando, compatibilizando por un lado la productividad y competitividad de las empresas, y por otro, la calidad de vida de los trabajadores y sus expectativas de empleabilidad.
entrevistas  |  reportajes  |  almuerzos  |  tribunas  |  noticias  |  proveedores  |  nombramientos  |  estudios  |  agenda  |  libros  |  el equipo  |  enlaces  |  mapa web

© 2007 CUSTOMMEDIA S.L. edita EQUIPOS Y TALENTO  |  Equipo de redacción  |  Contacto  |  Política de privacidad

Av. Diagonal, 463 bis 5ª planta, Barcelona 08036  Tel. 93 4195152  Fax. 93 4101755