Revista digital

NOTICIAS

6 claves extraordinarias para elegir tu formación

Coraops identifica 6 claves para el éxito de los programas formativos

 
  • linkedin share button


14/01/2021 Estamos viviendo una época excepcional, con la incidencia de la COVID-19, los entornos VUCAH, el teletrabajo para el Business as usual (BAU) y de relaciones interpersonales restringidas y a distancia. Ya seas un profesional por cuenta ajena, un directivo, un emprendedor, o cualquier otro perfil profesional, probablemente este año te has encontrado con una cuestión esencial: la necesidad de APRENDER.

Las organizaciones basadas en el conocimiento están modificando las modalidades de facilitación de programas de formación y desarrollo, y por ello consideran que los criterios a tener en cuenta a la hora de tomar una decisión sobre qué centro elegir para desarrollarte, son también diferentes.

 

Hasta ahora, para elegir la mejor opción formativa, se han centrado en criterios que se pueden denominar tradicionales: número de horas, experiencia y reconocimiento de los formadores, certificados y reconocimientos oficiales, entre otros. Y, por supuesto, la reputación o recomendaciones de los alumnos. En este nuevo entorno, desde Coraops consideran interesante tener en cuenta las otras claves de éxito, esas que llevan a declarar que “este curso es el que más me ha aportado de todos los que he hecho jamás”. Una propuesta que incluya todas estas claves será una buena elección.

 

 

¿Cuáles son estas otras claves extraordinarias de valoración?

 

1. Aprendizaje adaptativo

El aprendizaje es un proceso y, como tal, necesita sus tiempos y adecuarse al momento de cada persona. Experimentar, ensayar y repetir contribuye a la generación de hábitos y a automatizar nuevos comportamientos. Los cursos intensivos no son la "mejor" opción si no se realiza un trabajo posterior de interiorización. El aprendizaje adaptativo significa ajustarse al ritmo de cada persona, como la estrategia “Learning by doing”, Otra opción son los programas de desarrollo por su efectividad. Emplean paradigmas de coaching, mentoring, facilitación y formación y generan aprendizaje sostenible, ya que permiten cambiar comportamientos y romper creencias limitantes por otras potenciadoras.

 

2. Inteligencia Colectiva

Un principio sistémico promueve que un equipo es más que la suma de sus partes. Aprovechar un gran cerebro colectivo a partir de las aportaciones individuales de los participantes de un programa de desarrollo, fomenta la creatividad y la diversidad, potencia el aprendizaje y enriquece las soluciones a retos. Ya no se trata solamente de crear valor entre todos los participantes o miembros de un equipo, sino que ese valor sea realmente diferencial. Esta es la gran palanca para el aprendizaje, la innovación y el emprendimiento.

 

3. Gamificación

La neurociencia nos ayuda a entender cómo funciona nuestro cerebro. Diferentes técnicas de pedagogía y facilitación posibilitan ser más precisos y productivos en nuestro entrenamiento maximizando el aprendizaje. A nuestro cerebro le gusta aprender a través del juego y el disfrute. La proliferación de webinars y formaciones en directo por canales virtuales están contribuyendo significativamente en este punto, con plataformas y herramientas que fomentan juegos y retos en grupo.

 

4. Feedback

La realización de prácticas reales que estén supevisadas y/o mentorizadas por profesionales con experiencia de campo, permiten enriquecer el aprendizaje a través de la inteligencia colectiva (aportación de la diversidad de opiniones y la inteligencia del grupo) y, sobre todo, el feedback. Este feedback eleva el nivel de consciencia del alumno/participante y representa un aspecto clave de continuidad para el aprendizaje. También es importante señalar que el feedback puede ser un ejercicio de riesgo si este no se hace desde el respeto, centrándose en el asunto, más que en la persona. Además, es importante normalizar que el error es una parte fundamental del aprendizaje.

 

5. Manejo de las emociones

Antes de aprender sentimos una emoción. Así estamos programados. Esta es una regla de oro. Sentir, pensar y hacer de forma diferente. Antes de tomar una decisión, hemos arrancado desde una emoción, hemos puesto a funcionar nuestro lado racional (pensar) y conectamos con la acción. La motivación y el desafío impulsan el aprendizaje. Las dinámicas experienciales permiten crear prácticas reales en las que se trabaja el aprendizaje manejando las emociones individuales y colectivas. Las emociones generan un alto impacto y vínculo entre los participantes, haciendo de un programa formativo, una experiencia inolvidable que consigue un arraigo máximo en la persona.

 

6. Seguimiento

En primer lugar, queremos elevar el valor del seguimiento continuo después de un programa formativo. Abordar procesos de supervisión y mentoring duplican el aprendizaje ya que, se añade desde una experiencia real. Un programa de desarrollo óptimo debe incluir sesiones individuales o grupales de seguimiento.

 

En segundo lugar, el reconocimiento y la celebración animan al aprendizaje y son pilares importantes para la mejora continua. El impacto es mayor si el reconocimiento viene de tu jefe, de tu profesor o de un compañero.

 

Por último, resulta esencial llevar a cabo checkpoints con mediciones del progreso y la efectividad de los programas formativos. Esto permite medir el aprendizaje e identificar bloqueos y palancas para garantizar avances.

 

 

Todas estas claves extraordinarias están integradas en los programas de desarrollo diseñados con la metodología CORAOPS.

entrevistas  |  reportajes  |  almuerzos  |  tribunas  |  noticias  |  proveedores  |  nombramientos  |  estudios  |  agenda  |  libros  |  el equipo  |  enlaces  |  mapa web

© 2007 CUSTOMMEDIA S.L. edita EQUIPOS Y TALENTO  |  Equipo de redacción  |  Contacto  |  Política de privacidad

Av. Diagonal, 463 bis 5ª planta, Barcelona 08036  Tel. 93 4195152  Fax. 93 4101755