Revista digital
28/09/2023

Los españoles dedican más horas y son más productivos cuando teletrabajan que cuando acuden a la oficina

El primer Informe Anual de teletrabajo, elaborado por WorkMeter, ofrece una comparativa entre trabajo Presencial vs Trabajo Remoto a partir del análisis de una muestra objetiva de 46.295 registros de trabajo diario de empleados de diversas empresas recogi
Duración de la jornada, nivel de concentración, duración e incidencia de las pausas, horas de entrada y salida, distribución del tiempo o diferencias de comportamiento laboral en función factores temporales como el día de la semana son algunos de los parámetros analizados por el trabajo para cada una de las dos modalidades

Los trabajadores españoles muestran un mayor grado de concentración (foco) en sus tareas durante los días de teletrabajo en comparación con los días presenciales. Aunque también en esta modalidad se toman más descansos, especialmente, los mandos… Son solo algunas de las principales conclusiones del primer Informe Anual de Teletrabajo, elaborado por WorkMeter. La empresa especializada en herramientas tecnológicas de medición del tiempo de trabajo ha realizado este informe a partir de 46.295 registros de trabajo diario (conocidos técnicamente como días/hombre) procedentes de empresas ubicadas en España de entre 40 y 500 empleados. 

El objetivo de este estudio es analizar y comprender algunas dinámicas sobre el tiempo de trabajo, comparando el teletrabajo y el trabajo presencial, y utilizando para ello “no informes o cuestionarios subjetivos, sino una muestra completamente objetiva y libre de sesgos a partir de datos reales, registrados automáticamente, de la jornada de los empleados”, destaca Joan Pons, CEO de WorkMeter. El estudio ofrece, además, una serie de conclusiones y recomendaciones que las compañías pueden usar para informar y ajustar sus políticas y prácticas relacionadas con el teletrabajo. 

Sobre la metodología 

Las mediciones del primer Informe anual del Teletrabajo han sido realizadas con el consentimiento expreso de las empresas y el conocimiento previo de los empleados, que sabían que sus datos iban a ser registrados de forma anónima. Todas las mediciones se corresponden a tareas realizadas en un ordenador. 

Las métricas que se han utilizado para la confección del mismo han sido: actividad (tiempo en el que se interactúa con el ordenador -online- o se informa de actividad offline), productividad (parte del tiempo activo que el empleado dedica a aplicaciones que son claves para su puesto de trabajo), esperado (tiempo de actividad o productividad que se espera que un empleado cumpla), rango activo (intervalo de tiempo en el que se ha registrado actividad de un empleado), foco (nivel de concentración del empleado durante su jornada laboral), pausas (cantidad total de horas que el empleado estuvo en pausa o no estuvo activamente trabajando), hora de inicio y hora de finalización de la jornada, día de la semana, teletrabajo/presencial, mes y rol del empleado (empleado/manager) . 

 

Distribución Teletrabajo vs Presencialidad

Una de las primeras conclusiones que arroja el estudio es que, a pesar de que los modelos híbridos de trabajo están cada vez más arraigados en las empresas, la fracción del teletrabajo (un 38,28% de los datos recogidos corresponden a días de teletrabajo) sigue siendo inferior al modelo tradicional de trabajo presencial (61,72%).

En cuanto a la distribución de los días, el modelo predominante es de 1 día de teletrabajo por 4 días de trabajo presencial (50,93%), con preferencia a concentrar los días de trabajo en desde casa hacia el final de la semana (el jueves es el día de mayor concentración y el martes el de menos). En el extremo opuesto, un 12,13% de los empleados disfrutan de 4 días de teletrabajo y un 9,83% lo hacen la semana completa. “En general, se observa que las empresas prefieren arrancar la semana con sus empleados físicamente presentes en la oficina, probablemente para atender reuniones de planificación y distribución de tareas”, explica Pons. 

Productividad y foco

Los empleados tienen, como promedio, una mayor actividad y productividad durante los días de teletrabajo en comparación con los días presenciales. Los datos revelan que los empleados trabajan el tiempo esperado y son ligeramente más productivos cuando teletrabajan que cuando acuden a la oficina (16 minutos por debajo del tiempo esperado en teletrabajo por 38 minutos por debajo del tiempo esperado en trabajo presencial). Esta tendencia se acentúa en el caso de los managers, quienes muestran un incremento más pronunciado en su productividad en teletrabajo. 

Por lo que se refiere al foco, el teletrabajo parece favorecer la concentración (71% teletrabajo / 66% presencial). Unas diferencias que son más acusadas en el caso de los managers (83% teletrabajo / 65% presencial), algo que, según indican desde WorkMeter, puede ser debido a factores como la naturaleza de las tareas, la reducción de las interrupciones durante la jornada comunes en un entorno de oficina, como reuniones no planificadas o conversaciones espontáneas entre colegas, o por el hecho de no tener que dedicar tanto tiempo a dar soporte a los miembros de su equipo.

 

Una jornada “alargada” en teletrabajo

La mayoría de las empresas y de los empleados (más de un 80%) incluidos en la muestra, tienen definida una jornada laboral entre 7 horas y 30 minutos y 8 horas y  30 minutos. Por lo que se refiere a la hora de entrada y salida, se aprecia un alargamiento generalizado de jornada en la modalidad a distancia. Si bien, los empleados tienden a comenzar su jornada laboral un poco más tarde cuando teletrabajan en comparación con los días presenciales, este desfase se compensa con la hora de salida. Un ejemplo: mientras que la franja comprendida entre las 17,30 h. y las 18,00 h. marca el final de la jornada para el 22,47% de los trabajadores en presencial, únicamente 14,88% de los que están en remoto han finalizado su trabajo para entonces. Unos datos que, según los responsables del estudio, indica “mayores índices de flexibilidad cuando se trabaja desde casa y, por tanto, mayores oportunidades para conciliar”. 

 

El efecto "pausa"

El estudio también ha analizado la naturaleza y duración de las pausas laborales. En general, las pausas son más prolongadas en el teletrabajo, lo que podría indicar que los trabajadores aprovechan la flexibilidad del teletrabajo para gestionar su tiempo y descansos de manera más autónoma. Estas diferencias son aún más acusadas en el caso de los managers. El tiempo que estos dedican a las pausas cuando están teletrabajando es considerablemente más prolongado que el de sus colaboradores (2,8 pausas por hora frente a 1,5).

 

Otras conclusiones

  • Extender la jornada laboral, no siempre se traduce en un mayor tiempo de trabajo efectivo ni en mayor productividad.
  • A medida que aumenta el rango activo (tiempo que transcurre entre el inicio y el final de la jornada), las pausas también tienden a ser más largas.
  • Cuando la actividad es alta, la productividad también es alta.
  • A medida que las pausas aumentan, la diferencia entre la productividad esperada y la obtenida tiende a disminuir.

 

Descargar el estudio completo

 

 

Compartir en:
  • linkedin share button
entrevistas  |  reportajes  |  almuerzos  |  tribunas  |  noticias  |  proveedores  |  nombramientos  |  estudios  |  agenda  |  libros  |  el equipo  |  enlaces  |  mapa web

© 2007 CUSTOMMEDIA S.L. edita EQUIPOS Y TALENTO  |  Equipo de redacción  |  Contacto  |  Política de privacidad

Av. Diagonal, 463 bis 5ª planta, Barcelona 08036  Tel. 93 4195152  Fax. 93 4101755