Revista digital
Reportaje > 24/06/2022

La salud laboral mira hacia las emociones

Más de dos años después del inicio de la pandemia, la vuelta a la normalidad ha puesto al descubierto el precio pagado por la salud de las personas. Numerosos estudios alertan de un deterioro general del estrato mental, con preocupantes datos sobre la incidencia de la ansiedad, el estrés o la depresión. En el terreno laboral, las empresas intensifican sus programas de apoyo psicológico, al tiempo que avanzan en la regulación del teletrabajo y la desconexión digital. Clarificar la frontera entre lo personal y lo laboral, recuperar presencialidad y comunicación directa y velar por la conciliación se revelan como herramientas útiles para cuidar la salud emocional.

Los riesgos psicosociales son los grandes protagonistas de la salud laboral en el panorama post-pandémico, que ha dejado tras de sí un incremento de las situaciones de estrés y ansiedad, en buena parte causadas por el aislamiento y la pérdida de contacto con los equipos. La sustitución de las relaciones presenciales por las digitales ha conllevado una desconexión con los valores de las empresas y una necesaria reorganización del trabajo que no siempre ha sido fácil. En el actual contexto de relajación de medidas preventivas, la apuesta por modelos híbridos podría aliviar los efectos que el teletrabajo ha provocado en algunos trabajadores. Las empresas tratan de volver a dibujar las fronteras entre lo laboral y lo personal, mediante herramientas de desconexión digital, tras dos años en que estas barreras se habían visto difuminadas por el precipitado traslado de la oficina al espacio doméstico. “Cada persona gestiona de forma diferente los retos. Una parte depende de cada uno y otra, del apoyo que perciba y reciba. No todo es atribuible al teletrabajo; en menos de 48 horas, nuestras vidas dieron un vuelco. Esta situación es la base de lo que sucede ahora, pero también es relevante el modo en que los líderes y las organizaciones lo han gestionado internamente”, dice Nuria Villalvilla, responsable de la Unidad técnica del Servicio de Prevención Mancomunado de Grupo DKV. Esta compañía apostó por la información y la transparencia y por la actualización de su política de trabajo en remoto. En el diseño de su nuevo modelo híbrido han colaborado miembros de áreas diferentes y la representación legal de los trabajadores, teniendo en cuenta la opinión de los empleados. “El reciente plan estratégico ‘Imagina’, con el lema ‘Juntos actuamos por una humanidad más saludable’, incluye el trabajo en una de las líneas clave, el bienestar emocional”. En DKV, el Servicio de Prevención ya estaba enfocado en la seguridad, la salud y el bienestar antes de la aparición de la Covid-19. No en vano, fue la primera compañía del sector asegurador a nivel nacional certificada por AENOR como Empresa Saludable. La etapa post-Covid ha reforzado este trabajo. “Los factores de riesgo identificados según nuestra actividad están centrados en la salud cardiovascular, la salud músculo-esquelética y el bienestar emocional. Contamos con un plan integral y unas líneas de trabajo en cada uno de ellos, que son revisadas y actualizadas partiendo de los resultados”, añade Nuria Villalvilla.

Según una encuesta del Grupo Adecco, el 37 % de los trabajadores españoles (el 32 % a nivel mundial) confiesa que su salud mental ha empeorado a raíz de la pandemia y 4 de cada 10 reconocen haber sufrido el llamado síndrome del trabajador quemado o burnout. “Los factores de riesgos psicosociales cobran más protagonismo en los nuevos modelos de trabajo que limitan la presencialidad”, afirma Raúl Esteban, director del Servicio de Prevención del Grupo Adecco. “En muchas ocasiones y de forma involuntaria, se desdibujan los espacios y tiempos entre el ámbito personal y el profesional. Todo cambio de modelo de trabajo implica amenazas y oportunidades; las empresas deben acompañar a sus empleados para que se produzca esta transición de la mejor forma posible”.

Son muchos los expertos que ponen el acento en la capacidad de los líderes para velar por el bienestar mental de la plantilla. Para lograrlo, es necesario ofrecer formación, orientación y apoyo, dado que muchos profesionales carecen de habilidades para detectar riesgos psicosociales en sus equipos. Según el estudio de Adecco, el 64 % de los empleados españoles cree que sus managers no cumplen sus expectativas en cuanto a los cuidados para prevenir la salud mental. Por otro lado, también crecen las voces que reclaman una mayor presencia de estos riesgos en los convenios colectivos. Donde sí aparecen reflejados es en la reciente Ley 10/2021 del Trabajo a Distancia, que contempla como fundamentales los factores psicosociales, ergonómicos y organizativos y de accesibilidad del entorno laboral efectivo, concretando que “deberán tenerse en cuenta la distribución de la jornada, los tiempos de disponibilidad y la garantía de los descansos y desconexiones “.

Aunque muchas compañías ya disponían antes de la pandemia de planes de prevención en este sentido, nunca como ahora se había hablado tanto de ello ni se habían destinado tantos recursos. Cabe preguntarse, no obstante, si los riesgos psicosociales ya existían y se han incrementado o si, simplemente, la pandemia ha ayudado a darles visibilidad. “La incertidumbre, el miedo y el aislamiento han intensificado los problemas de salud mental”, dice Emilio Conde, director de Grandes Cuentas de Quirónprevención. “Sin embargo, pasada la tormenta, nos preguntamos: ¿Estos riesgos han aparecido a raíz de la pandemia o estábamos abocados como sociedad a padecerlos? Creo que muchos ya estaban latentes y que la Covid-19 ha ayudado a que las empresas tomen conciencia de su importancia, a implantar campañas de promoción del bienestar emocional y políticas que favorezcan la conciliación, el descanso y la desconexión”.

Los factores de riesgos psicosociales han cobrado protagonismo en los nuevos modelos de trabajo que
limitan la presencialidad

Algunas empresas empiezan a ser conscientes del peso estratégico que está adquiriendo la salud laboral como factor competitivo y diferenciador. “El Covid-19 ha supuesto una reordenación evidente de las prioridades. Tras la contención de contagios, ahora se pone el foco en la salud emocional, profundamente dañada por el confinamiento, el entorno ansiógeno o los cambios en la forma de trabajar”, asevera Elena Sánchez, directora Clínica y de Operaciones de Yees!. Esta plataforma de consultas digitales pone el acento en un enfoque estratégico: para las organizaciones más avanzadas, cuidar la salud mental de sus empleados permite fidelizar, atraer más fácilmente el talento o ayudar a los profesionales a ser más eficientes. “Aún queda camino por recorrer, pero ya está sobre la mesa la necesidad de que los trabajadores adquieran competencias emocionales que les protejan del desgaste y les permitan afrontar nuevos retos. La figura del mando intermedio se ha erigido como eje fundamental que vertebra el buen funcionamiento de estas medidas y, por ello, la formación a managers es prioritaria para las organizaciones más aventajadas”, asegura.

Las consecuencias del aislamiento

El incremento de la incidencia de suicidios, sobre todo entre adolescentes, ha puesto sobre la mesa los indeseados efectos mentales del aislamiento. Desde hace meses, la salud emocional ha dejado de ser un tabú comunicativo y ha dado el salto a los titulares, con multitud de acciones, convenios y planes firmados por organismos sanitarios, instituciones, empresas y representantes de los trabajadores. “Se ha tomado conciencia de ello y espero que sea una actitud que haya llegado para quedarse”, dice Emilio Conde. Una vez pasado lo peor de la pandemia, parece que las empresas dedican más espacio y mayor nivel de implicación a la prevención y el bienestar. “Cada compañía debe ser consciente de las características de su plantilla y poner ahí su foco. No es lo mismo una industria agroalimentaria de un pequeño municipio de Andalucía que una consultora estratégica ubicada en Madrid. La población trabajadora está expuesta a unos riesgos de salud muy diferentes. Si la empresa es capaz de conocer a sus trabajadores y ofrecerles valor, tendrá una enorme oportunidad”.

En un momento en que la hibridación de la jornada semanal parece ser la opción mayoritaria de las empresas, habrá que esperar y ver qué resultados tendrá la vuelta a la presencialidad de las personas que han estado largos periodos trabajando desde sus hogares. “El teletrabajo ha conllevado riesgos como el tecnoestrés, la hiperconexión, dificultades de adaptación al cambio, imposibilidad de discernir roles personales y profesionales… todo ello puede comportar una sobrecarga emocional difícil de manejar”, dice Elena Sánchez, de Yees!. “La hibridación está tensionando las relaciones entre las personas, los estilos de liderazgo y la organización del trabajo. Cada empresa está buscando su propio camino en esta nueva realidad; y no es fácil, no existe una solución única. La sensibilización acerca de estos nuevos riesgos, además de la regulación, nos permiten emprender estrategias preventivas y detectar de manera temprana a las personas en riesgo”.

Regular la desconexión digital y formar a los líderes para velar por la salud emocional de sus equipos son algunas de las medidas que proponen los expertos

Como Servicio de Prevención Ajeno, desde el Grupo Preving consideran que la intervención pos-pandémica debe dirigirse hacia la gestión de los equipos, con una imprescindible formación de los líderes para mejorar su capacidad de gestión; una comunicación adecuada con el personal; y una valoración sobre la adecuación de los medios ergonómicos y los lugares de trabajo. “Hemos sido parte importante en la intervención en salud durante la pandemia, fundamentalmente, en el entorno laboral, pero también como asesores en el doméstico y en el combate contra las consecuencias psicológicas del confinamiento y del trabajo a distancia”, asevera Antonio Diéguez, especialista en psicosociología aplicada del Grupo Preving, añadiendo: “Yo no diría que se dedican más recursos, al menos de una forma muy significativa, sino que se reparten de modo diferente, dando más protagonismo a los temas psicosociales”.

Como consecuencia de la pandemia y del teletrabajo, los expertos también destacan el incremento de trastornos músculo-esqueléticos. “Hay un aumento de lesiones, aunque podremos concluir con mayor exactitud su incidencia una vez acabe 2022, con los datos agregados que nos dejen los reconocimientos médicos del año”, asegura Emilio Conde, de Quirónprevención, añadiendo: “Aunque se difundan y promocionen consejos y buenas prácticas para el desarrollo del trabajo desde casa, lo cierto es que los hogares son entornos no controlados por las empresas”.

Toma de conciencia

“Cada vez más empresas entienden la necesidad de cuidar del bienestar de sus empleados para estimular su productividad y llevar su motivación y compromiso al siguiente nivel”, dicen desde el equipo de TherapyChat, una plataforma online de servicios psicológicos que detecta un aumento de casos de ansiedad, depresión y estrés postraumático, además de inestabilidad, apatía e indiferencia emocional. “El teletrabajo ha sido determinante para mantener la actividad laboral, pero también ha contribuido a agravar algunas de las consecuencias que ha dejado la pandemia. A las condiciones inadecuadas en que muchas personas se han visto obligadas a trabajar desde sus hogares se ha sumado el aumento de las horas de trabajo y una ausencia de conciliación que ha traído como resultado una jornada laboral más larga y extenuante”. TherapyChat detecta que “las dificultades para diferenciar el espacio y el tiempo dedicados al trabajo y a la vida familiar han hecho que muchas personas dediquen menos horas a su cuidado personal, con el consecuente agotamiento y desgaste físico, cognitivo y emocional que esto conlleva”. Por ello, recomiendan implementar una forma de trabajar más flexible, adaptativa y resolutiva, que tenga en cuenta el bienestar físico y mental y aspectos tan importantes como la conciliación o la formación. Además, fomentar una cultura de resiliencia, para aprender a gestionar los conflictos y problemas cotidianos y desarrollar habilidades para lidiar y crecer ante las dificultades del día a día.

¿Qué están haciendo las empresas en este contexto? Desde el inicio de la pandemia, la compañía SEAT ha implantado un centenar de medidas de salud y seguridad, desde la fabricación de respiradores de emergencia y mascarillas en los peores momentos de la crisis hasta la política posterior de testeos masivos y vacunaciones. “Con estas acciones, no solo hemos asegurado la continuidad de las actividades empresariales de SEAT y de las empresas del Grupo Volkswagen en España, sino que hemos sido capaces de generar un ahorro al sistema público de salud de unos 20 millones de euros. Al fin y al cabo, nuestro mayor objetivo, incluso antes de la pandemia, siempre ha sido cuidar de las personas y es ahí dónde se pone el foco de nuestras acciones de prevención y actuación”, dice Patricia Such, directora de Salud, Seguridad y Emergencias de SEAT y de las empresas del Grupo Volkswagen en España. Asegura que la firme complicidad del Comité Ejecutivo y de los sindicatos ha permitido contar con un gran equipo de profesionales que, desde hace muchos años, desarrolla estas políticas, con un amplio reconocimiento. Una pieza clave ha sido el doctor Bonaventura Clotet, reconocida autoridad mundial en la investigación de vacunas y la lucha contra las enfermedades infecciosas, que desde 2017 es embajador de SEAT.

Por su parte, la cadena Feu Vert ha aprovechado la mayor sensibilidad de las personas hacia la salud y el bienestar para aumentar el impacto de sus campañas específicas. La mención de Honor para una de estas acciones en los Premios Escolástico Zaldívar que promueve Fraternidad Muprespa avala el camino emprendido. “Es señal de que estamos apostando por nuevas iniciativas más acordes con los tiempos, donde la información, la comunicación y la inmediatez, con el uso de las nuevas tecnologías, son vitales”, afirma César Ruíz, jefe del Servicio de Prevención de Feu Vert. Esta compañía detecta un incremento de consultas sobre salud, en general y no solamente relacionadas con la pandemia, además de un aumento en el uso de los EPI. “La preocupación por nuestro estado de salud se ha interiorizado más dentro de la empresa, tenemos una visión general y conjunta, hacia una suma del bienestar en todos nuestros aspectos del día a día. Nuestras acciones siempre han estado enfocadas a concienciar a los empleados de la importancia de cumplir las normas, por su propio bien y por el de todos, haciendo ver que es lo más inteligente, que no hay otro camino posible. Formación, información, campañas… son capitales para lograr esa concienciación”.

Muchos expertos coinciden en que el aislamiento y la no-desconexión digital son dos de los mayores factores de riesgo a la hora de desarrollar problemas de índole psicológica. Por ello, tras el obligado teletrabajo, se están diseñando nuevos modelos que ayuden a minimizar estos riesgos. La jornada Smart Working de Heineken, co-creada junto a los empleados, apuesta por un sistema híbrido y flexible: cada persona cuenta con 16 horas a la semana que puede distribuir como más le convengan dentro del horario laboral establecido. Una apuesta por la conciliación que mucho tiene que ver con la salud emocional de las personas. “Entendemos el bienestar de una manera integral. Por eso, hemos reforzado las medidas de prevención con un foco especial en la salud mental, con apoyo psicológico constante para asegurar el cuidado emocional de nuestros empleados”, explica Monica Zai, directora de Recursos Humanos de Heineken. De este modo, el programa “Healthy Heineken” busca prevenir enfermedades comunes o graves, mientras que “Healthy Mind” facilita un servicio de atención psicológica 24 horas los siete días de la semana, así como profesionales para atender necesidades en el ámbito financiero, legal y familiar.

Los modelos de trabajo híbrido están ayudando a mejorar la conciliación, lo que contribuye al bienestar emocional

Siemens apuesta por estrategias integrales dirigidas a conseguir el equilibrio emocional y el bienestar físico, siendo el pilar fundamental las personas, los equipos y los managers. Se trata de herramientas sencillas a través de workshops sobre resiliencia y asertividad, gestión del estrés, liderazgo saludable, nutrición... contando con el soporte profesional de una plataforma digital para asesoramiento de medicina general, psicólogo, coach y nutricionista, además del impulso y patrocinio de actividades deportivas.
En Nestlé, además de un servicio de asistencia psicológica 24 horas y de un programa de formación para la detección y prevención de enfermedades mentales, se han diseñado cursos de resiliencia y bienestar emocional adaptados a las distintas funciones, junto con un equipo de expertos psicólogos. A través del programa “Siéntate bien, siéntete bien”, una fisioterapeuta asesora uno por uno a los empleados en temas de ergonomía. Y en las oficinas centrales se han remodelado los espacios de trabajo para dar cabida a entornos más saludables y colaborativos, con la posibilidad de realizar actividades físicas como yoga, pilates, zumba o mindfulness. “Atravesamos una época de cambios, pero en Nestlé creemos que este nuevo escenario nos brinda grandes oportunidades. Estamos decididos a aprovecharlas y a liderar iniciativas y actividades que nos permitan hacerlo”, asevera Thaïs Giménez, responsable del Servicio Médico de Nestlé España.

Bajo el paraguas del programa “Mental Health”, la compañía Accenture ha puesto a disposición de los empleados charlas motivacionales online, acceso a consultas programadas con psicólogos, sesiones de mindfulness, programas específicos de bienestar emocional y otras herramientas como el Employee Assistance Program, para realizar consultas online ‘24 horas’ ante situaciones de deterioro o malestar psicoemocional. “La atención sanitaria a través de la telemedicina, inicialmente poco frecuente, es ahora considerada como una opción más”, explica Encarnación Tato, directora de Salud, Seguridad y Bienestar Corporativo de Accenture. Esta empresa también instauró un pago mensual a cada empleado en situación de teletrabajo para mejorar las condiciones ergonómicas de su mobiliario en el domicilio. “Nuestras actuaciones han puesto especialmente el foco en la prevención de trastornos psicosociales y en la promoción de la salud y el bienestar emocional”, pero también se detectan otros factores. “El confinamiento se tradujo en un incremento de los riesgos cardiovasculares, en especial sobrepeso/obesidad y sedentarismo, que en muchos casos persisten y sobre los que tenemos que poner el foco desde el Servicio Médico de forma prioritaria. Estamos realizando actuaciones de promoción de hábitos saludables para revertir esta situación”.

Compartir en:
  • linkedin share button

Partners

“La pandemia ha magnificado la necesidad de una perspectiva holística”

Raúl Esteban, director del Servicio de Prevención de Grupo Adecco

Grupo Adecco siempre ha puesto a las personas como eje de su estrategia preventiva y, para facilitar el acompañamiento al trabajador/a en la nueva realidad pos-pandémica, ha aumentado el número y calado de iniciativas incluidas en su campaña de promoción de la salud denominada “Adecco Bienestar”. Las cuatro áreas en las que se estructura esta campaña son el bienestar laboral, físico, emocional y social. La prevención es una de las señas de identidad de la compañía, con una propuesta de valor que va más allá de los requisitos legales, poniendo al frente a los trabajadores y clientes y estableciendo un valor diferencial frente a la competencia.

En el Departamento de Prevención & Salud, se ha elaborado un plan estratégico que se desarrolla en los ámbitos de compliance, ordenación, optimización y digitalización de procesos y proyectos de valor. “El impacto de la pandemia ha magnificado la necesidad de proteger la salud de las personas desde una perspectiva holística, incluyendo aspectos relacionados con la salud mental, endógenos y exógenos”, dice Raúl Esteban, director del Servicio de Prevención del Grupo Adecco. “Esto ha propiciado que las empresas inviertan más en desarrollar modelos preventivos ambiciosos, que no solo busquen la protección del trabajador/a sino la promoción de la salud, en los que las personas y su entorno cobren más protagonismo. Aunque ya era una tendencia existente, sin duda, la crisis sanitaria la ha acelerado”.

“La frontera entre salud personal y laboral se desdibujará en el futuro”

Emilio Conde, director de Grandes Cuentas de Quirónprevención

Quirónprevención se ha mantenido durante toda la pandemia al lado de sus clientes para escuchar, entender y dar respuesta a las necesidades que demandaban, muy dispares y diversas. Sus acciones y propuestas han ido evolucionando según lo hacía la propia crisis, siempre intentando ir un paso por delante. Emilio Conde, director de Grandes Cuentas de Quirónprevención destaca “el éxito del sello distintivo de espacio seguro, que muchas empresas nos demandaban para poder diferenciarse por su implicación y buen hacer con respecto a las medidas de prevención contra el virus”. Quirónprevención apostó desde el principio por la aplicación de las nuevas tecnologías y la innovación para frenar o prevenir los riesgos asociados a la pandemia. Su solución Espacio Seguro Covid-19 ha sido utilizada en grandes eventos deportivos, como Moto GP o The Ocean Race, y ferias multitudinarias, como FITUR o el Mobile World Congress, donde se combinaba la realización de tests masivos con tecnología de reconocimiento facial para un acceso seguro.

“Nuestra estrategia a corto, medio y largo plazo responde al objetivo de hacer evolucionar la actividad de prevención desde la seguridad y salud laboral de los trabajadores a la seguridad y salud de las personas. Este cambio de paradigma desde dentro hacia fuera nos hará percibir la prevención desde una perspectiva integral, desdibujando la frontera entre la salud laboral y personal”, pronostica Emilio Conde. Mientras este cambio se produce, apuesta por el talento y la tecnología, un tándem para llegar a los clientes con las mejores soluciones.

“Aprovechamos de forma directa todas las ventajas que aporta el cloud”

Antonio Diéguez, especialista de Psicosociología aplicada de Grupo Preving

Grupo Preving apuesta por tecnologías de Inteligencia Artificial y Machine Learning para aportar un valor añadido clave y diferenciador a la hora de velar por la salud de las personas. Por ejemplo, la visión artificial del Programa Neurona alerta –en obras o en industria– de la ausencia de EPI, de peligros en trabajos en altura o incluso se explora la posibilidad de avisar sobre riesgos de atropello o colisión. A través de IA y ML, también se generan recomendaciones y contenidos audiovisuales saludables basados en los parámetros de salud de los trabajadores y en los hábitos de consumo dentro de la plataforma. Para abordar todos estos proyectos, son clave los Servicios cloud, que permiten adaptarse a los plazos del negocio, ofreciendo un time to market adecuado. “Aprovechamos de una forma directa todas las ventajas que aporta el cloud y ‘expertizamos’ a nuestro Departamento de Tecnología”, explica Antonio Diéguez, especialista de Psicosociología aplicada de Grupo Preving.

Tras la nueva normativa acerca del uso de mascarillas en el entorno laboral y de acuerdo con la evaluación de riesgos en el puesto de trabajo, Grupo Preving ha desarrollado una herramienta que define la recomendación del uso de las mascarillas en los distintos centros. Para ello, tiene en cuenta el conocimiento científico sobre los canales de propagación de la Covid-19 y la evidencia existente sobre la transmisión aérea del virus mediante aerosoles, especialmente acusada en interiores.

“En materia de salud mental, no podemos suponer lo que ocurre. Debemos medir”

Elena Sánchez, directora Clínica y de Operaciones de Yees!

El objetivo de la plataforma digital Experiencia Yees! es el cuidado de la salud emocional de los empleados a través de la psicoeducación y la intervención psicológica directa y confidencial. Ayudando a tomar las riendas de la salud mental y proporcionando herramientas adecuadas, se obtiene un ajuste social, personal y, sobre todo, profesional. “Desde 2020, los trabajadores demandan no solo una atención inmediata sino la posibilidad de hacerlo por múltiples canales. Por ello, decidimos diseñar una herramienta para digitalizar la salud emocional, aunando la prevención y la intervención”, explica Elena Sánchez, directora Clínica y de Operaciones de Yees! El contacto 24/7 con psicólogos se puede establecer por teléfono, chat, WhatsApp, mail y vídeoconsulta. Además, proporciona acceso a contenidos multiformato (webinars en directo, podcast, infografías…) y un medidor de nivel de bienestar. “Todo ello hace que nuestra plataforma se dirija al 100 % de la organización”.

El mapeo de la plantilla en tiempo real permite detectar tendencias y trabajar, desde la evidencia de los datos, en el ámbito preventivo. “En materia de salud mental, no podemos suponer lo que ocurre. Debemos medir para adaptar nuestra estrategia a la realidad de los trabajadores”, asevera Elena Sánchez. Sin comprometer la confidencialidad, los datos se trasladan a un dashboard que permite obtener mensualmente una ‘foto emocional’, observar sus fluctuaciones y tomar decisiones de valor estratégico. “En este camino, las empresas cuentan con el apoyo de nuestros consultores, que les orientan y acompañan”.

“Cada vez más empresas se toman en serio los problemas de ansiedad, depresión, estrés y burnout”

, Equipo de TherapyChat

La plataforma de psicología online TherapyChat proporciona a las empresas numerosos recursos para cuidar del bienestar emocional de sus empleados: planes de apoyo psicológico para los equipos, con su seguimiento y reporting para conocer el impacto real en la empresa; informes de datos agregados que permiten identificar las especialidades más utilizadas; y programas ad hoc que garantizan la mejor vía preventiva y educativa. “Muchas organizaciones han reestructurado sus recursos y reorganizado sus prioridades, impulsando la implementación de programas y planes dirigidos a cuidar la salud y el bienestar de sus trabajadores. Cada vez más, no solo se ciñen a la salud física, sino que también se toman en serio los problemas de ansiedad, depresión, estrés y burnout. Saben que pueden tener una enorme influencia en el rendimiento laboral y el crecimiento profesional”, explica el equipo de TherapyChat.

Como consecuencia, se establecen nuevos mecanismos de respuesta ante emergencias, apostando por la comunicación interna para llegar con más facilidad a empleados, clientes y colaboradores y contando con nuevos paquetes de beneficios que incluyen alternativas más personalizadas y enfocadas al bienestar emocional: desde cursos o conferencias sobre liderazgo, resolución de conflictos o comunicación hasta talleres sobre alimentación saludable, estilo de vida o práctica deportiva. “Son muchas las empresas que han empezado a apostar por este tipo de estrategias para mejorar la calidad de vida de sus plantillas”, concluyen.

Directivos

¿Qué nuevos riesgos han aparecido después de la pandemia? ¿Son atribuibles en parte al teletrabajo?

Thaïs Giménez, responsable del Servicio Médico de Nestlé España

Los problemas de salud mental son cada vez más frecuentes. En Nestlé, hace ya muchos años que disponemos de un Programa de Apoyo al Empleado con asistencia psicológica las 24 horas e impartimos cursos para detectar y prevenir enfermedades mentales, con numerosos webinars realizados con psicólogos especialistas durante la pandemia. Hemos consolidado nuestro modelo de teletrabajo, implantado en 2013, evolucionando hacia un sistema híbrido y una política de desconexión digital. Además, se han evaluado todos los puestos de trabajo en casa, garantizando su idoneidad, y hemos enviado material como sillas, pantallas y teclados.

Patricia Such, directora de Salud, Seguridad y Emergencias de SEAT

SEAT no es ajena al incremento general de las patologías psicosociales, cuya incidencia ha sido potenciada por la Covid-19. Para Grupo Volkswagen, es una de las líneas de trabajo estratégicas y, por ello, ya antes de la pandemia se nombró a un Mental Health officer. La atención psicológica y psiquiátrica forma parte del porfolio de servicios de SEAT CARS, el centro dedicado íntegramente a la salud de los empleados, que en abril cumplió cinco años. Y tenemos un Servicio de Apoyo Emocional y Psicosocial, con un equipo de psicólogos especializados disponibles las 24 horas del día y los siete días de la semana.

Encarnación Tato, directora de Salud, Seguridad y Bienestar Corporativo de Accenture

El teletrabajo, si bien ha sido muy beneficioso en términos preventivos para minimizar los contagios durante la pandemia, ha influido negativamente en la aparición de trastornos y patologías psicosociales, al haber favorecido situaciones de aislamiento social. También ha provocado la aparición de trastornos músculo-esqueléticos y, en menor medida, visuales y de sintomatología ocular. Todo ello, derivado de deficientes condiciones ergonómicas del mobiliario y el lugar de trabajo, no pensados ni diseñados para una jornada completa en un contexto de confinamiento prolongado.

Monica Zai, directora de Recursos Humanos de Heineken

La pandemia y el teletrabajo han sido un desafío a la hora de motivar a las personas, escuchar sus necesidades y mantener su productividad. Nos hemos esforzado por tener un flujo constante de comunicación, para que su vínculo con la empresa y con la cultura corporativa se fortalezca. Otro riesgo derivado es el desarrollo de capacidades y, por ello, hemos lanzado programas de formación digital para inculcar nuevos conocimientos y habilidades clave. La conciliación familiar es otro desafío: en Heineken, tenemos un manifiesto de desconexión digital, con un tiempo en verde que marca el fin de la jornada.

José Bolaños, responsable de EHS de Siemens

Algunos riesgos ya existían y otros demandan un nuevo análisis en detalle. Los factores que detectamos son el incremento de la autonomía al ejecutar tareas, la planificación, el cambio en la relación con el equipo y los managers y una comunicación que ha pasado de analógica a digital. Todo ello puede dar sensación de aislamiento, de no saber desconectar y de pérdida de conexión con los valores y la filosofía de la compañía. Los aspectos ergonómicos también suponen un reto, por la adaptación a los entornos domésticos. Son factores nuevos y es necesario tomar rápidamente medidas que eviten los riesgos.

César Ruiz, jefe del Servicio de Prevención de Feu Vert

Hemos visto, claramente, que la gente ha empezado a ver lo fundamental del bienestar, no solo en el trabajo, sino en la vida en general. Hemos descubierto que, si los aspectos socio-laborales están bien, el camino es más sencillo. La relación con los compañeros y con los superiores se ha convertido en algo fundamental; si es buena, todo fluye mejor, tanto a nivel de compañía como personal. Respecto a los riesgos derivados del teletrabajo, llegó de forma abrupta y las consecuencias musculo-esqueléticas o de fatiga visual son aspectos que hemos podido detectar. Todo es mejorable y quedan cosas por hacer.

entrevistas  |  reportajes  |  almuerzos  |  tribunas  |  noticias  |  proveedores  |  nombramientos  |  estudios  |  agenda  |  libros  |  el equipo  |  enlaces  |  mapa web

© 2007 CUSTOMMEDIA S.L. edita EQUIPOS Y TALENTO  |  Equipo de redacción  |  Contacto  |  Política de privacidad

Av. Diagonal, 463 bis 5ª planta, Barcelona 08036  Tel. 93 4195152  Fax. 93 4101755