Revista digital
Reportaje > 08/01/2021

La formación en idiomas se transforma para adaptarse a la Covid-19

La crisis sanitaria y económica provocada por la pandemia de Covid-19 ha generado un mayor interés de los profesionales para adaptarse al mercado laboral, ya sea para acceder a él como para mantenerse dentro. A pesar de que en el ámbito formativo han surgido con fuerza aspectos como el upskilling y reskilling de los profesionales para adaptarse a las nuevas necesidades, lo cierto es que el dominio de idiomas continúa siendo el talón de Aquiles del profesional español. Aunque los informes apuntan que los jóvenes que acceden al mercado laboral disponen de un mejor y mayor dominio de idiomas, especialmente del inglés, lo cierto es que el grueso del mercado laboral, formado por los llamados Baby Boomers y la Generación X, continúa pecando de un nivel de idiomas que no es suficiente para desarrollar su tarea profesional. Un hecho que obliga a las empresas a mantener estos programas de formación con un hándicap añadido: la pandemia ha hecho evolucionar hacia el mundo online esta formación que muchas empresas mantenían, anteriormente, en formato de clases presenciales o one to one.

Las cifras son tozudas y los estudios continúan sacando los colores al profesional español. Según el informe EF EPI 2019, España sigue a la cola de Europa y, por quinto año consecutivo, continúa empeorando su nivel de inglés. Concretamente, este estudio asegura que nuestro país ocupa la 35ª posición del ranking mundial, con una puntuación total de 55,46 puntos. El resultado supone una caída de nivel de 0,39 puntos con respecto al año pasado (cuando obtuvo un 55,85) y de tres posiciones (ocupaba la posición 32). Unas cifras que sitúan a España en el nivel medio de dominio de inglés, a la altura de países como Hong Kong, China o India. “Este nivel indica que algunas de las tareas básicas que se pueden desarrollar son participar en reuniones en el área de conocimiento propia, entender las letras de las canciones o escribir mensajes de correo profesionales sobre temas conocidos”, comentan los autores del estudio.

Conscientes de esta realidad, las compañías españolas continúan ofreciendo a sus empleados formación en idiomas para que puedan desempeñar sus tareas. Es el caso de Henkel, que ofrece este tipo de formación a aquellos empleados que necesitan dominar el idioma para su puesto de trabajo y que aún no tienen el nivel suficiente. Para ello, tal y como cuenta Lourdes Abrisqueta, Learning manager de la compañía, “Henkel Ibérica tiene un programa corporativo de idiomas muy completo que permite el aprendizaje desde tres medios muy diferentes pero complementarios: se compone de clases presenciales grupales, clases individuales on the phone y acceso individual a la plataforma online corporativa del proveedor de idiomas”.

La mayor demanda de las empresas se ha centrado en la adaptación del aprendizaje en idiomas a proyectos digitales

Para la consultora tecnológica VASS, el dominio de idiomas es una competencia esencial, puesto que la compañía tiene presencia en varios países de habla inglesa. “Es un must que debemos tener todos para poder comunicarnos en nuestro día a día y para seguir creciendo dentro de nuestro plan estratégico de transformación”, comenta la responsable de Formación de Grupo VASS, Marta Herrero Sáez. Por ello, la consultora ofrece este tipo de formación “a todas y cada una de las personas que forman Grupo VASS, independientemente del puesto, área en el que trabajen o nivel de inglés que tengan”. Y lo hace a través de un itinerario formativo que consiste “en una fusión de una plataforma online gratuita para toda la plantilla reforzada con clases ad hoc presenciales en la oficina a nivel nacional, las cuales hemos adaptado actualmente a la situación provocada por la Covid-19”, añade Herrero Sáez.

Por su parte, Gonvarri, cuenta “con un modelo de idiomas abierto a la incorporación de participantes procedentes de todas las plantas de la compañía cuyas necesidades se centran en manejar otras lenguas en su puesto de trabajo. Debido al crecimiento de Gonvarri Industries y GRI Renewable Industries, el modelo ha cambiado con la incorporación de un mayor número de personas y pasando de una formación presencial a 100 % online”, afirma José Batalla Fernández, técnico de Formación de Gonvarri. Para ello, “junto a nuestro partner, apostamos por un modelo de formación en idiomas online transversal y articulado en torno a nuestra plataforma ‘Academy’. Nuestra idea es aprovechar el auge y desarrollo de las nuevas tecnologías para ofrecer a los participantes unos contenidos de calidad y adaptados a sus necesidades en el día a día de su puesto de trabajo”.

 

La formación se adapta a la pandemia

La llegada de la pandemia y el posterior confinamiento, decretado por el Estado de Alarma, obligó a gran parte de las compañías, sobre todo aquellas que no disponen de fábricas o en las que la presencialidad no es imprescindible, a apostar por el teletrabajo como forma de mantener su actividad y su negocio a flote. Una nueva forma de trabajar que también se ha trasladado a la formación en idiomas debido al actual modelo de trabajo, ya sea híbrido o en remoto. Además, la necesidad de mantener la distancia social ha provocado que muchas de las clases presenciales se hayan virtualizado o digitalizado. Algo que parece que ha llegado para quedarse.

Esta realidad ha obligado a los proveedores a adaptarse a la llamada “Nueva Normalidad”, pero en distintos grados. En este sentido, la managing director de SPEEXX, Elena Giménez, destaca que la mayor demanda de las empresas se ha centrado en la adaptación del aprendizaje en idiomas a proyectos digitales. “Los departamentos de Recursos Humanos se han visto obligados a replantearse sus funciones dentro de las organizaciones y están elaborando constantemente nuevas estrategias para mantenerse al día con los cambios que van surgiendo para mejorar el desarrollo profesional y el bienestar de sus colaboradores. Algo que queda claro es que esta pandemia ha eliminado de la ecuación –al menos por ahora– el trabajo y el aprendizaje presencial, y que más que nunca vale la pena invertir y adoptar un sistema de aprendizaje digital que se adapte a todo y a todos. Incluido el de los idiomas, porque con gran parte del mundo trabajando, aprendiendo y ‘socializando’ desde casa, tiene sentido que las organizaciones estén preocupadas por la mejora y formación de las habilidades de comunicación entre las personas”.

Aunque el nivel general de conocimiento de idiomas en las empresas españolas es más bajo que el de las europeas, en los últimos cinco años ha mejorado

En la misma línea se pronuncia el director general de ASTEX Empresas, Alfonso de la Torre, que destaca que: “Más de un cambio en el volumen de la demanda, hemos notado que ha cambiado es el tipo de proyecto. Han aumentado, por supuesto, las solicitudes de formación online y virtual, pero también los programas específicos para colectivos con unas necesidades muy concretas”. A modo de ejemplo, De la Torre explica que la compañía ha puesto en marcha “cursos intensivos para varios departamentos administrativos, legales o de compras, en los que en varias sesiones se han trabajado conceptos muy técnicos, pero de gran aplicabilidad, dotándoles de las herramientas necesarias para desempeñar sus funciones con la misma seguridad que lo hacen en su idioma nativo”. Y añade: “También hemos implantado proyectos en formatos que eran menos habituales hasta ahora, como por ejemplo los webinars, que han permitido a los departamentos de Formación y RRHH hacer llegar la formación en idiomas a colectivos no solo más amplios, si no también distintos a los habituales, pudiendo reforzar así sus estrategias de employer branding que tan necesarias han sido durante estos tiempos de incertidumbre para todos en general”.

Por su parte, Jorge Moya, VP Iberia&Latam de goFLUENT, comenta que muchas empresas han aprovechado la situación de confinamiento para formar a sus profesionales. Además, “dado que nuestra formación de idiomas es bonificable por FUNDAE, muchas empresas han aprovechado al máximo su crédito formativo, el cual no solían agotar antes del fin del año natural. Por otro lado, la crisis económica que estamos sufriendo en España ha hecho que muchas organizaciones quisieran estar preparadas para la misma, formando en idiomas a sus profesionales para afrontar una posible apertura y/o el desarrollo de nuevos mercados internacionales” 

la formación de idiomas online y llegar a un mayor número de personas. De hecho, nuestro próximo proyecto junto a nuestro partner es poder ofrecer a todos los empleados, independientemente de la posición que ocupen, un acceso a sus contenidos en inglés. Por lo tanto, sí hemos potenciado la formación en idiomas y, a su vez, la digitalización del aprendizaje en la compañía”.

Por su parte, y gracias a su modelo de negocio Grupo VASS es la compañía que tenía una posición de salida más favorable a la digitalización de su formación. En este sentido, Marta Herrero Sáez comenta que: “La formación de idiomas que teníamos antes del confinamiento era ya muy potente y lo que hemos hecho ha sido adaptarnos a la situación sanitaria actual. Todos podemos acceder a nuestra plataforma VASS English Campus Online. Además, disponemos de varios profesores en nuestras oficinas y tras el confinamiento hemos modificado la modalidad de las clases para que nadie perdiese la oportunidad de seguir formándose. Sí es cierto que durante estos meses se ha potenciado la formación en general, ya que al haber sido 100 % online ha permitido un mayor acceso a los itinerarios formativos duplicando, hasta este momento, las horas de formación invertidas este año 2020 frente al año pasado. Respecto a la formación de idiomas, no ha habido cambios sustanciales y la formación se ha mantenido en los mismos niveles como ya se ha comentado. Tan sólo adecuando la situación de presencial a online”.

 

El nivel de inglés no mejora

Pero a pesar de los esfuerzos de la empresa española por ofrecer formación de calidad a sus empleados, el nivel del dominio del inglés no mejora. Así lo muestra, un año más el “III Informe Anual de idiomas en la empresa española”, elaborado por la consultora Hezxagone y que recoge datos acerca de la formación y el nivel de idiomas que existe en los negocios españoles. Según los datos este estudio, el 85 % de las empresas españolas no tiene suficiente nivel como para mantener una estrategia de ventas en un mercado global.

El estudio también apunta que, aunque el nivel general de idiomas en las empresas españolas es el más bajo respecto a las empresas europeas, en los últimos cinco años se ha experimentado un aumento de la formación que, sumada al nivel de idiomas de las generaciones que comienzan a trabajar, hace que cada año sea mejor. Además, el 65 % de los jóvenes que llegan al mercado laboral tienen unos conocimientos medios de algún idioma, especialmente el inglés, mientras que el 22 % de estos trabajadores tienen un nivel alto o poseen algún certificado o prueba de nivel de idiomas.

 

El idioma, criterio de selección

A pesar de ello, ante la situación actual de mercado laboral, con tasas de paro cada vez más elevadas, el conocimiento y dominio de idiomas a nivel profesional continúa siendo un elemento de criba de talento para muchas empresas. Así se desprende de un estudio comparativo realizado por la consultora Hexagone, según el cual, durante la pandemia, el idioma se ha convertido en un requisito imprescindible para el 83 % de las empresas que publicaron una oferta de trabajo después del verano. Tal y como explica la directora de Hexagone, Gaëlle Schaefer, “ante una situación de grave crisis en las empresas, hemos detectado un aumento importante en las necesidades de cubrir puestos de trabajo en el que el idioma es fundamental para la estrategia de internacionalización de la compañía. El idioma se ha convertido en la llave necesaria para abrir mercado y buscar oportunidades en el exterior”.

Además, el nivel de idiomas que tiene un profesional repercute proporcionalmente en su retribución y posición organizativa. De hecho, según los datos de Hexagone, el 65 % de las ofertas de empleo que incluyen entre sus requisitos un elevado nivel de inglés o francés ofrecen un sueldo hasta un 35 % más elevado que el resto de las ofertas. Y el 21 % de las ofertas analizadas ofrecen un puesto profesional superior si se tiene nivel de idiomas respecto a las ofertas sin idiomas.

 

Los empleados valoran la inversión en formación

Conscientes de ello, los empleados se muestran dispuestos al aprendizaje continuo y valoran la inversión que las empresas realizan en su formación. Así lo muestra un estudio de LinkedIn según el cual el 75 % de los encuestados realizaría un curso sugerido por su jefe directo y el 94 % de la plantilla asegura que estaría más tiempo en una compañía si invirtiera más en su aprendizaje y desarrollo. “Cada vez las personas son más conscientes de los cambios en sus puestos de trabajo y que están modificando los atributos 

profesionales que se requieren”, advierte Àngels Fitó, vicerrectora de Competitividad y Empleabilidad de la UOC, que señala que las nuevas tecnologías son un ejemplo “evidente” de estos cambios, porque obligan a adaptar parte de los procesos.

Específicamente, en España, también existe una preocupación por adaptarse a los avances. Según las conclusiones de un estudio de Adecco, para 2020, los empleados pedían una mejora salarial, una mayor conciliación y, en tercer lugar, más formación. Concretamente, el informe revela que un 31,7 % de los encuestados quería seguir aprendiendo en este ejercicio. Una demanda a la que las empresas tienen que dar respuesta, pues según explica Àngels Fitó “resulta interesante, eficaz y socialmente responsable invertir en el reciclaje de la plantilla”.

El conocimiento y domnio de idiomas a nivel profesional continúa siendo un elemento de criba de talento para muchas organizaciones

No obstante, los empleados no tienen la misma percepción de las empresas sobre la formación que reciben. Y es que el 61 % de los trabajadores españoles considera que la formación que recibe por parte de sus empresas no los prepara adecuadamente para afrontar los retos del futuro, según pone de manifiesto la última oleada del estudio Randstad Workmonitor. De hecho, la esta percepción negativa sobre la formación de las empresas por parte de los trabajadores españoles es la mayor de Europa y supera con creces la de países de nuestro entorno, como Francia (58 %), Alemania (57 %), Italia (55 %), Portugal (52 %) o el Reino Unido (51 %).

“Es preocupante ver que nuestro país se encuentre entre los primeros con mayor nivel de desconfianza en los planes de formación de sus empresas. El desarrollo y crecimiento de nuestros profesionales redunda directamente en la cuenta de resultados. Además, los planes de formación son un aspecto diferenciador fundamental a la hora de atraer talento por parte de las empresas. Pero en un momento como el actual, en el que el sistema productivo está en clara evolución y nuestros modelos económicos en cambio constante, la formación cobra un rol protagonista. La compleja situación que estamos viviendo en estos momentos es un ejemplo de lo importante que es contribuir con la formación a aprovechar las capacidades digitales y ser productivos en el trabajo en remoto. A la vez, este es un camino perfecto para dar continuidad a las actividades de aprendizaje. Si las empresas no son capaces de proveer de planes formativos eficientes y de calidad, perderán talento y oportunidades de negocio”, afirma Oriol Mas, director general de Randstad Training, Direct y Human Capital Consulting.

Compartir en:
  • linkedin share button

Partners

“2020. Un año diferente, del que salimos reforzados”

Alfonso de la Torre, director general de ASTEX Empresas

“2020 ha sido un año diferente, difícil en muchos momentos, pero del que salimos reforzados”. Son palabras del director general de ASTEX Empresas, Alfonso de la Torre, para valorar la afectación que la pandemia ha tenido en el sector, en general, y en su empresa, en particular. Así pues, desde el punto de vista de negocio, ASTEX se centra en el impacto positivo que la pandemia de Covid-19 ha tenido en el sector y el cambio de paradigma que ha supuesto. Tal y como afirma De la Torre, “la formación virtual y a distancia, que llevaba en crecimiento varios años, se ha instaurado en aquellos clientes que quizás tenían algo más de dudas sobre el formato, derribando las barreras psicológicas que podían existir sobre su eficacia, y demostrando ser de la misma calidad que la formación presencial”. “Creo que podemos afirmar que el año 2020 nos ha consolidado como líder indiscutible en formación de idiomas corporativa, valorando nuestros clientes, la dilatada experiencia de ASTEX, nuestra solvencia y orientación a cliente y la capacidad de adaptación y personalización de tecnología y contenidos a sus necesidades”. En cuanto a las innovaciones tecnológicas emprendidas, destaca un proyecto pionero, desarrollado juntamente con IBM Garage, “en el que incorporamos la IA dentro de nuestra plataforma online, para ofrecer al alumno una experiencia única y un plan de formación personalizado en base a sus necesidades pedagógicas y preferencias personales”, comenta De la Torre.

“Proporcionamos una respuesta integral de formación de idiomas”

Àngels Creus y Bea Navarro, socias-directoras de essential for business

“Desde essential for business, creemos que ahora, más que nunca, es importante que podamos comunicarnos de manera fluida y eficaz, el idioma no ha de ser un obstáculo. Ayudamos a los profesionales a comunicarse en un idioma que no es su lengua materna y, en estos momentos, he de decir que nos sentimos muy orgullosos de continuar con la mayoría de participantes en formato online”, explica Bea Navarro. “Desde el primer día de confinamiento, todos nuestros programas pasaron a formato digital, utilizando la plataforma de conexión que mejor se ajustaba a cada cliente. Decidimos ampliar el abanico de servicios con el flex-coach y el coach-express, para poder atender cualquier necesidad puntual que nuestros clientes pudieran tener y también reforzamos el servicio de seguimiento de programas y participantes para mantenernos siempre cerca de ellos, haciendo así la comunicación digital lo más emocional y cercana posible”, destaca Àngels Creus. Ambas destacan que provienen del mundo de la empresa, lo que les ha permitido “entender perfectamente lo que en cualquier momento un profesional pueda necesitar, tanto desde el ámbito funcional/utilitario como desde la perspectiva de Personas”. “Proporcionamos una propuesta integral de formación de idiomas que permite optimizar los recursos disponibles y asegurar el desarrollo del talento de las organizaciones de forma alineada con su estrategia”, aseguran.

“La pandemia nos ha mostrado como un proveedor solvente”

Jorge Moya, VP Iberia&Latam de goFLUENT

goFLUENT nació hace dos décadas como empresa 100 % digital, donde todas sus soluciones formativas de idiomas se entregan al cliente mediante el uso de nuevas tecnologías. “Este hecho ha implicado que gran cantidad de empresas que impartían formación presencial de idiomas, dada la imposibilidad de hacerlo durante el confinamiento, hayan visto en nosotros a un proveedor solvente y capaz de dar continuidad a sus programas formativos de manera eficaz, rápida y segura”, afirma Jorge Moya, VP Iberia&Latam de goFLUENT. No obstante, la compañía ha aprovechado esta situación para desarrollar soluciones que permiten que la experiencia de aprendizaje sea más completa, personalizable y flexible para el alumno. “Hemos lanzado ‘Emile’, la última y más innovadora versión de nuestro campus eLearning de idiomas, la cual permite que, gracias a la IA, la formación de idiomas se adapte perfectamente a las necesidades educativas de cada alumno. Así, es el contenido el que encuentra al alumno, y no al revés, como suele ser lo habitual”, añade Moya. También ha integrado la herramienta Microsoft Teams Video Conferencing en su campus eLearning, ofreciendo más medios con los que el alumno puede llevar a cabo sus sesiones formativas con su profesor, y sin la necesidad de acceder a esta herramienta de forma externa al portal.

“Nuestros clientes no han tenido adaptar la formación en idiomas a esta crisis”

Elena Giménez, managing director de SPEEXX

Speexx es una empresa global con varias sedes internacionales y un ADN digital desde sus inicios, una realidad que ha provocado que la compañía y los servicios que presta no se vieran afectados por la pandemia. Al contrario. Tal y como cuenta Elena Giménez, managing director de Speexx, “en esta época de cambio acelerado de la digitalización y la internacionalización, la formación digital en idiomas cobra más importancia aún. De hecho, junto con nuestros propios clientes hemos acuñado el término ‘#SpeexxIsTheNewNormal’, pues su formación en idiomas con nosotros ha sido el único aspecto en el que los departamentos de RRHH no han tenido trabajar para adaptarlo a esta crisis, pudiéndose centrar en otras tareas urgentes”.

Pero ser una compañía digital no significa que no hayan innovado para adaptarse al nuevo entorno. Así pues, Speexx apuesta por la Inteligencia Artificial (IA) para conocer los intereses, las necesidades y optimizar los presupuestos para ofrecer una formación innovadora de idiomas. “Nuestra plataforma de gestión de presupuesto basada en IA facilita a nuestros clientes los datos que necesitan para calcular de manera precisa la inversión necesaria. Con ello identificamos con precisión y proporcionamos un con,tenido híper personalizado de microaprendizaje, relevante para el trabajo del usuario, sus objetivos profesionales y capacidades ya adquiridas”. Además, la compañía tiene una dilatada experiencia en la integración con las principales plataformas de gestión del talento y desde principios de año está integrada con Microsoft Teams. “También disponemos del innovador VideoLab de Speexx, que es la primera plataforma de vídeo basada en la IA para la formación personalizada de habilidades de comunicación profesional en entornos digitales. Con esta herramienta, el usuario se prepara para hablar y comunicarse con seguridad en entornos virtuales, de la misma manera que lo haría en persona”

“Linguaskill es una prueba online multinivel que permite acreditar el nivel de inglés desde casa

Mario Legido, Recognition manager de Cambridge Assessment English para España y Portugal

Con el firme compromiso de ayudar a las personas a aprender inglés y a demostrar sus habilidades lingüísticas ante el mundo, Cambridge English ha adaptado su negocio rápidamente a la situación actual. Así pues, ha puesto a disposición de los docentes recursos online gratuitos para ayudarles a continuar con sus clases y, sobre todo, cursos de formación que han permitido a miles de ellos actualizar su metodología a la educación a distancia. En este sentido, “cabe mencionar el Curso Online Masivo y Abierto (MOOC), Teaching English Online, que hemos realizado con el objetivo de adaptar las habilidades docentes a un entorno digital, y que han seguido más de 57.000 personas de más de 180 países”, comenta Mario Legido, Recognition manager de Cambridge Assessment English para España y Portugal. Además, Cambridge ha trabajado intensamente para que la crisis sanitaria no suponga un obstáculo para aquellos estudiantes que necesita acreditar su nivel de inglés. Por ello, “lanzamos el test Linguaskill desde casa, una prueba online multinivel que ofrece una solución rápida, precisa y fiable, cuyos resultados están disponibles en un plazo de 48 horas. Se trata de una opción perfecta para para aquellos que necesitan acreditar su nivel de inglés, pero que no pueden acudir personalmente a un centro de examen”, comenta Mario Legido. “Linguaskill es ya desde su concepción un examen muy novedoso, ya que utiliza la inteligencia artificial para adaptar las preguntas a los conocimientos del candidato hasta obtener su nivel exacto”.

Todos estos desarrollos están recogidos en la página Cambridgetogether.org, desarrollada conjuntamente por Cambridge University Press y Cambridge Assessment English. Además, la compañía ha lanzado la web “Apoyando a todos los profesores” para ayudar a los docentes a acceder rápidamente a los materiales que necesitan para seguir apoyando a sus estudiantes.

“La innovación es algo que nos acompaña en servicios, tecnología y contenidos”

Julián Baños, director general de EF

“La innovación es algo que acompaña a EF bien sea en tecnología, en contenidos y/o en servicios”, asegura Julián Baños, director general de la compañía. “Por ejemplo, hace ya varios años que los alumnos de EF tienen acceso permanente e ilimitado a nuestros profesores, desde su propio smartphone. Tecnologías como esta facilitan enormemente que fuéramos capaces en marzo de hacer una transición de formación presencial a formación virtual en apenas 48 horas, sin necesidad de interrumpir los cursos y, por supuesto, siguiendo las líneas establecidas por FUNDAE para permitir la bonificación según las directrices del SEPE. Esto es una muestra de cómo en EF la tecnología tiene un sentido: facilitar y mejorar los resultados y la gestión”, destaca. Aunque reconoce que: “Sí es cierto que esta cierta evolución tecnológica la hemos visto también en nuestro sector, donde algunas empresas, cuya tecnología era francamente antigua, se han visto obligadas por las circunstancias a intentar actualizarse un poco”. Y explica que EF se ha centrado “fundamentalmente, en proyectos de empresas que mantenían la formación exclusivamente presencial y en este momento han visto la posibilidad de dar un paso adelante, hacia una formación de calidad, más moderna, flexible y que mantenga el acceso permanente al profesor”.

entrevistas  |  reportajes  |  almuerzos  |  tribunas  |  noticias  |  proveedores  |  nombramientos  |  estudios  |  agenda  |  libros  |  el equipo  |  enlaces  |  mapa web

© 2007 CUSTOMMEDIA S.L. edita EQUIPOS Y TALENTO  |  Equipo de redacción  |  Contacto  |  Política de privacidad

Av. Diagonal, 463 bis 5ª planta, Barcelona 08036  Tel. 93 4195152  Fax. 93 4101755