Revista digital

Desayunos con Talento:Modelos de aprendizaje en transformación:elearning a aulas virtuales

Desayuno con Talento virtual

La situación de la formación en los últimos meses y su evolución acelerada fruto de los cambios obligados por la pandemia fue el centro del Desayuno con Talento organizado por Equipos&Talento y patrocinado por Innopulse-Iformalia celebrado a finales de febrero. En el mismo, directivos de Correos, Grupo Palacios, Leroy Merlin, Aena e ISS compartieron los aprendizajes obtenidos en este periodo y cómo la crisis sanitaria ha implicado una fuerte apuesta por la transformación digital de sus planes de formación, tanto a formato online puro como a las aulas virtuales, con un ojo puesto en la Fundae para saber si todo este esfuerzo sería tenido en cuenta a la hora de la bonificación de la formación.  

La formación ha sido uno de los elementos que las empresas más han potenciado en estos últimos meses, sobre todo en el confi namiento que nos trajo la pandemia del Covid-19. Las organizaciones apostaron por aprovechar el momento en que sus empleados estaban parados para mejorar sus habilidades y capacidades, y en aquellas que por ser considerada su actividad como esencial no pararon, la formación fue una palanca más para ayudar a prevenir riesgos y mantener el engagement. Pero en un momento en el que las reuniones presenciales se veían reducidas al mínimo, la formación tuvo que migrar al formato online con gran rapidez, y no todos estaban preparados para ello. Así nos lo explicaban los invitados a este Desayuno con Talento patrocinado por Innopulse-Iformalia. Noelia Martínez, jefa División de Selección y Formación y PRL de Aena, comentaba que el suyo ha sido “un sector muy afectado por la pandemia, y una de las cosas que no se han dejado de hacer es la formación”, añadiendo que, en un sector muy reglado como el suyo, “hay formaciones obligatorias que no pueden pararse”. Por su parte, Alba Durán, jefa de Proyecto del Departamento de Aprendizaje y Desarrollo del Talento Leroy Merlin, destacaba que “la pandemia ha sido un reto total”, aunque en su opinión han conseguido “convertirlo en una oportunidad profesional desde RRHH”. Para Grupo Palacios ha habido colectivos muy diferenciados, tal y como nos contaba Carlos Barraqué, su director del Área de Personas. “Nuestro reto es conseguir la excelencia, pasar de empresa tradicional a empresa excelente. Con la pandemia, hemos estado muy activos, con mucho trabajo en unas áreas y bastante paralizados en otras, pero no hemos detenido la formación y, por el contrario, hemos apostado por ella para mejorar la profesionalización de la compañía”.

Un caso similar es el de ISS, según explicó Claudio Hernández, su L&D manager, quien destacó que su reto se ha centrado en conseguir enganchar a sus profesionales a la formación que les ofrecía la compañía”. Y Tomás Manso, director de Formación de Correos, compartió en la mesa redonda online que: “El reto de nuestra compañía es transformacional, migramos de un mercado, el postal, al mercado fuertemente emergente de la paquetería, que crece entre un 30 y un 40 % al año, lo que implica la necesidad de nuevas capacidad y competencias, de transformación hacia una cultura más orientada al cliente, una mayor prestación de valor”, por lo que la formación no se ha parado en ningún momento. Y es que como comentó Diego Pérez, CEO de Innopulse-Iformalia, “se ha abierto un nuevo contexto de trabajo, nuevas necesidades de la noche a la mañana, lo que implica profundizar en la gestión del cambio de la formación”, algo que interesa mucho a su organización. Todos ellos destacaron el salto sin red que han hecho a nuevos formatos formativos digitales, en los que antes de la pandemia ya tenían algunas iniciativas, pero que ahora se han generalizado, aunque en algunas empresas aún ha tenido que convivir con la formación presencial debido a la imposibilidad de impartir ciertas formaciones prácticas de forma online. Por ejemplo, Carlos Barraqué, de Grupo Palacios, destacó que casi todo lo que hacían en presencial se ha anulado, y solo han mantenido “la teleformación”, aunque en algunos proyectos, como el que tienen en marcha de transformación lean, de camino hacia la excelencia, que está relacionado directamente con las fábricas, se ha mantenido en un mix de presencial y a distancia”. “Nosotros hacíamos mucha formación presencial de muy diferentes áreas, ya que tenemos perfi les muy diferentes en plantilla. Y la online era más para cursos estratégicos”, explicó Noelia Martínez, de Aena. “Al principio, paramos toda la formación presencial, y empezamos a explorar otros tipos de formatos, como el aula virtual, que nunca habíamos hecho antes. Pero, al acabar el Estado de Alarma, tuvimos que volver a la presencial en aquella formación regulada y obligatoria, lo que supuso un gran esfuerzo y apoyarnos en nuestra red de formadores internos y los formadores locales”, comentó. En este sentido, destacó que: “El aula virtual está dando un gran resultado; con nuestros formadores internos, nos permite llegar a toda la plantilla y nos evita viajes”. En su opinión, desde un punto de vista meramente profesional, “la pandemia nos ha venido bien para acelerar cambios que de otra manera nos hubieran llevado años”.

Las aulas virtuales han sido una de las herramientas con mayor éxito en estos meses y ahora se están combinando con alumnos presenciales y a distancia

Por su parte, Alba Durán, de Leroy Merlin, destacó que la formación es imprescindible en su organización para poder contribuir, tanto en negocio como en producto. “Teníamos una plataforma elearning complementaria a la formación presencial que pasó a ser nuestro canal principal. Además, queríamos que todo el personal se sintiera comprometido, así que empezamos a trabajar mucho en streaming, y nos decantamos por las aulas virtuales tutorizadas por formadores, y los webinars para otro tipo de contenidos. El aula virtual nos permite un control de los datos y bonificar esa formación, aunque sigue habiendo temas que Fundae no contempla, a pesar de que en los últimos meses se han flexibilizado requisitos y normativas”.   Esta preocupación por la bonificación de la formación también la compartía Claudio Hernández, de ISS. En su caso, con unos 30.000 empleados en España, solo 1.000 en estructura, el objetivo era engancharlos a la formación que les ofertaba la compañía, y han pasado de recalcar la obligatoriedad de los cursos a apostar por hacerles ver cómo mejoran la empleabilidad. Para Hernández, “hay que trabajar más en su experiencia de empleado, al igual que lo hacemos con la de cliente; por lo que hay que ofrecer contenidos atractivos, flexibles, algo que no siempre nos permite Fundae, y para nosotros la bonificación de la formación es básica. En 2020, bonificamos el 94 % del coste de la formación. Y es algo que debemos tener siempre presente”.   

 

Las aulas virtuales

Está claro que la pandemia ha propulsado la formación digital en las organizaciones a marchas forzadas, con todo el esfuerzo que eso conlleva para las áreas de Aprendizaje. En este sentido, Diego Pérez, de Innopulse-Iformalia, destacó que: “Tras un primer momento de reacción precipitada, se estableció una estrategia de seguir con la formación, ya sea porque era obligatoria o porque era de interés para la organización. Eso implicó dos movimientos, el traslado de la formación presencial al canal online y al aula virtual. Aunque muchas compañías ya tenían plataformas y trabaja ban con formación online, reconvertir todo, contenidos y formadores y alumnos, al canal online conllevó mucha transformación, tanto de los propios contenidos como de las habilidades de las personas, por no hablar de un perfi l que facilite al personal el acceso a los recursos digitales. Y todo acompañado de un problema de ingresos en las empresas, por lo que ha sido más importante que nunca la bonificación”.

También en Correos han tenido que transformar muy rápidamente las aplicaciones formativas al canal online, poniendo mucho foco en el cuidado de las personas, tal y como destacó Tomás Manso. “Nuestra estrategia es de aprendizaje continuo, nuestra misión es crear una cultura de aprendizaje productivo, y ponemos a disposición de todos muchos recursos que les permiten aprender y mejorar. Contamos con muchos formadores internos, con diferentes perfi les y papeles, como los facilitadores digitales, que nos ayudan a llegar a colectivos a los que nos es difícil alcanzar por su dispersión. Por ejemplo, tenemos una App en la PDA de los carteros donde pueden acceder a la formación que necesitamos que realicen. La herramienta de trabajo se usa como canal de formación”, explicó. Manso resaltó que la pandemia les ha hecho migrar todas sus soluciones formativas a online y al aula virtual, con Teams, para lo que han contado con el apoyo de los mandos intermedios, que están habilitados como formadores internos para transmitir el conocimiento a sus equipos”. En su opinión, las aulas virtuales dan muy buen resultado, pero: “Hemos aprendido que hay que concienciar a los empleados de que es una formación más, no una reunión, y para ello debe haber una estructura clara y los formadores deben transformarse, no sirve la dinámica de la presencial”.

La digitalización acelerada de la formación ha sido una de las consecuencias de la pandemia en muchas organizaciones

 

En cambio, Carlos Barraqué, de Grupo Palacios, se mostró menos favorable a esta herramienta. “E aula virtual ha funcionado, pero nos hemos encontrado con personas que carecían de los medios para poder acceder a la formación, como los operarios de planta o mantenimiento. Así que hemos hecho un mix, ofreciendo a estos profesionales aulas presenciales mezcladas con el aula virtual y la mezcla no ha sido fácil, el comienzo de cada sesión era lento y no nos ha enganchado”, aunque reconoció que: “Cuando haces un aula virtual con personal que sí tiene acceso a las herramientas necesarias, es muy efectivo, tanto en la formación como en el tiempo, en la efi ciencia”. Para Diego Pérez, de Innopulse-Iformalia, “el aula virtual parece que es la solución más sencilla para pasar lo presencial a lo virtual, ya que, con la experiencia personal que hemos tenido todos con las aplicaciones de videoconferencia, que hemos usado para mantener el contacto con amigos y familia, nos hemos autoformado”.

Aun así, considera que, en cuanto a las aulas virtuales, “faltaban a veces las herramientas tecnológicas para poder acceder a ellas y no todas las empresas podían ofrecerlas a sus empleados. Además de la situación que se daba con la Fundae, sin la confi rmación real de que esa formación podría bonifi carse, algo que luego la propia fundación ya se encargó de confirmar”. Por ello, explicó que en su compañía han tenido mucha demanda de “ayudar a hacer las cosas bien, de qué pasos y medios eran necesarios para que esas aulas virtuales funcionaran con éxito y cumplieran unas normas básicas para que luego existiera la posibilidad de bonifi car esas horas formativas”. También interesaba ver “cómo integrar esas aplicaciones de aula virtual en sus propios sistemas para que fuese algo fácil, útil y rápido, además de bonifi cable”, destacó Pérez. Y en este reto están en Leroy Merlin, como explicó Alba Durán, Alba. “Las aulas virtuales aquí están siendo muy positivas, y muy bien recibidas. Y muy efi caces, en cuestión de tiempo, aunque es cierto que nos implica más esfuerzo para que los contenidos sean los adecuados y enganchen, muy dinámicas e interactivas. Nuestro gran reto es integrarlas en nuestra plataforma y la operativa para poder bonifi carla”.

 

Mix metodológico

Respecto al futuro, los participantes en este Desayuno con Talento creen que, aunque el canal digital seguirá ganando adeptos, la formación presencial no desaparecerá, aunque se vinculará a contenidos muy concretos que necesitan una mayor interacción entre los alumnos para tener éxito. Y es que como reconoció Noelia Martínez, de Aena, “las nuevas tecnologías ofrecen un campo muy amplio para la innovación, y las áreas de Formación debemos tener una mirada más amplia”. Y Tomás Manso, de Correos, apuesta por que cuando volvamos a la normalidad tendremos un mix metodológico, “con soluciones con un plan de acción que implique una parte presencial, otra online o virtual, para que la formación sea exitosa”. Alba Durán, de Leroy Merlín, piensa que seguirán también con un modelo mixto, porque creen que la presencial volverá, “pero solo en casos en que la consideremos absolutamente necesaria para el éxito de la formación. A priori, defendemos el modelo online”.

Por el contrario, en Aena, la presencial sigue siendo fundamental, aunque la parte de aula virtual ha cobrado mucho auge y seguirán trabajando en ella “para hacerla bien y enganche a la gente, sin mencionar el ahorro de coste y tiempo que signifi ca”, destaca Noelia Martínez. Algo similar piensa Carlos Barraqué, de Grupo Palacios, que espera poder volver a presencial tras el verano, ya que tienen programas que es vital que sean presenciales “por la interacción entre los participantes y compartir conocimiento”. Barraqué admite que el formato online se quedará para formaciones iniciales o en idiomas, que les ahorran tiempo y dinero. Mientras que, para Claudio Hernández, el quid de la cuestión es, cuando todo esto pase, “ver lo que tiene sentido que se quede y lo que no. No porque el online haya sido lo usado estos meses debe quedarse para todo, sino que habrá que ver qué es mejor para cada tipo de formación”

 

Compartir en:
  • linkedin share button

Participantes

Tomás Manso, director de Formación de Correos

“Contamos con muchos formadores internos, como los facilitadores digitales, que nos ayudan a llegar a colectivos a los que nos es difícil acceder por su dispersión”

 

 

Carlos Barraqué, director Área de Personas de Grupo Palacios

“Durante la pandemia, nos hemos centrado en un proyecto de transformación lean, de camino hacia la excelencia, que está relacionado directamente con las fábricas, y se ha mantenido en un mix de presencial y a distancia”

 

Alba Durán, jefa de Proyecto Dpto. Aprendizaje y Desarrollo de Leroy

“Las aulas virtuales son muy eficaces, aunque implican más esfuerzo para que enganchen. Nuestro gran reto es integrarlas en nuestra plataforma y la operativa para poder bonificarla”

Noelia Martínez, jefa División de Selección y Formación y PRL de Aena

“Cada tipo de formación es complementaria, todo aporta, y las áreas de Formación debemos tener una mirada más amplia”

 

Claudio Hernández, L&D manager de ISS

“ISS pone en el centro de su estrategia a las personas, y es por ello que la formación juega un papel fundamental: dotar a las personas para hacer su trabajo de forma autónoma y eficaz”.

Expertos

Diego Pérez, CEO de Innopulse-Iformalia

“El reto que hay en la bonificada es cómo registrar las horas de formación elearning, ya que no siempre es fácil registrar el tiempo de formación del empleado, o el autoaprendizaje”

entrevistas  |  reportajes  |  almuerzos  |  tribunas  |  noticias  |  proveedores  |  nombramientos  |  estudios  |  agenda  |  libros  |  el equipo  |  enlaces  |  mapa web

© 2007 CUSTOMMEDIA S.L. edita EQUIPOS Y TALENTO  |  Equipo de redacción  |  Contacto  |  Política de privacidad

Av. Diagonal, 463 bis 5ª planta, Barcelona 08036  Tel. 93 4195152  Fax. 93 4101755