Un talento en desarrollo amante de la danza y del mundo empresarial

Marta Riquelme,
Estudiante de Doctorado en Ciencias Económicas y Empresariales en la
Universidad de Granada

08/03/2018 · Marta se graduó en 2016 en Administración y Dirección de Empresas en la misma universidad en la que hizo un Máster en Economics & Management y donde, actualmente, se encuentra realizando el Doctorado en Ciencias Económicas y Empresariales: la Universidad de Granada (UGR). Esta amante de la danza -llegando incluso a formar parte durante nueve años del Conservatorio Profesional de Danza Reina Sofía de Granada- con una clara orientación profesional hacia el mundo de la empresa, ha sido galardonada con diversos galardones como, a nivel autonómico, el Premio Andaluz de Trayectorias Académicas a la Mejor Trayectoria en Dirección y Administración de Empresas, o el Premio a la Excelencia en la Movilidad Internacional de estudiantes, durante la gala del 30º aniversario del Erasmus (2017) que tuvo lugar en la UGR.

En primer lugar, te agradecería que te definieras de forma creativa, más allá de tópicos, en tres líneas

Amante de la danza y los pequeños detalles. Siempre encontrarás una sonrisa en mi cara. Soy inquieta, con ganas de superarme y aprender cada día. Siempre saltando por el mundo, me apasiona trabajar en contextos internacionales y conocer personas de distintas culturas.

Soy inquieta, con ganas de superarme y aprender cada día

Te graduaste hace un tiempo y ya has entrado al mercado laboral. Como joven profesional, ¿podrías relatarnos cómo ha sido la transición entre tu vida de estudiante y ahora como profesional?

La verdad es que la transición fue bastante rápida, una vez graduada y con el Máster, tuve la suerte de optar a uno de los 20 contratos de Formación al Profesorado Universitario (FPU) que se otorgaban en España en el área de economía. Así, sólo pasaron tres meses hasta que pude incorporarme al mercado laboral, realizando un doctorado en el departamento de organización de empresas de la Universidad de Granada.

Fui una de las personas que optó a uno de los 20 contratos de FPU que se otorgaban en España

¿Qué ha cambiado en ti desde que te graduaste, hasta ahora?

A simple vista, el cambio no parece abismal ya que sigo trabajando en el mismo lugar donde estudiaba. Sin embargo, la perspectiva es totalmente distinta pues he pasado del lado de los alumnos al lado de los docentes e investigadores.
Quizás el cambio más significativo que he notado es que ahora tengo mayor libertad para organizarme, establecer objetivos y tomar gran parte de las decisiones en el trabajo, lo que a su vez conlleva una mayor responsabilidad.

Ahora tengo mayor libertad para organizarme, establecer objetivos y tomar gran parte de las decisiones en el trabajo

Cuando eres estudiante, todos los conceptos están definidos y con sólo preguntar en clase tu duda queda automáticamente resuelta. Como investigador, tú eres quién ha de buscar las respuestas. Aunque tus directores te guían y orientan porque sigues en formación, se supone que el experto del tema que trabajas terminarás siendo tú y muchas veces tus supervisores no podrán darte soluciones a todo lo que planteas. En definitiva, se trata de aprender a aprender.

¿Qué expectativas tenías mientras estudiabas, en comparación con las de ahora?

La docencia ha sido algo que siempre me ha apasionado y por ello decidí hacerme hueco en el mundo universitario. Sí es cierto que desconocía totalmente la parte de investigación que también llevan a cabo estos docentes. Por tanto, jamás pensé que algún día podría acabar siendo investigadora cuando empecé la carrera, y menos aún en un ámbito como el de empresas.

Actualmente, mi contrato me permite realizar diversas estancias de investigación

Aunque mis expectativas estaban más ligadas a trabajar en el extranjero, actualmente mi contrato me permite realizar diversas estancias de investigación y relacionarme con personas de otros países. Además, se ajusta a lo que esperaba en cuando a independencia y responsabilidades en el trabajo.

Ahora que ya has dado el salto al mercado profesional ¿por orden de prioridad, qué tres características de la empresa priorizas a la hora aceptar un trabajo?

  1. Crecimiento personal y profesional. Aprecio mucho que una empresa permita seguir desarrollándose a sus empleados, que tenga en cuenta las diferentes motivaciones, aporte dinamismo y sea innovadora. Además, lo entiendo a nivel colectivo, pues considero que se pueden obtener mejores resultados conjuntamente y aprendiendo de los demás que de manera individual. Por ello también me resulta imprescindible un buen ambiente laboral basado en el trabajo en equipo que permita el desarrollo conjunto de sus empleados.
  2. Proyección internacional. En la actualidad, el mundo está cada vez más interconectado y resulta difícil entender que una organización pueda actuar de forma aislada. Por ello me parece esencial que el lugar donde trabaje esté abierto al mundo y actúe a nivel internacional. Disfruto colaborando con personas de otras culturas y no me importa para nada realizar estancias o vivir en el extranjero.
  3. Flexibilidad horaria y compatibilidad de la vida laboral y personal.

Aprecio mucho que una empresa permita seguir desarrollándose a sus empleados

Y en el extremo contrario, ¿qué tres características te desestimulan de una empresa como empleador?

  1. Precariedad laboral.
  2. Aversión al cambio y falta de innovación. No podría trabajar en una organización que presentase resistencia a lo nuevo porque eso significaría estancarse, dejar de evolucionar y trabajar en un ambiente donde prima el conformismo.
  3. Falta de valores en cuanto a responsabilidad social, transparencia y honestidad.

Cita tres grandes compañías en las que te gustaría trabajar, en caso de cambiar de trabajo, y describe con sólo tres adjetivos los que consideras que son los trazos que mejor las definen como empleadoras.

  • 3M: basada en el compañerismo, diversificada, sostenible.
  • Google: tecnológica, innovadora, dinámica.
  • Amazon: disruptiva, visionaria, ágil.

Desde tu punto de vista, ¿qué importancia crees que tienen las redes sociales a la hora de encontrar trabajo?

Considero que facilitan enormemente la labor de búsqueda tanto para empresas como para demandantes de empleo. Permiten conectar individuos independientemente del momento y lugar con un solo click. Por una parte, eso conlleva numerosas oportunidades, sin embargo, también da lugar a una mayor competencia y exigencia en cuanto a cualidades y capacidades que se han de poseer. Ahora cualquier persona en cualquier parte del mundo puede solicitar el mismo puesto al que tu aspiras.

Ahora cualquier persona en cualquier parte del mundo puede solicitar el mismo puesto al que tu aspiras

Las redes sociales cumplen una función integradora y reunificadora de talento. Aunque las recomendaciones tienen mayor peso a la hora de seleccionar a un futuro empleado y las redes sociales nunca van a garantizar un puesto de trabajo, sí es cierto que abren las puertas a un nuevo mercado y a un amplio repertorio de posibilidades laborales que de otra forma sería imposible acceder.

Y por último, basándote en tu propia experiencia, ¿qué consejos le darías a un estudiante de tu misma rama, y que esté a punto de entrar en el mercado laboral?

  • Se proactivo. Por muy buenas calificaciones que tengas, el trabajo raramente va a venir a buscarte a ti.
  • Calidad más que cantidad. Trabaja duro, el esfuerzo te lleva allá donde quieres estar. No es necesario dar grandes pasos, sino hacerlo bien. El secreto está en los detalles.
  • Nunca pierdas tus ideales. Te enfrentarás a numerosas situaciones, intenta ser fiel a ti mismo en todas ellas. No pierdas tu esencia.
  • Crea redes, colabora con tus compañeros y, sobre todo, haz buenos amigos. En el mundo actual, por muy bueno que seas, solo no vas a llegar muy lejos. En equipo se consigue mucho más. Es algo que he aprendido con la experiencia. Además, nunca se sabe quién puede abrirte una puerta, o a quién se la puedes abrir tú.

Hay miles de oportunidades ahí fuera y si no las encontramos, siempre podemos crearlas nosotros mismos

  • Arriésgate. No seas conformista, ni te acomodes. Si tienes que ir extranjero, ve. No dejes de aprender, conoce mundo, habla con personas de otras culturas, innova.
  • No tengas miedo a equivocarte ni al rechazo. Como me decían cuando bailaba: si te caes, no te preocupes, del suelo no vas a pasar. Aunque no triunfes como esperas, siempre disfruta con lo que hagas, así nunca podrá ser un error. Igualmente si eres rechazado en un puesto o no consigues las metas que tenías en mente, no pasa nada. También hay que recapacitar, reciclarse y volver a construir para mejorar. No hay que lamentarse, hoy en día el resiliente es el más fuerte. Y lo más importante: hay miles de oportunidades ahí fuera y si no las encontramos, siempre podemos crearlas nosotros mismos.

TAGS: estudiantes | ADE | empresariales

ENVIAR ENTREVISTA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

Bricomart
Kiabi
Nationale-Nederlanden
Generali
PeopleMatters
CGI
Naturgy
MC MUTUAL
Hays
Vodafone
Affinity
Aegon
Securitas Direct
Bayer
Randstad
Endesa
OCU
Maxxium España
Sacyr
Leroy Merlin
LG Electronics
Prosegur
Ineco
Santalucía Seguros
Lidl
Vitaldent