Cómo decir no en el trabajo y ser más productivo

17/11/2017 · A las empresas les falta talento y eso se nota, a veces, en el volumen de trabajo que sus empleados adquieren, mientras éstas batallan por atraerlo. Dentro de los consejos que se suele dar para ser más productivos laboralmente está la cuestión de priorizar entre tareas, sin embargo, en la medida que las responsabilidades aumentan, esta medida resulta insuficiente. ¿Qué hacer entonces?

Negarse a asumir una determinada tarea que se ha encomendado no es tarea fácil, especialmente cuando esta orden proviene de arriba. Sin embargo, una vez se ha seguido los pasos que los expertos recomiendan para aumentar la eficiencia del tiempo de trabajo -como priorizar entre tareas, disponer de recursos digitales concretos o crear un planning de trabajo etc.- y tras comprobar que ya no tienen un efecto tangible en la productividad laboral, sólo queda la opción de decir ‘no’ al jefe.

Para ello, el primer paso que recomiendan los expertos hacer, lejos de lo que se pueda pensar, no está en la comunicación al superior de la incapacidad de abarcar más responsabilidades, sino en aprender a cambiar el punto de vista sobre el problema surgido, para que esos pensamientos negativos –de frustración y auto exigencia, surgidos por los trabajos inconclusos o la imposibilidad de abarcarlos- no se conviertan en más estrés.

Saber gestionar las emociones es el primer paso para que la eficiencia se haga presente en el trabajo, y el único camino para llegar a una solución justa y equilibrada tanto para el empleado en cuestión como la empresa.

Asimismo, tras esta fase reflexiva, hay que discernir, como se haría con el propio trabajo, sobre quién y qué es más importante o urgente y qué cosas delegamos o retrasamos. El objetivo, en este caso, es lograr identificar qué tareas podrían ser abarcadas por otras personas o departamentos y poder introducir nuevas responsabilidades en su lugar, que no pueden ser encargadas a otros compañeros o áreas.

También es importante concoer qué cuestiones técnicas mejoran, retrasan o ya no tienen efecto a la hora de ahorrar tiempo a los empleados, para así configurar todo un plan y un argumentario que permita explicar los motivos de la decisión al responsable de turno.

En definitiva, se trata de construir un mensaje coherente, con alternativas y soluciones, de cara al jefe, para así determinar qué opciones hay disponibles para que ambas partes estén conformes.

DEJA TU COMENTARIO:





ENVIAR NOTICIA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

Endesa
Naturgy
Vodafone
Hays
Alten
PeopleMatters
Adecco
MC MUTUAL
Kiabi
Nationale-Nederlanden
Maxxium España
Affinity
Randstad
OCU
Generali
Aegon
Prosegur
LG Electronics
Lilly
Lidl
CGI
Bayer