La Polimatía, clave para la innovación empresarial

11/12/2017 · ¿Podría haber pasado a la historia Leonardo da Vinci, máximo exponente del Renacimiento, si hubiese nacido en nuestro tiempo? ¿Habrían podido brillar las mentes de Copérnico, Galileo o Francis Bacon, en el mundo actual tan marcado por la especialización? En un escenario acelerado, en el que cada 10 años se duplica la producción científica, la polimatía -es decir, la capacidad de alcanzar la excelencia en dos o más áreas del conocimiento pertenecientes a expresiones diferentes del genio humano, con una combinación de estructuras que pueden proceder de campos tan diversos como las artes, las ciencias, los negocios, el deporte, la tecnología o las humanidades- parece cobrar un nuevo sentido.

Deusto Business School y la compañía de la innovación 3M han presentado un informe que persigue profundizar en el fenómeno de la polimatía, el cual se muestra como "clave" en esta era digital dado que, según señalan, el cambio tecnológico y la competencia global genera más incentivos que nunca para innovar y la economía digital constituye un campo abonado para que el polímata desarrolle todo su talento.

En este sentido, explican que se trata de personas con una mente habituada a cuestionar la realidad, con facilidad para el aprendizaje y capacidad para encontrar soluciones imaginativas. Por ello, los trabajadores más valiosos serán personas con grandes conocimientos técnicos, pero también capaces de comprender las necesidades de la empresa y sus clientes, como es el caso de los polímatas.

"La razón es que el éxito empresarial viene determinado no tanto por el grado de sofisticación tecnológica de los desarrollos, sino por su adaptación a la vida de las personas", apuntan al tiempo que señalan la existencia de estos perfiles en Silicon Valley: "Los emprendedores en serie como Steve Jobs o Elon Musk son los Leonardo o Edison del siglo XXI, dado que su éxito no viene de ser especialistas en una materia, sino de aunar su olfato para los negocios con el diseño, la tecnología y la ciencia".

Durante los últimos dos siglos la sociedad occidental se ha sustentado sobre el paradigma de la hiperespecialización, sin embargo, en el informe se alega que, "la era digital demanda 'talentos todoterreno' como los que brillaron en el Renacimiento". Asimismo, apuntan sus autores que "nunca antes ha estado tan a nuestro alcance la posibilidad de desarrollar la polimatía gracias a las nuevas tecnologías".

En opinión de Francisco González-Bree, profesor de innovación de Deusto Business School y coautor del informe, “la innovación requiere ahondar en el llamado ‘efecto Medici’, que busca innovaciones en las intersecciones de sectores y disciplinas". Y añade: "En Deusto Business School fomentamos esa búsqueda y creemos firmemente en la innovación como palanca indispensable para el crecimiento y sostenibilidad de las empresas”.

Según Estrella Cabrero, Responsable de Innovación de 3M Iberia, la innovación continua es ahora más necesaria que nunca debido al cambio tecnológico y a la competencia global. “En 3M llevamos varias décadas generando valor a través de la unión de distintas ramas de la ciencia y la tecnología para crear nuevos productos, servicios y procesos complejos destinados a dar solución a los grandes y pequeños problemas del mundo”, explica.

De hecho, uno de los objetivos de la compañía es que el 25% de su facturación proceda de productos que llevan menos de cinco años antes en el mercado. “Nuestros científicos se apoyan en 46 plataformas tecnológicas diferentes y buscan conexiones entre ellas para crear las soluciones más innovadoras”, añade Cabrero.

Fue precisamente 3M quien publicó un estudio sobre la polimatía, dedicado a analizar la aportación al éxito de 3M que han tenido aquellos de sus científicos que aunaban profundidad y amplitud en sus conocimientos, y que concluía asegurando que “los especialistas han aportado a 3M las innovaciones más influyentes; los generalistas han generado nuevas ideas y patentes; y los polímatas han contribuido no solo generando innovación, sino también aplicando estas invenciones a diferentes áreas de la organización, integrándolas con diferentes tecnologías y convirtiéndose así en los científicos más valiosos de la empresa”.

De esta manera, directivos y organizaciones están redescubriendo el valor de completar sus equipos con personas que, junto a un buen nivel técnico, tengan un anclaje fuerte humanístico, pasando así del paradigma STEM (Science, Technology, Engineering and Mathematics) al STEAM, que incorpora a la fórmula las Arts en el amplio sentido que tiene la palabra en la lengua inglesa.

DEJA TU COMENTARIO:





ENVIAR NOTICIA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

Aegon
OCU
Santalucía Seguros
Hays
Generali
Lilly
Affinity
LG Electronics
Naturgy
Endesa
Alten
PeopleMatters
Lidl
Sacyr
MC MUTUAL
Bayer
Maxxium España
CGI
Prosegur
Randstad
Kiabi
Nationale-Nederlanden
Vodafone
Securitas Direct
Adecco