¿Están los Centennials preparados para los retos que la robótica y la IA plantean?

12/06/2018 · El Big Data, la robótica, la realidad virtual, el Internet de las cosas, la automatización, el blockchain y la inteligencia artificial son sólo algunos de esos avances tecnológicos que ya están redefiniendo los espacios de trabajo, modificando los retos empresariales a superar y poniendo el foco en un talento necesario pero también escaso hoy día.

A pesar de que los Millennials son la generación de trabajadores que más atención están recibiendo por parte de los reclutadores pues, según las estimaciones de estudios como el llevado a cabo por Deloitte, representarán el 75% de la fuerza de trabajo mundial en 2030, y aunque se trata de un grupo que ha crecido al mismo ritmo que se desarrollaban las nuevas tecnologías y que se encuentran especializándose profesionalmente en ellas, el futuro laboral que les espera resulta -a pesar de las estadísticas de empleo- algo más alentador que el que heredaran sus predecesores.

Los perecientes a la Generación Z –también llamados ‘Centennials’ - y que, algunos autores, indican que se trata de personas nacidas a partir de 1997, pero otros extienden la fecha hasta el año 2000, se enfrentarán en pocos años a un panorama laboral difícil de predecir. Los más optimistas consideran que la implementación de las nuevas tecnologías en las empresas–especialmente aquellas que llevarán consigo la automatización de determinadas tareas y puestos de trabajo- traerá consigo mejoras productivas, de eficiencia laboral y nuevas oportunidades de desarrollo profesional y de innovación.

Otros expertos, sin embargo, consideran que el empleo que la robótica y la inteligencia artificial destruirá, será mayor que el que se cree a partir de ellas. En lo que sí coinciden todos ellos es el cambio disruptivo que supondrá su introducción, tanto en funciones como en roles a asumir dentro de las organizaciones, como en la forma de trabajar y de gestionar los proyectos, objetivos a alcanzar y las personas. De hecho, según reconoce Tíscar Lara, Directora de comunicación de la EOI (Escuela de Organización Industrial), en un artículo publicado por El Periódico, en referencia a los últimos estudios sobre el futuro del trabajo, “cerca de la mitad de los empleos actuales no existirán cuando ingresen al mercado laboral”.

Es por ello que, según la experta, los Centennials tendrán que “afrontar el reto de construir la sociedad que queremos y diseñar la tecnología para que trabaje en esa dirección”, y continúa: “La pregunta que urge hacerse hoy es si estamos formando a estos gestores del futuro con las competencias que requiere dar respuesta a esos desafíos del presente”. Al respecto, Lara hace un análisis de los valores que ésta generación defiende y las habilidades genéricas por las que destaca.

Según detalla al diario, se trata de una generación que apenas acaba de llegar a la universidad, cuya vida está “mediatizada de forma natural por la tecnología digital” y que, por tanto, viven ‘hiperconectados’ al mundo. Prueba de ello es que uno de cada cuatro niños de 10 años dispone de un teléfono móvil en España, porcentaje que se eleva al 94% en el caso de los menores de 15 años, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Los Centennials tienen interiorizada la tecnología, no conciben una vida sin ella porque nunca han conocido el mundo analógico. De hecho, dichas herramientas no sólo han alcanzado la esfera empresarial, también la formativa. No existe escuela, universidad y centro formativo que no tenga empleé sistemas multiplataforma, proyectores, pizarras digitales, ordenadores y acceso a Internet, entre otras herramientas. Sin embargo, tal y como apunta Lara, “sucede que una vez que parecía superada la vieja petición de dotar con mayor tecnología el aula, ahora que su presencia y acceso no parece ser el principal problema”.

“Se da la paradoja de que se empieza a querer evitar por temor a su naturaleza disruptiva”, añade. Algo que se pone de relieve con la prohibición del uso de móviles en los centros escolares españoles o la aprobación de leyes –como en el caso de Francia- que reconocen el derecho de los trabajadores a la desconexión.

En ésta línea, el artículo de El Periódico indica que, a pesar de la mejora tecnológica y de su plena introducción, las aulas siguen teniendo “una disposición física, curricular y temporal muy similar a la de siglos anteriores”. Es por ello que la experta se pregunta: “¿Es la organización por materias, por edades, por jornadas horarias, por currículo y por grados de disciplinas el mejor método para enfrentarse al reto digital que se plantea?"

Lara argumenta la respuesta indicando algunas de las nuevas habilidades que ya están exigiendo las empresas y que, al mismo tiempo, manifiestan no encontrar en el nuevo talento. Se trata del dominio del lenguaje tecnológico, de “una actitud fuertemente entrenada hacia la innovación, la creatividad, el aprendizaje permanente, la colaboración y el pensamiento crítico”. Aspectos clave que, según la Directora de comunicación de la EOI, deberán asumir el reto de desarrollar las escuelas del futuro, las cuales –del mismo modo que las empresas- deberán hacer un uso más estratégico de las nuevas tecnologías, pues ya no basta su introducción para estar a la vanguardia del conocimiento, sino su plena comprensión para extraer el máximo rendimiento y formar a esa fuerza de trabajo capaz de emplearlas en pro del avance y la innovación.

DEJA TU COMENTARIO:





ENVIAR NOTICIA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

Gas Natural Fenosa
Tecnocom
Adecco
Alten
CGI
Prosegur
Vodafone
LG Electronics
Endesa
Lidl
Maxxium España
Randstad
PeopleMatters
Liberty Seguros
Kiabi
Nationale-Nederlanden
Lilly
Hays
Generali
Affinity
Aegon
Bayer
MC MUTUAL
OCU