Por qué la innovación tecnológica no es siempre la solución

13/08/2018 · A menudo la innovación empresarial suele ir vinculada al reconocimiento. De hecho, uno de los ejes sobre el que gira la transformación digital que están llevando a cabo las compañías a nivel mundial es, precisamente, impulsar la innovación en la empresa, así como mejorar la eficiencia en los procesos que se llevan a cabo y, por ende, obtener una mejor rentabilidad, resultados y beneficios. Sin embargo, un estudio ha puesto en cuestión el poder real de la innovación en términos de competitividad y posicionamiento empresarial.

La digitalización de los negocios es imparable en todo el mundo, pese a que los ritmos a los que se lleva a cabo dicha trasformación distan mucho de ser los deseados. Uno de los objetivos por lo que se está impulsando este proceso de cambio está ligado a la obtención de un mayor impulso innovador que permita mejorar la posición de las empresas en el mercado. Sin embargo, un estudio llevado a cabo por Blue Ocean Strategy Institute ha revelado que la innovación tecnológica no es siempre la respuesta a los problemas de competitividad de las empresas.

Según revela el libro ‘Blue Ocean Shift’, al preguntar a diferentes audiencias, de todas partes del mundo, sobre la creación de mercados y la innovación, se observa varias respuestas que contradicen el objetivo que inicialmente persiguen las compañías a la hora de invertir en estos dos elementos. Por ejemplo, se les preguntó sobre el teléfono satelital Iridium de Motorola y el transportador personal de Segway y las respuestas revelaron que, pese a ser considerados ambos innovaciones tecnológicas, también son descritos de fracasos comerciales.

Algo parecido sucedió al preguntar sobre a quién se le atribuye la invención del ordenador personal o la grabadora de cinta de video (VCR). Muchas de las respuestas fueron Apple o IBM, en el primero de los casos, y Sony o JVC, en el segundo, mientras que en realidad fueron MITS y Ampex, respectivamente. “La mayoría de las personas no solo se sorprenden cuando lo descubren, sino que tampoco parecen estar familiarizadas con ninguna de las dos compañías”, destacan desde Blue Ocean Strategy Institute.

En este sentido, los responsables del estudio indican que el problema en este último caso, está en el enfoque adoptado en la estrategia de las compañías. “Aunque MITS inventó el primer ordenador personal, fueron Apple e IBM, entre otros, los que dominaron el nuevo mercado masivo para PC al adaptar la tecnología para producir un salto en el valor del comprador”. Esto explicaría por qué la visión que las personas tienen de estas empresas -aquellas que no tuvieron la idea, pero que la incubaron hasta su lanzamiento- se consideran verdaderas fuentes de innovación.

Del mismo modo, aunque Ampex inventó el VCR en la década de 1950, compañías como Sony y JVC dominaron la industria al hacer que dicha tecnología fuera fácil de usar y asequible para la mayoría de los compradores. Básicamente, convirtieron una innovación tecnológica en lo que el Instituto llama “innovación de valor”. Una cuestión que todas las compañías pueden llevar a cabo y, de hecho, algunas como Apple lo han logrado a través de iTunes, iPhone, iPad y App Store.

Por otro lado, los ‘fracasos’ de Motorola y Segway vienen a ejemplificar cómo una tecnología innovadora o revolucionaria no lo es todo, ya que a pesar de que Segway era una maravilla de la ingeniería, una de las innovaciones tecnológicas más comentadas de su época, cuando se lanzó en 2001, pero no logró convencer a suficientes personas para pagar entre 4.000 y 5.000 dólares por un producto que los dejó en un dilema sobre dónde estacionar, cómo llevarlo en un automóvil o dónde se puede usar.

“Cuando las organizaciones asumen erróneamente que la creación de un nuevo nicho de mercado depende de las tecnologías innovadoras, tienden a crear productos o servicios que están adelantados a su tiempo, son demasiado esotéricos, complicados o, como el Segway, carecen del ecosistema complementario necesario para abrir un nuevo mercado”, destacan W. Chan Kim y Renée Mauborgne, profesores de estrategia en INSEAD.

De hecho, muchas innovaciones tecnológicas no logran crear y capturar nuevos mercados, incluso cuando ganan elogios para sus organizaciones. “Piense en TiVo, cuyo original grabador de video digital cosechó mucha fanfarria en la industria, pero que dejó a la mayoría de la gente preguntándose qué aporta y por qué lo querrían”, concluyen los expertos.

DEJA TU COMENTARIO:





ENVIAR NOTICIA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

Naturgy
OCU
Kiabi
Randstad
Hays
Leroy Merlin
Sacyr
Santalucía Seguros
Affinity
Bayer
Aegon
Maxxium España
Alten
Bricomart
Endesa
CGI
LG Electronics
Securitas Direct
MC MUTUAL
Lidl
Vitaldent
PeopleMatters
Prosegur
Vodafone
Nationale-Nederlanden
Generali