3 errores comunes que cometen los RRHH a la hora de reclutar talento

24/08/2018 · Contratar a la persona equivocada puede tener graves consecuencias para la empresa. De hecho, para garantizar que se emplea al talento que la empresa necesita y que éste logra adaptarse al entorno de trabajo correctamente, el proceso de reclutamiento, entrevista, contratación e incorporación necesita tiempo y una gran implicación de la directiva, los responsables de recursos humanos y del resto de la fuerza de trabajo en general.

Para poder contratar al talento que la empresa busca, es importante conocer el perfil que se necesita incorporar. Esto requiere de un análisis profundo de los objetivos que persigue la empresa, la cultura que desarrolla y los valores que presume tener para después buscar talento que esté alineado con todos estos elementos. No basta, por tanto, con mirar qué perfil se desea, sino cuál es el que el negocio necesita para enfrentar los retos que se le plantea a la compañía.

Tras ello, hay que analizar el estado del mercado de trabajo, especialmente porque para algunas posiciones –principalmente digitales- existe una notable escasez de talento. Una vez identificado si se trata de un perfil difícil de localizar, hay que evaluar qué le interesa a dicho talento, en función de su edad, experiencia, posibles sectores de interés etc. para después pasar al tercero de los pasos: la creación de una oferta atractiva de empleo.

En este sentido, los expertos recomiendan destacar de forma visual y textual cuáles son los atributos que distinguen a la compañía, acompañando la información con testimonios y experiencias de sus líderes y profesionales y, en definitiva, todos aquellos elementos que componen la propuesta de valor de la compañía, la cual se desea transmitir a los profesionales.

Asimismo, durante el proceso de entrevista, hay que asegurarse de que el candidato avale –a través de alguna prueba pensada para ello- los conocimientos y experiencias profesionales que acumula, y tratar de ver si su personalidad se adaptaría al equipo humano que conforma la organización.

En esta línea, un artículo  publicado en Harvard Business Review ha identificado los tres errores más comunes que cometen los reclutadores a la hora de seleccionar a nuevo talento. En primer lugar se destaca que son muchos los RRHH que buscan “clones”, es decir, que centran la selección en encontrar aquellos atributos que se comparten –de forma personal- con el aspirante al puesto, y no en si esas habilidades o perfil encajan con el puesto, la empresa o el equipo humano en general.

El segundo error que se suele repetir en los procesos de selección es centrar el proceso en buscar a alguien que sólo vaya a tener que resolver los problemas que son tediosos, o que únicamente se vaya a desempeñar en tareas aburridas o rutinarias, más conocidas como el ‘trabajo sucio’. En este sentido, el artículo destaca la importancia de alentar y motivar al talento en el espacio de trabajo para evitar así su fuga, aunque eso requiera dedicar tiempo extra a su formación y adaptación al nuevo puesto de trabajo.

El tercer error más común es poner en valor las habilidades de una persona sólo porque no se dispone de ellas. En este sentido, una cosa es que el puesto de trabajo requiera determinados conocimientos y otra muy distinta es que, a título personal, el reclutador no cuente con esas cualidades concretas. Poner en valor unos atributos sin que estos sean necesariamente claves para la organización puede implicar que el talento contratado no sea el que el puesto de trabajo requería.

TAGS: reclutador | RRHH

DEJA TU COMENTARIO:





ENVIAR NOTICIA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

CGI
Endesa
Bayer
Kiabi
Maxxium España
Nationale-Nederlanden
Vodafone
Prosegur
OCU
Aegon
Naturgy
Hays
Lilly
Affinity
Generali
Adecco
MC MUTUAL
LG Electronics
PeopleMatters
Alten
Randstad
Lidl