Eficiencia y productividad, ventajas de la jornada laboral intensiva

24/12/2018 · El empleo lleva años estando determinado por la estacionalidad. De este modo, la época estival, navideña y de rebajas suelen ser periodos en los que la contratación temporal crece, siendo a menudo la puerta de entrada a un empleo estable. De hecho, Randstad revelaba recientemente que el número de contratos temporales convertidos a indefinidos ha superado este año la barrera de los 700.000, logrando así la cifra más elevada en los últimos 10 años e incrementándose un 23,2% respecto a 2017, cuando se alcanzaron los 574.644.

El aumento del empleo en estas épocas se debe principalmente al aumento de la demanda de los servicios en algunos sectores como es el caso del hostelero, de restauración y el turístico en verano; o del sector retail, alimentación, logística, transporte y e-commerce en Navidad o rebajas.

En este sentido, las empresas pertenecientes a estas industrias tienen ante sí una importante oportunidad de localizar al talento que más se adecua a sus valores corporativos y cultura de trabajo, así como fidelizar a los mejores profesionales y convertirles en embajadores de marca. Unos mensajes que, después, una vez llegado el fin de la relación contractual, podrán trasmitir al resto, mejorando así la reputación de la compañía y su posicionamiento en el sector.

Frente a ellos, otros sectores no se ven tan afectados por el incremento de la actividad en esas fechas, aunque también pueden sacar partido a su situación, invirtiendo en la creación de un espacio de trabajo donde el bienestar laboral sea el eje central de todas las acciones que se emprendan. De este modo, la conversión de la jornada en una intensiva, permitirá a los trabajadores invertir mejor su tiempo de trabajo, logrando una mejor conciliación laboral y familiar. Algo clave en fechas navideñas, y que permite a los profesionales elevar su motivación y eficiencia para lograr cumplir los nuevos plazos y tiempos de trabajo establecidos.

No obstante, para ello, existen una serie de pasos a dar, antes de adaptar la rutina de trabajo a la nueva dinámica. Unos pasos que han revelado desde Up SPAIN, empresa especializada en la gestión de beneficios sociales para empleados.

  • Flexibilidad horaria. En primer lugar, los expertos aconsejan flexibilizar el tiempo de trabajo, ampliando los horarios de entrada y salida, permisos especiales o, incluso, en caso de implementar la opción del teletrabajo, permitiendo que sean los propios empleados quienes establezcan los tiempos.

  • Flexibilidad espacial. Ligado al punto anterior, las compañías pueden establecer casos puntuales en los que el profesional elige desde dónde trabajar. En este caso, existen dos opciones: espacios de trabajo compartidos o el domicilio particular. Un ejemplo de optimización de recursos es que, en el caso de proporcionar servicios de guardería a trabajadores con hijos, se puede al mismo tiempo invertir en espacios de oficina alternativos o de coworking, desde los que trabajar de forma telemática, y que se encuentren cerca de esas guarderías. De esta manera, el profesional ahorra en costes de desplazamiento a la vez que se le proporciona una solución que impulsa la conciliación y corresponsabilidad familiar.

  • Inversión en recursos tecnológicos. Aunque a día de hoy, son muchas las empresas que ya están invirtiendo en su transformación digital, aún quedan algunas que apenas acaban de iniciar este cambio tecnológico. Por ello, antes de mejorar la flexibilidad laboral e, incluso, de pasar a una jornada intensiva de trabajo, hay que conocer si  todos los departamentos cuentan con los sistemas que necesitan para que el trabajo sea eficiente, así como asegurarse de que su funcionamiento es óptimo, impidiendo así la pérdida de tiempo.

  • Creación de un plan de trabajo. También es clave que, en caso de permitir trabajar fuera de la oficina, ambas partes acuerden cómo se va a trabajar: cuáles serán las vías y tiempos de comunicación, las tareas a realizar, los sistemas que se van a emplear, los días en los que se va escoger dicha opción etc. Todo debe quedar pautado para evitar confusiones futuras y para reforzar el último de los pasos.

  • Establecimiento de un marco de confianza. Es vital que los líderes y responsables de equipo establezcan una relación de confianza con sus profesionales. Sin ello, tanto la jornada intensiva como la opción del teletrabajo se convierten en un escenario laboral con un elevado nivel de estrés, debido al excesivo control que estos líderes creen que deben ejercer para asegurarse de que el trabajo sale adelante y se logran los objetivos marcados.

Finalmente, los expertos de Up SPAIN destacan la importancia de que, en estas fechas, se reconozcan los logros y objetivos alcanzados, poniendo así en valor el trabajo de los empleados. Asimismo, al gratificar la labor profesional, se logra despertar en ellos un sentimiento de pertenencia que redundará en una mejor imagen de la empresa como empleadora y una mayor fidelidad del personal.

DEJA TU COMENTARIO:





ENVIAR NOTICIA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

Lilly
Sacyr
Generali
PeopleMatters
Endesa
Lidl
CGI
Aegon
Securitas Direct
Randstad
Adecco
Hays
Affinity
MC MUTUAL
Nationale-Nederlanden
Naturgy
Alten
OCU
Santalucía Seguros
Vodafone
Prosegur
Maxxium España
LG Electronics
Kiabi
Bayer