Cómo hablar del salario en una entrevista de trabajo

28/01/2019 · Tratar la cuestión económica durante una entrevista de trabajo puede ser un momento delicado, dependiendo de la cultura que rija en la empresa o de cómo sea percibido por el reclutador el planteamiento adoptado por el candidato a la hora de hablar del salario que desea percibir, especialmente cuando lo que se pretende es saber si es negociable o no.

Preguntar por las condiciones salariales de un puesto de trabajo, ¿puede hacer que las oportunidades de ser contratado desciendan? No debería, aunque es cierto que para algunas empresas se trata de una cuestión compleja y delicada, que depende del contexto, de cómo sea planteada la cuestión y el nivel de transparencia y comprensión que tenga la compañía respecto a este tema. No obstante, a menudo, la respuesta viene determinada por una conjunción de los tres factores y, sobre todo, de cómo perciba el propio reclutador el planteamiento realizado por el candidato.

En este sentido, un artículo publicado en Forbes indica que, gracias al desarrollo tecnológico, cada vez más empresas han comenzado a incrementar su transparencia informativa, incluyendo la publicación de los salarios que perciben sus profesionales, en función de la posición que ocupan en la organización. De hecho, esto ha dado lugar a la aparición y éxito de portales específicos donde poder contrastar estos y otros datos, como es el caso de Glassdoor, así como a la creación de herramientas dirigidas a ayudar a los aspirantes a un empleo a conocer cuál es el salario medio en un determinado sector, país u puesto de trabajo.

En este último caso, LinkedIn aunuciaba el pasado año el lanzamiento en España de ‘LinkedIn Salary’, una herramienta que según explicaban sus desarrolladores "aporta transparencia a los salarios y detecta las tendencias y oportunidades de empleo". Para ello, la solución ofrece información de la remuneración en un puesto específico pero también, el salario que se va a percibir según el título y la función del trabajo, la industria, el nivel educativo, la experiencia laboral, la ubicación o el tamaño de empresa.

Se trata, por tanto, de una serie de parámetros que permiten conocer el nivel de compensación promedio, las industrias que mejor remuneran a sus trabajadores, las titulaciones mejor pagadas, la variación salarial conforme se va ganando experiencia, las ciudades que suelen tener sueldos más altos y las escalas de salarios que se barajan en función de la empresa. Datos claves a tener en cuenta en una conversación con un futuro empleador, pero también una información vital para las empresas, especialmente porque el salario es el factor principal para sentirse satisfecho en su trabajo para el 59% de los profesionales. De ahí la importancia de su adecuación, a fin de evitar la fuga de talento, así como mejorar el poder de atracción de la empresa.

En esta línea, Forbes recoge en su artículo cinco consejos para que la charla entre los aspirantes a un puesto de trabajo y los responsables de recursos humanos acerca del salario que se va a percibir, tenga éxito.

  1. Investigar y manejar las expectativas. Antes de saber si es o no un salario justo, hay que conocer en qué va a consistir en trabajo que se está solicitando para, de esta forma, averiguar si las expectativas salariales son correctas y están ajustadas a las responsabilidades del puesto. En este sentido, portales como Glassdoor, LinkedIn Salary y Payscale ofrecen información salarial para posiciones en diversas industrias, incluso compañías específicas.
  2. Ir a la entrevista con una remuneración media en mente. Asimismo, Forbes recomienda pensar cuál es el mínimo que se desea percibir, en función de los gastos medios que se tenga, e incluyendo parámetros como el gasto en transporte y la media percibida en el sector.
  3. Preguntar por el salario al final del proceso de entrevista. En tercer lugar se aconseja postergar esta conversación hasta que haya una oferta firme sobre la mesa, pero en el caso de ya haberse planteado la cuestión (especialmente porque algunas empresas piden a sus candidatos que les expliquen sus expectativas salariales, antes incluso de dar la información), hay que “abstenerse de dar una respuesta directa” preguntando de más sobre la posición y sus responsabilidades antes de considerar una compensación
  4. Evitar informar sobre el salario actual o anterior. “Es ventajoso hacer que el entrevistador revele el rango salarial de la posición antes de divulgar cualquier información”, destacan desde Forbes. Sin embargo, la pregunta sobre el salario puede aparecer en los formularios online que las compañías envían como paso previo a la aceptación de una candidatura . En este caso, Forbes aconseja ser creactivo e intentar escribir "negociable" en el campo de salario o, en caso de no poder, marcar el rango que se considere más aceptable.
  5. Ver más allá del salario. Finalmente, los expertos recomiendan valorar otros elementos que pueden ser de vital importancia, más allá de la remuneración percibida, como otro tipo de compensaciones no económicas: el ambiente de trabajo que se ‘respira’ en la organización, la clase de líderes con las que se va trabajar o cualquier otra cuestión que sea calve para el aspirante.

DEJA TU COMENTARIO:





ENVIAR NOTICIA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

Securitas Direct
Sacyr
Vodafone
Randstad
Maxxium España
Adecco
Lilly
Leroy Merlin
LG Electronics
Alten
Affinity
PeopleMatters
Bayer
Aegon
Endesa
Santalucía Seguros
Prosegur
Generali
Nationale-Nederlanden
Naturgy
OCU
MC MUTUAL
Kiabi
Lidl
Hays