10 estadísticas sobre onboarding a tener en cuenta en 2019

05/02/2019 · Saber dar la bienvenida al nuevo talento en la organización se han convertido en un momento clave a la hora de lograr que la rotación no se dispare, especialmente debido al descenso en el nivel de compromiso que los profesionales manifiestan tener –en diversas encuestas- hacia sus líderes y respecto a las empresas para las que trabajan, así como el breve tiempo medio de permanencia en una misma compañía que se registran en generaciones como los Millennials, que apenas supera los tres años.

Los programas de onboarding ya son una garantía de fidelidad, cuando estos se llevan a cabo de forma correcta y personalizada. De esta forma, las empresas que son capaces de dar respuesta a todas aquellas dudas, necesidades y problemas que tienen los profesionales recién incorporados a la plantilla, registran índices más bajos de rotación y un mayor nivel de compromiso que la media. Así lo avalan los datos de algunos estudios que ha recopilado Sapling, una plataforma coreHR que tiene por objetivo elevar la experiencia de los empleados a través de sus soluciones para empresas, que ha elaborado un decálogo con las estadísticas claves a tener en cuenta.

La primera de ellas que Sapling son las que recoge un informe publicado por Glassdoor, donde se revela que las organizaciones con un sólido proceso de incorporación, logran mejorar en un 82% la retención de nuevas contrataciones y en más del 70% la productividad. Desde Sapling explican que en un momento en el que la ‘guerra por el talento’ está en auge, donde en algunos sectores la oferta es más elevada que la demanda, haciendo que los candidatos tengan muchas opciones a la hora de elegir dónde quieren trabajar, contratar y retener a los empleados desde el primer día se ha vuelto clave, ya que, además, permite que los profesionales comiencen a ser productivos en un menor tiempo.

Por otro lado, el informe ‘State of the American Workplace’, Gallup indica que solo el 12% de los profesionales manifiesta estar ‘totalmente de acuerdo’ acerca del ‘buen trabajo’ que su organización hace a la hora de incorporar nuevos empleados, lo cual supone una importante pérdida de reputación de cara al talento interno y externo.

Asimismo, varios estudios llevados a cabo por Human Capital Institute (HCI) revelan una cierta ineficacia en el proceso de reclutamiento, dado que el 58% de las organizaciones consultadas segura que su programa de incorporación se centra en procesos y papeleo, y una escasa duración. Al respecto, Sapling expone en su artículo  que “los mejores programas de onboarding tienen una duración de entre 90 días y un año”, a fin de garantizar la correcta incorporación de las nuevas contrataciones, a medida que aumentan su productividad. Un objetivo que también logran la mayoría de empresas (87%, según HCI) que asignan un embajador o empleado experimentado para que haga de guía de las nuevas incorporaciones, permitiendo así acelerar el proceso. Pese a ello, el 47% de las empresas no lo hacen.

En esta línea, HCI revela que, si bien la mayoría de organizaciones (81%) está de acuerdo en que el cross-boarding es importante, solo el 27% informan que, efectivamente, incorporan a los empleados que son promovidos o trasladados a una nueva posición. Además, de entre los cinco principales desafíos de integración que las compañías manifiestan tener, destaca la identificación de las prioridades, la medición del ROI y la falta recursos internos.

Otra de las estadísticas claves a tener en cuenta, publicadas por Sapling, hacen referencia a los datos que Digitar recoge, fruto de una investigación que expone que la relación que tiene una mala experiencia como empleado –incluido el proceso de onboarding- y la alta intención de fuga. De esta forma, se indica que aquellos que manifiestan haber tenido una experiencia negativa, tienen el doble de probabilidades de buscar nuevas oportunidades en un futuro próximo. Asimismo, Digitar revela que también es poco probable que se recomiende la compañía a un empleador a un amigo o familiar, puesto solo que 1 de cada 5 nuevas contrataciones afirma que lo haría.

Finalmente, Sapling concluye asegurando que a las nuevas contracciones se les suele asignar una media de 54 actividades, durante su experiencia de incorporación: 3 documentos a firmar y unas 41 tareas administrativas a completar. “También tendrán 10 resultados, que se alcanzan con los objetivos de aprendizaje en torno a la cultura de la empresa, el conocimiento del mercado y la alineación de roles”, concluyen.

DEJA TU COMENTARIO:





ENVIAR NOTICIA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

Vodafone
Nationale-Nederlanden
Naturgy
CGI
Randstad
OCU
Hays
Lidl
Adecco
Santalucía Seguros
Bayer
Maxxium España
Aegon
Affinity
Prosegur
MC MUTUAL
Lilly
LG Electronics
Generali
Kiabi
PeopleMatters
Alten
Endesa