5 consejos para combatir el sedentarismo en la oficina

28/05/2019 · La falta de actividad física de manera prolongada tiene nombre: sedentarismo. Se trata de un estilo de vida que ha visto en el desarrollo tecnológico una oportunidad para establecerse en muchas sociedades desarrolladas. Tanto es así que la Organización Mundial de la Salud ya describe a la inactividad física como “un problema de salud pública mundial”. Pero, ¿cómo combatir el sedentarismo en el trabajo y en plena era digital?

En un momento en el que la modalidad del teletrabajo está en boga y donde el desarrollo tecnológico está haciendo que los profesionales asuman un rol menos activo en la organización, el sedentarismo refuerza su presencia en las empresa, trayendo consigo un impacto sobre la salud que tiene su repercusión en el plano económico. Y es que el sedentarismo duplica el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares y diabetes tipo II, al tiempo que supone un incremento del riesgo de padecer hipertensión arterial, lo cual no solo deriva en un detrimento de la salud, sino que puede a ser causa de baja laboral y, por ende, en un descenso de la productividad de la empresa.

De hecho, el costo de la rotación de personal para las empresas es tan alto, que un estudio llevado a cabo por la Sociedad para la Gestión de Recursos Humanos fijó la inversión formativa del remplazo en el equivalente a entres seis y nueve meses de salario de un empleado. Junto a ello, otros estudios indican que para lograr que éste profesional alcance el mismo nivel de productividad que su antecesor, deben pasar al menos dos años.

Pero las consecuencias de una baja actividad deportiva, situación que la Organización Mundial de la Salud (OMS) define como la realización de menos de 90 minutos de actividad física a la semana, van más allá y, de hecho, en su ‘Informe sobre la situación mundial de las enfermedades no transmisibles 2010’, situaba esta problemática como la segunda causa de muerte en el mundo, después del tabaquismo, y uno de los principales riesgos para la salud en España, que además es uno de los cuatro países europeos más sedentarios, por detrás de Grecia, Bulgaria y Portugal.

Frente a ello, otros estudios vinculan el deporte con un menor riesgo de sufrir estrés y depresión, gracias a la segregación de endorfinas (la hormona de la felicidad). Y aunque el sedentarismo suele ligarse a otros problemas para la salud, como es el caso de la obesidad, la falta de actividad física trae consigo otras dolencias como un debilitamiento óseo, dolores de espalda ligados a malos hábitos posturales o enfermedades cardiovasculares.

En este sentido, Up SPAIN, empresa experta en beneficios sociales para empresas, ha revelado 5 consejos que los profesionales pueden aplicar a su día a día, con el fin de reactivarse, aun cuando su empleo les obliga a estar sentados prácticamente la totalidad de su jornada laboral.

  1. Desplazamiento al trabajo. Una de las excusas más citadas para justificar la falta de ejercicio físico es la falta de tiempo. Sin embargo, existen muchas formas de ejercitarse sin tener que destinar un tiempo específico para ello. Es el caso de caminar para ir a la oficina o, en caso de ser una larga distancia, utilizar el transporte público para acudir al trabajo, permaneciendo de pie y no sentado, en el autobús o metro.
  2. Estiramientos antes, después y en horario laboral. También es aconsejable realizar estiramientos de piernas y brazos, cada cierto tiempo y/o durante los descansos que se establecen para desconectar del trabajo. Además, en caso de que sea posible, es importante hacer uso de las escaleras para desplazarse de una planta a otra, andar por el espacio que haya disponible durante las pausas y realizar un par de estiramientos antes de sentarse en el lugar de trabajo y tras finalizar la jornada, para activar el cuerpo y descontracturarlo.
  3. Aprovechar las esperas. En caso de tener que desplazarse dentro o fuera de la oficina, otra opción es la de convertir los ratos de espera en pequeños paseos para estirar las piernas, mantenerse en pie el máximo de tiempo posible e hidratarse durante el proceso, algo que a menudo olvidan los profesionales.
  4. Mantener una buena postura. Asimismo, es clave que la postura que el profesional adopte sea la correcta, manteniendo la espalda recta y los hombros atrás, en caso de estar de pie, además de con los pies apoyados en el suelo y las rodillas al mismo nivel o por encima de las caderas, en caso de estar sentado.
  5. Convertir los alimentos en aliados. Finalmente, además de caminar lo máximo posible, en caso de tener que salir de la oficina en el tiempo de comida, es importante evitar las comidas altas en calorías y grasas, permitiendo que estos alimentos sean más fácilmente digeridos y no se transformen en colesterol.

DEJA TU COMENTARIO:





ENVIAR NOTICIA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

Randstad
Leroy Merlin
Bayer
Nationale-Nederlanden
Securitas Direct
Generali
Santalucía Seguros
Hays
Prosegur
Affinity
MC MUTUAL
Naturgy
Lidl
CGI
PeopleMatters
Kiabi
Vitaldent
Vodafone
Sacyr
Bricomart
Aegon
Maxxium España
Alten
Endesa
OCU
LG Electronics