Reconocer los errores en el trabajo no es un signo de debilidad

06/06/2019 · Errar supone aprender siempre y cuando lleve consigo un ejercicio de reflexión. Hace tiempo que el reconocimiento de los errores que se comenten en el trabajo, ha pasado a ser visto como una oportunidad para mejorar, además de permitir que la credibilidad profesional aumente y de hacer, en el caso de las posiciones de liderazgo, que la fuerza de trabajo confíe.

La inseguridad que genera tener que enfrentarse a una situación en la que se tiene que reconocer un error, puede hacer que un profesional se sienta tentado a negarlo o no hacerse cargo de él. Los lamentos, las escusas o justificaciones son otras tácticas que son habitualmente empleadas por las personas que se niegan a entonar el 'mea culpa'.

Sin embargo, según se explica en un artículo publicado por Retina, perteneciente al diario El País, admitir que se ha errado o que uno se está equivocando, puede traer más beneficios que problemas. Esto enlaza con la nueva corriente cultural que ha llegado a muchas organizaciones donde, a la hora de establecer conversaciones y proporcionar feedback, se trabaja el diálogo desde una perspectiva de aprendizaje –vital y profesional-, en lugar de adoptar un enfoque basado en el reproche.

De hecho, según el artículo, admitir los errores “refuerza la credibilidad y es señal de una mente práctica y realista”. También contribuye a "aumentar la productividad de la empresa", dado que al reconocer una equivocación se pone en marcha una fase de cambio o solución que permite resolver una situación que puede estar afectando al negocio de distintas maneras, tanto si el error se refiere a un proceso como a una idea, perspectiva o forma de relacionarse con los demás.

Errar no solo es humano, sino que además ha permitido históricamente que se descubran nuevos avances que, después, han sido claves para la humanidad. Esto es especialmente evidente en el terreno de la ciencia, donde la experimentación es la base de su actividad y, por tanto, la equivocación, solo un paso más del proceso. “Lejos de generar desconfianza, esto refuerza su credibilidad”, apunta Retina, que añade: “Como humanos imperfectos, ver a alguien rectificar conecta con nuestras propias inseguridades: me lo creo porque a mí también me ha pasado”.

Una situación que también alcanza a la forma de funcionar de las compañías que, con el avance de la tecnología, cada vez tienen que correr más riesgos al innovar y transformar su actividad. “Y correr riesgos implica, con toda probabilidad, equivocarse”, destaca el artículo, que también ahonda en la necesidad que hay, ahora más que nunca, de fomentar el individualismo y la responsabilidad de los trabajadores, para que puedan tener un "pensamiento crítico y propio", tomar decisiones y asumir la probabilidad que tienen de equivocarse y, con ello, aprender.

“El empleado gana en salud mental y emocional, al sentirse reforzado y más seguro; y la empresa gana en productividad, porque dar soporte a sus empleados cuando se equivocan hace más fácil que estos reconozcan sus errores de forma habitual. La autocrítica es una tarea que contribuye a mejorar el desempeño laboral“, concluye.

TAGS: consejos

DEJA TU COMENTARIO:





ENVIAR NOTICIA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

Alten
Lilly
Naturgy
Adecco
Lidl
PeopleMatters
Prosegur
Endesa
Bayer
Santalucía Seguros
Nationale-Nederlanden
Sacyr
LG Electronics
Hays
Kiabi
OCU
Securitas Direct
Generali
Aegon
CGI
Randstad
Vodafone
MC MUTUAL
Affinity
Maxxium España