3 transformaciones claves para liderar una empresa agile

25/07/2019 · Para muchas compañías, sobrevivir y prosperar en el entorno empresarial actual requiere de una transformación global, con la aplicación de cambios en el estilo de liderazgo, en los equipos de trabajo y en la cultura de la organización, que les permita adquirir una mayor agilidad. Así lo concluye la consultora estratégica global, McKinsey & Company, en su último informe ‘Leading agile transformation: The new capabilities leaders need to build 21st-century organizations’.

El modelo de organización tradicional que hasta ahora había dominado en el entorno empresarial ha ido evolucionando en la misma medida que el desarrollo tecnológico se ha ido extendiendo, generando cambios y nuevas demandas en el mercados. Así es como, poco a poco, muchas compañías han ido poniendo en marcha una serie de iniciativas dirigidas a ganar agilidad organizativa y operacional, además de posibilitar una adaptación a los cambios más rápida y un mayor dinamismo a la hora de actuar en un entorno laboral cada vez más abierto, inclusivo y menos jerárquico que el anterior.

Sin embargo, este nuevo tipo de organización ágil necesita líderes diferentes, con un estilo de dirección que fomente el desarrollo de nuevas mentalidades y comportamientos personales, prepare a sus equipos en las nuevas formas de trabajo e incorpore agilidad en el diseño y la cultura de toda la empresa. De esta forma, McKinsey & Company cita en su informe los tres cambios que las empresas deben hacer para volverse más agiles.

  • Transformación personal

En primer lugar, se aconseja adquirir una nueva mentalidad, más creativa –en lugar de reactiva- y centrada en la innovación, que trabaje la autenticidad y que permita el desarrollo del sentido del propósito.

Sin embargo, para ello, el informe destaca tres cambios que deben darse para pasar de una mentalidad reactiva a otra creativa, fomentando así la innovación, colaboración y la creación de valor, puesto que la reactiva trabaja desde la certeza, la autoridad y desde el supuesto de oportunidades y recursos limitados; mientras que la creativa lo hace desde la experimentación y, por tanto, el riesgo, además de la libertad, confianza, el trabajo en equipo, la responsabilidad, el espíritu empresarial, la inclusión y la creación.

  • Transformación de los equipos

También es importante aprender cómo ayudar a los equipos a trabajar de manera nueva y más efectiva. Para ello, los líderes deben aprender a construir equipos que sean pequeños, diversos, empoderados y conectados, así como alentarles a trabajar en ciclos rápidos y mantenerles enfocados en crear valor para los clientes internos o externos, abordando así sus necesidades no satisfechas.

Además, es clave que los líderes comprendan los elementos de otras dos disciplinas relativamente nuevas: el pensamiento de diseño, para desarrollar soluciones innovadoras, y la innovación de modelos de negocios.

  • Transformación de la organización

Aquí, los líderes deben aprender a co-crear el propósito, diseño y cultura de una organización ágil. “La primera habilidad distintiva a nivel de organización que los líderes deben desarrollar, es la capacidad de destilar un propósito claro, compartido y convincente”, destacan los expertos.

El informe también cita, como segundo paso, el “desarrollo de la capacidad para diseñar la estrategia y el modelo operativo de la organización, según los principios y las prácticas de la organización ágil”.

Por último, “deben desarrollar la capacidad de moldear una nueva cultura en toda la organización, basada en la mentalidad creativa de descubrimiento, asociación y abundancia y sus comportamientos asociados”.

DEJA TU COMENTARIO:





ENVIAR NOTICIA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

Nationale-Nederlanden
Bayer
Endesa
Leroy Merlin
Kiabi
Aegon
OCU
MC MUTUAL
CGI
Lilly
Securitas Direct
Vitaldent
Sacyr
LG Electronics
Prosegur
Naturgy
Generali
Alten
Affinity
Vodafone
Maxxium España
Randstad
Lidl
PeopleMatters
Santalucía Seguros
Hays