4 maneras de formar equipos valientes y apasionados

06/08/2019 · Los líderes necesitan rodearse de un equipo fuerte, cohesionado y alineado con los objetivos que persigue la organización, especialmente en un contexto empresarial como el actual, tan volátil, incierto, cambiante y complejo, que requiere asimismo contar con una fuerza de trabajo que no tenga miedo a asumir los retos que la era digital plantea y que sientan pasión por aquello a lo que se dedican o que, como mínimo, se sienta inspirada respecto al impacto que su actividad profesional genera.

 

Crear y dirigir un equipo de trabajo, en un entorno global y complejo no es fácil. De hecho, a la escasez de talento que se registra en muchos sectores e industrias, se suma la brecha de habilidades que los reclutadores manifiestan encontrar en el mercado laboral actual y los retos que la comunicación, formación y colaboración multigeneracional trae consigo.

Sin embargo, Bernadette Wightman, directora general de los servicios bancarios y financieros en BT Group, asegura en un artículo publicado por el Foro Económico Mundial (World Economic Forum; WEF), popularmente conocido como Foro Davos, que existen cuatro formas de superar estos problemas, y consolidar equipos de alto rendimiento.

  • Ampliar la búsqueda de talento e incluir nuevos parámetros de contratación

Para la directiva, la clave a la hora de crear un sólido equipo de trabajo reside en asegurarse de que los profesionales tienen “las habilidades, el talento y las actitudes” que la organización va a necesitar. Un proceso que pasa, en primer lugar, por garantizar que el talento que se atrae, evalúa y contrata cuenta con las hard y soft skills que serán claves en el futuro, y que garantizarán que los equipos podrán dar respuesta a los retos que la compañía enfrentará a largo plazo.

Para ello, Wightman aconseja “mirar fuera” de las redes actuales y “evitar los prejuicios inconscientes” para encontrar talento “diverso”, “tenaz” y con esa “pasión” que permitirá a la empresa crecer. Por ello, recomienda acudir a las redes sociales para, por un lado, “ampliar el ecosistema personal” y, por otro, “desarrollar de manera temprana el talento profesional, que de otra manera no se habría descubierto”.

El uso de herramientas como LinkedIn, Twitter e incluso Instagram, facilitará –según expone- la promoción de las ofertas de empleos, la creación y fortalecimiento de la marca empleadora, la mejora del proceso de búsqueda de candidatos y el establecimiento de mejores relaciones laborales.

  • Facilitar el diálogo multiparticipativo

Wightman también destaca en el artículo del Foro Económico Mundial, la importancia que tiene para los líderes la correcta gestión del diálogo entre múltiples partes, ya sea dentro del equipo, la organización, con proveedores, clientes, agencias reguladoras o accionistas. “En un entorno empresarial mundial, esas partes interesadas se encuentran en lugares muy dispares y sus orígenes son muy diversos”, apunta. Por ello, describe de “necesaria” la generación y fomento de “conductas de colaboración”, para superar este desafío. Una labor que comienza con la construcción de “un entorno transparente y confiable”, con espacios donde sea posible escuchar todas las voces o a través de sistemas que faciliten dicha comunicación, aunque sea de forma telemática.

  • Aceptar el lado positivo de las herramientas de colaboración

“En ocasiones, las herramientas de colaboración se pueden ver como algo negativo, que impulsa nuestra cultura siempre activa”. Así lo afirma Wightman, que recoge los resultados de una ecuesta llevada a cabo a directores de informática globales, que reveló que estos tienen entre cuatro y diez herramientas de colaboración en sus teléfonos inteligentes. “Esta situación puede llevarnos a una sobrecarga de colaboración”, incide la directiva, que sin embargo destaca cómo, “usadas de la manera correcta, las herramientas de colaboración pueden ser una fuerza para el bien”. De hecho, Wightman las considera particularmente útiles para “dirigir equipos” con ubicaciones remotas, “que a menudo carecen del sentido comunitario y el apoyo que puede ofrecer una oficina”.

No obstante, además de ayudar a evitar el aislamiento dentro del equipo, las herramientas de colaboración también facilitan a los profesionales que son padres o que tiene personas dependientes a su cargo, la conciliación laboral que necesitan. Junto a ello, Wightman añade: “En las culturas con diferencias de género, las herramientas de colaboración pueden ayudar a las personas a trabajar juntas de forma respetuosa, en un plano de igualdad”.

  • Reconocer la diferencia entre culturas

Finalmente, la directiva señala que la gestión de equipos virtuales se ha convertido en una parte integral del trabajo actual, lo cual significa que los estilos de liderazgo han cambiado a “un enfoque cooperativo más inclusivo y orientado a la confianza”. De esta forma, asegura que “la capacitación y la asesoría se han convertido en elementos clave para ayudar a los individuos y a los equipos a tener un alto desempeño”.

Además, concluye: “En una época en que solo el 32% de los trabajadores de EE.UU y el 13% de los empleados de todo el mundo se sienten comprometidos, los líderes que se comunican de manera eficaz tienen cuatro a cinco veces más probabilidades de presentar altos niveles de compromiso por parte de los empleados”.

DEJA TU COMENTARIO:





ENVIAR NOTICIA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

Lidl
Lilly
Kiabi
Endesa
Santalucía Seguros
Maxxium España
Naturgy
Vodafone
Aegon
Affinity
Nationale-Nederlanden
Adecco
Randstad
Sacyr
Vitaldent
Prosegur
Leroy Merlin
Hays
OCU
Securitas Direct
MC MUTUAL
Alten
PeopleMatters
Generali
LG Electronics
Bayer
CGI