Las empresas se ven obligadas a mejorar la experiencia de empleado

12/08/2019 · El arranque de la era digital llevó a muchas empresas a pensar que la inversión tecnológica sería la clave de la supervivencia de los negocios. Sin embargo, si algo ha demostrado la transformación que están llevando a cabo muchas organizaciones es que el cambio debe ir más allá de la implementación de nuevas soluciones, y debe producirse también respecto a la cultura corporativa y al estilo de liderazgo que debe predominar, si lo que se busca es que la adaptación al cambiante entono empresarial sea efectiva y duradera.

Según explica Andrés Raya, Director Académico y Coordinador de los programas Corporate MBA de ESADE Executive Education desde 2015, en un artículo publicado por el diario El Mundo, el futuro del mercado laboral, marcado por la revolución digital, pasa por poner a las personas en el centro de todas las operaciones y estrategias, tanto si son clientes como empleados. De hecho, son estos últimos los principales responsables del éxito de las transformaciones que muchas organizaciones están acometiendo.

No obstante, para ello, el talento debe contar con la formación adecuada, lo cual no solo implica adquirir conocimientos técnicos claves sobre las distintas tecnologías punteras que se están desarrollando, sino también esas habilidades que permitirán su correcta implementación en el negocio. En este sentido, el experto destaca que, precisamente, ese es el motivo por el que la plena productividad no acaba de llegar a las compañías.

De este modo, asegura que, aunque “los empleados trabajan más horas y la producción aumenta, la productividad (entendida como producción por hora trabajada) no termina de crecer”, poniendo de relieve así que “las tecnologías digitales aún no han mejorado realmente nuestra productividad”. Pese a ello, reconoce las ventajas que están aportando nuevas metodologías de trabajo apoyadas en el nuevo software, como Agile y Scrum, aunque incide: “la adaptación de las personas a este nuevo contexto cultural sigue siendo incierta”.

Por esta razón, tras la adquisición y la selección de las herramientas tecnológicas que los negocios necesitan a nivel operativo, “las empresas se ven obligadas a mejorar la experiencia del empleado, si quieren constituirse en un elemento diferencial en la economía de la creatividad en la que vivimos”, explica al diario El Mundo.

En esta línea, Raya apunta que ahora el objetivo de las organizaciones es mejorar el desempeño, además de “involucrar a los trabajadores en dinámicas horizontales que favorezcan su autonomía y su creatividad”. Una labor en la que la tarea de los Recursos Humanos es clave, al punto de ser descrita por muchos expertos como estratégica, especialmente a la hora de atraer y retener a esos talentos que deberán hacer frente a los retos del contexto VUCA.

“Fomentar el aprendizaje y la formación calibrada, el cultivo del talento dentro de los valores corporativos, sin olvidar el enfoque hacker, intuitivo, creativo y sin restricciones, son las coordenadas a seguir” por los profesionales de RR. HH., según el Director Académico de ESADE, quien también asegura que, para elevar la motivación y, por tanto, el interés de la fuerza de trabajo por permanecer en la empresa, “hay que poner el acento en los beneficios intrínsecos de realizar una tarea específica o alcanzar un objetivo concreto, y los sociales que se basan en las interacciones positivas obtenidas a través del trabajo”. Junto a ello, la creación y desarrollo de relaciones fuertes dentro de la organización, mediante el incentivo de la participación del talento en distintas actividades también se posicionan como factores fundamentales a la hora de maximizar los beneficios intrínsecos.

También recomienda invertir en espacios de coworking o huddle rooms, así como apostar por el smart working y, por ende, por la flexibilidad y autonomía del talento, además de por un liderazgo sólido capaz de ofrecer las mejores condiciones para que las personas experimenten, reflexionen y consoliden las lecciones que han aprendido de la experiencia. “La tarea del líder en este nuevo entorno es identificar y saber comunicar el objetivo que hay que alcanzar y animarlo. Por otro lado, la tarea del equipo es lograrlo, eligiendo de manera autónoma las mejores herramientas para conseguirlo”, concluye.

 

DEJA TU COMENTARIO:





ENVIAR NOTICIA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

Lilly
Randstad
Bayer
Affinity
OCU
Aegon
Santalucía Seguros
Naturgy
Prosegur
Adecco
PeopleMatters
Maxxium España
Vodafone
Endesa
Securitas Direct
Sacyr
Alten
MC MUTUAL
CGI
Lidl
Kiabi
Leroy Merlin
Hays
Generali
Nationale-Nederlanden
LG Electronics