Los retos que las empresas deberán superar antes de 2030

29/08/2019 · Aunque las nuevas tecnologías -especialmente la inteligencia artificial (IA) y la automatización, así como la movilidad digital y la colaboración virtual- ya son vistas como un importante motor del cambio, que afecta a la forma en la que operan las compañías, además de sus objetivos, cultura y fórmulas de gestión del capital humano, también existen otras tendencias podrían ser igual de decisivas según un reciente estudio publicado por PwC.

Al mismo tiempo que el trabajo se transforma y que la línea entre lo laboral y la vida personal se difumina, la diversidad y las demandas de igualdad también comienzan a remodelar los espacios de trabajo, mientras que las presiones sociales y ambientales están creando nuevas demandas, ligadas a condiciones de trabajo más flexibles, como lo es la Gig Economy.

Además, dado el envejecimiento poblacional, la gestión de ese capital humano que converge en un mismo lugar se amplía y se hace crítica, especialmente a la hora de que dichos profesionales dominen más habilidades y adquieran nuevos conocimientos, en la misma medida en la que la naturaleza del trabajo vaya cambiando.

Todos estos cambios suponen una importante fuente de ansiedad e inseguridad, dado que aún no se sabe cuántos ni qué trabajos serán automatizados, aunque sí se empieza vislumbrar las ventajas que dichos avances supondrán en términos de productividad y satisfacción laboral, siempre que el factor humano esté en el centro de las decisiones que se tomen al respecto. Así lo señala PwC en el informe ‘Workforce of the future’, donde destaca: “Las organizaciones deberán reequilibrar sus fuerzas laborales para centrarse en la promoción de una colaboración entre máquinas y personas, aprovechando habilidades humanas -como la creatividad, la empatía y la ética- junto con habilidades digitales, para así lograr no solo mayores capacidades sino también más motivación organizacional, innovación y adaptabilidad.

No obstante, para identificar, en términos prácticos, en qué necesitan invertir las empresas hoy, sin importar lo que depare el futuro, PwC, en colaboración con Lynda Gratton, profesora de prácticas de gestión en la London Business School, llevaron a cabo una encuesta global a más de 1.200 líderes empresariales y de recursos humanos de 79 países.

Fruto de la misma, no solo se llegó a la conclusión de que las empresas entienden qué capacidades son importantes para su éxito futuro, sino que comprenden la importancia de utilizar el análisis de datos y de crear un entorno de trabajo que mantenga y atraiga el talento. De hecho, los líderes destacaron el fomento de las "habilidades humanas" como la segunda capacidad más importante a desarrollar, solo después de la generación de confianza.

No obstante, también se descubrió que, por su propia operatividad, no se están haciendo lo suficiente para desarrollar dichas capacidades. “Creemos que esta brecha pondrá en riesgo a las compañías en el futuro, especialmente a la hora de atraer, desarrollar y retener talento”, apuntan los autores, que también inciden en que las necesidades para revertir estos efectos van más allá de “la simple mejora para el cambio tecnológico”, alcanzando así a otros desafíos como la creación de un 'buen lugar de trabajo', un sentido de propósito y una gran experiencia para las personas, ya sean clientes, aspirantes a un empleo o trabajador.

Otros hallazgos claves del estudio apuntan a que las empresas luchan por usar datos y análisis avanzados para tomar mejores decisiones sobre la fuerza laboral. En este sentido, las tres principales capacidades "en riesgo" se relacionan con el análisis de la fuerza laboral y su uso para mejorar el entorno de trabajo y el comportamiento de las personas. Además, los líderes de recursos humanos se sienten más cómodos con los esfuerzos que se están haciendo para preparar a la fuerza laboral del futuro, en comparación con los líderes que no pertenecen a esta área. De hecho, el 41% de los líderes de RR. HH. confían en que sus departamentos de RR. HH. están al día y preparados para enfrentar los cambios, frente a una cuarta parte de los líderes empresariales que comparten esta misma visión.

Por otro lado, más de la mitad (58%) de los encuestados dicen no tener la capacidad de utilizar la innovación abierta y las ideas de fuentes externas del negocio. Un número similar afirma tener el deseo pero la incapacidad de utilizar el talento flexible, es decir, freelancers, knowmads, e-nomads etc. Además, el 55% no ha tomado medidas para crear una narrativa clara sobre el futuro de su fuerza de trabajo y automatización.

DEJA TU COMENTARIO:





ENVIAR NOTICIA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

Vodafone
LG Electronics
Bayer
Maxxium España
Lidl
Alten
Sacyr
Lilly
Endesa
Nationale-Nederlanden
Kiabi
PeopleMatters
MC MUTUAL
Affinity
OCU
Vitaldent
Santalucía Seguros
CGI
Generali
Adecco
Aegon
Securitas Direct
Prosegur
Naturgy
Hays
Randstad
Leroy Merlin