El fenómeno del presentismo en las empresas

26/11/2019 · Pasar horas y horas en la oficina no es sinónimo de productividad, bien lo saben aquellas empresas que, de un tiempo a esta parte, han apostado firmemente por políticas que fomentan la conciliación laboral, tales como la flexibilidad horaria o el teletrabajo, entre otras. Al contrario, permanecer más tiempo en el trabajo del que determina la jornada laboral -excepto en ocasiones puntuales- puede denotar falta de eficiencia y capacidad resolutiva, algo que también responde al hecho de dedicar parte de la jornada a funciones que no son propias del trabajo, algo que en determinados foros ya se ha bautizado como presentismo y que un estudio de Adecco de 2019 ya reveló que padecían más del 30% de empresas españolas.    

Ahora, es El Economista quien saca a la palestra este fenómeno. Lo hace en un reciente artículo titulado Los motivos por los que un trabajador se convierte en 'presentista', el fenómeno laboral que afecta al 30% de las empresas, en el que desvela otro de los términos que hacen referencia a este tipo de empleados, los "calientasillas". Para Eva Rimbau, experta en RRHH y profesora de la UOC consultada por el diario, el presencialismo puede deberse "a una falta de ética del trabajo, cuando el trabajador se escabulle de sus tareas, pero también cuando la dirección valora más las horas de presencia que la cantidad y calidad del trabajo realizado"

El empleado presentista engloba, según el artículo, a aquellos que están más horas en el trabajo que las establecidas por semana según el contrato, los que no disfrutan de las vacaciones de las que dispone o los que no piden la baja cuando está enfermo. Para Rimbau, "está presente en el lugar de trabajo, pero no puede desempeñar correctamente porque no ha descansado, se siente mal o está enfermo". Se convierte, prosigue el artículo, "en un trabajador presente pero desconectado, mentalmente ausente", algo que ilustra con un informe de OBS Business School de 2015, que ya revelaba cómo "cada día hay más empresas que detectan trabajadores que no están concentrados en su trabajo, aunque físicamente estén en supuesto".

Entre las posibles razones que explican unos índices de presencialismo que no dejan de crecer año tras año, Rimbau aduce "la inseguridad del empleo, a causa de los expedientes de regulación u otros procesos de reestructuración de plantillas, el tener un contrato temporal que no se sabe si se va a renovar, etc." Sin ir más lejos, ese mismo estudio ya alertaba que el presentismo en España creció un 40% por el miedo a perder el puesto de trabajo.

Si, por el contrario, la necesidad de que los empleados permanezcan más horas en sus puestos de trabajo que las que dicta la ley procede de la Alta Dirección, Rimbau matiza que, groso modo, puede deberse a "hábitos ya heredados de los fundadores originales, plenamente enamorados del proyecto y que esperan que los demás les dediquen tantas horas o más como ellos; la incapacidad de fijar unos objetivos claros y hacer un posterior seguimiento; la falta de organización tanto propia como del equipo o una mera adicción al trabajo".

DEJA TU COMENTARIO:





ENVIAR NOTICIA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

Randstad
LG Electronics
Leroy Merlin
Generali
CGI
Alten
Bayer
Maxxium España
Securitas Direct
OCU
MC MUTUAL
Aegon
PeopleMatters
Sacyr
Lilly
Endesa
Vodafone
Nationale-Nederlanden
Kiabi
Santalucía Seguros
Affinity
Prosegur
Vitaldent
Hays
Naturgy
Lidl