8 consejos para cumplir los propósitos de Año Nuevo

03/01/2020 · El Año Nuevo suele llegar cargado de ilusión y, cómo no, de grandes promesas. Por ejemplo: ir al gimnasio, estudiar un idioma, llevar una vida más saludable… Algunas se cumplen, pero otras terminan por quedarse simplemente en buenas intenciones. Esta situación puede provocar frustración, falta de motivación e incluso puede afectar a nuestra autoestima, a nivel personal y laboral.

No hay excusas, el responsable de no cumplir estas promesas no es otra persona más que quien las realiza. Ahora bien, es probable que, sin saberlo, desde el momento en que se fijaron, ya estaban condenadas al fracaso por plantearlas desde un principio de manera errónea. En esta línea, es importante tener en cuenta que los objetivos deben ser realistas, motivantes y pocos.

Uno de los agentes fundamentales tanto para fijar las promesas como para, posteriormente, llevarlas a cabo es la motivación. “Hay dos tipos de motivación, la extrínseca, en la que lo que nos estimula son los factores externos, y la intrínseca, que nace de nuestro interior”, comenta Grecia de Jesús, psicóloga de Blua de Sanitas.

Por tanto, lo primero que se debe hacer, antes de establecer metas para este nuevo año, es plantearse si se cuenta con esa motivación y, en caso de no tenerla, si se es capaz de encontrarla. “La motivación intrínseca se relaciona con los deseos de desarrollo personal y autorrealización. Si la encontramos, nuestros propósitos resistirán mejor el paso del tiempo. Aunque en ocasiones la extrínseca nos puede ayudar a comprometernos con algunas tareas que no nos apasionan, pero que son imprescindibles para lograr algún objetivo concreto son por ejemplo: hacer deporte con el objetivo de mejorar nuestra salud o estética", apunta la experta.

En conclusión, si nuestras metas se relacionan con actividades que nos apasionan, el esfuerzo para conseguirlas va a ser mucho menor. "Si no hemos encontrado todavía algo que nos apasione como tal, es fundamental escoger actividades que por lo menos nos parezcan interesantes y a medida que les vayamos dedicando tiempo y vayamos desarrollando nuestros conocimientos sobre ellas, aumentamos nuestras probabilidades de que esas actividades se conviertan en apasionantes, es decir, podemos generar de maneta activa una motivación intrínseca”, continúa Grecia de Jesús.

Formularse preguntas

Además, a la hora de fijarse retos para el Año Nuevo, los expertos de Blua de Sanitas aconsejan hacerlo a través de preguntas. Si la respuesta a estas preguntas es positiva, entonces será más fácil cumplir con el objetivo. Por ejemplo, ante el objetivo marcado de hacer deporte, puede darse el caso de que el gimnasio no aporte la motivación suficiente. Habrá que seguir preguntando, por tanto, hasta encontrar una actividad física que devuelva una respuesta positiva a la pregunta. “Respondiendo de manera positiva a estas preguntas aumentamos nuestro compromiso y con él crecen significativamente las posibilidades de éxito”, recalca la especialista.

De todos modos, está demostrado que llevar a cabo los propósitos de Año Nuevo no es tarea sencilla. Un estudio realizado por el Instituto de Investigación Statistic Brain ratifica que solo un 8% de los encuestados logra cumplir sus promesas con éxito y que, la mayoría de fracasos, está relacionado con la falta de realismo y de organización a la hora de fijarse metas.

Ante ello, la psicóloga de Blua de Sanitas apuestan por que se sigan estos consejos a la hora de realizar proponerse retos para 2020:

Que sean pocos y estén bien definidos: escribe tus objetivos e identifica por qué lo son.
Ser realistas a la hora de establecerlos: que sean objetivos que puedas lograr con esfuerzo, pero que no sean inalcanzables o que dependan poco de ti.
Establecer objetivos intermedios que lleven a conseguir un objetivo mayor: después de identificar tus objetivos identifica los objetivos a medio plazo que te ayudarán a crear el camino adecuado.
Dejar constancia por escrito de nuestras promesas: escríbelas y llévalas a mano para no olvidarlas y tenerlas presentes en tu día a día.
Registrar los progresos: elabora una rutina en la que incluyas actividades que te ayuden a conseguir tus objetivos y ve registrando los avances.
Compartir los objetivos con gente de confianza para que nos recuerden cuáles eran nuestros propósitos en caso de no estar consiguiéndolos: el apoyo emocional es fundamental, incluso si compartes un objetivo con alguien, esto os ayudará a conseguirlo.
De ser necesario, recurrir a ayuda profesional para conseguirlos: cuando nos atascamos en el cumplimiento de nuestras metas es fundamental acudir a un psicólogo para que te ayude a identificar lo que te frena y para elaborar estrategias de enfrentamiento.
No rendirse a la primera: las caídas son parte del progreso, y esto es algo que debes tener en cuenta para no catastrofizar cuando algo te salga mal.

TAGS: consejos

DEJA TU COMENTARIO:





ENVIAR NOTICIA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

Affinity
Lidl
Randstad
MC MUTUAL
Generali
Kiabi
Endesa
Bricomart
Alten
Naturgy
Prosegur
Aegon
Bayer
Nationale-Nederlanden
Vitaldent
Maxxium España
OCU
Sacyr
Vodafone
Securitas Direct
Hays
PeopleMatters
Leroy Merlin
LG Electronics
CGI
Santalucía Seguros