TRIBUNA
noviembre 2017

La transformación digital y la demanda de las competencias transversales

Ruth Elías,
HRSpain - Partner RRHH de AARON Formación y Consultoría

 
Ruth ElíasEn España, al menos el 30% de las organizaciones, aún no han comenzado la transformación digital, y las compañías que ya lo han hecho, ven ralentizado su evolución por diferentes cuestiones, como la falta de personal digital, la falta de presupuesto, o un talento en plantilla poco adaptado a los cambios.
Sin embargo, Big Data y la conectividad del Internet de las Cosas (IoT), ya están transformando y ayudando a muchos sectores a tomar decisiones rápidas para incrementar su rentabilidad, reducir costes operativos y aumentar la satisfacción de sus clientes, gracias a la robotización de sus procesos de gestión.

Otro aspecto importante de la transformación es poder utilizar en nuestro trabajo herramientas digitales, como los sistemas de virtualización, o las aplicaciones móviles Apps, que son imprescindibles para localizar a nuestros clientes y sus hábitos de consumo, ver por ejemplo cuánto falta para la llegada de un transporte, o hacer que en un quirófano de otro país un equipo de cirujanos comparta información relevante.

Si además de todo esto, mantenemos nuestros datos iCloud dentro de un buen sistema de seguridad IT, podremos comprobar que la aplicación tecnológica en nuestro negocio modifica de forma inequívoca la dirección empresarial establecida. Una modificación que tiene que ver con un rumbo nuevo desde el inicio del diseño de negocio en sí, hasta la seguridad lógica de la más pequeña infraestructura del mismo.

Estas nuevas formas de trabajo requieren de un cambio en la gestión de las personas, que además de adquirir tanto competencias digitales como transversales en las organizaciones, deben facilitar y alentar estas transformaciones y cambios hacia sus equipos y la compañía.

En las empresas tecnológicas, el cambio digital en obvio, y las competencias transversales de los cargos medios, están actuando como motor de la transformación; en especial cuando hacen frente a cuestiones como la falta de recursos digitales y la toma de decisiones sin referentes históricos, siendo totalmente imprescindible obtener resultados tangibles en tiempos ajustados.

En AARON, desde hace unos años, hemos visto incrementados nuestros servicios de capacitación de profesionales, ya no solo en lo referente a las competencias digitales, a nuevas tecnologías o a gestionar proyectos de modo ágil, sino también, en las habilidades personales que están requiriendo los cargos medios y directivos que lideran lo cambios.

Hacemos referencia a técnicas y habilidades específicas que impulsan el autodesarrollo directivo y la gestión de los equipos para mejorar su experiencia como profesionales.

Los objetivos radican en trabajar con estructuras y equipos cambiantes de forma efectiva, mejorar la calidad y los resultados del liderazgo, y acortar la curva de aprendizaje.

Los formatos van desde una formación grupal hasta una consultoría individual, utilizando sistemas de mentoring y coaching ejecutivo.

Las claves primordiales para llevar a efecto los cambios, residen en la comunicación eficaz, la empatía, la inteligencia emocional, la gestión del tiempo y la flexibilidad que tenga cada individuo en adaptarse.

Con respecto a los servicios que ofrecemos en AARON, estos son algunos de los ejemplos que más nos demandan nuestros clientes en el área de capacitación de habilidades:

  • El desarrollo de la comunicación eficaz a nivel corporativo para alinear estrategias internas, con acuerdos compartidos, “sin rumores” y hacia fines estratégicos.


  • El desarrollo de la comunicación interpersonal, para comunicarse de forma directa, objetiva, sin dobles sentidos, para llegar a acuerdos, conseguir recursos y mantener con asertividad y empatía, un clima laboral responsable orientado a resultados compartidos.


  • El autodesarrollo de la inteligencia emocional, para regular nuestros estados emocionales de forma consciente. De este modo generamos autoestima, innovación al generar soluciones nuevas y resiliencia ante los errores.


  • Utilizar la delegación y el empowerment de forma eficaz para aumentar la responsabilidad y compromiso del empleado, su experiencia en la organización, su percepción de reconocimiento y su adaptación a nuevos roles corporativos.


  • Establecer pautas clave en la gestión de equipos “ágiles”, gestionando desde su productividad hasta sus actitudes hacia el cliente.


  • Establecer la asignación de recompensas y la gestión segmentada de las personas, acorde a las diferencias individuales.


  • Trabajar de forma eficaz el employee engagement para la retención y la gestión de la marca.


  • Diseñar metas propias y compartidas, tanto dentro como fuera de la organización. En este ejemplo, hablamos del balance entre la vida personal y profesional, el valor del tiempo, la optimización de prioridades y la obtención del éxito global de la persona.


La esencia entonces es cómo hacer frente a la rapidez, y desarrollar nuestra capacidad de trasformación de manera continua y constante en el tiempo. Para ello, necesitamos contar con habilidades de liderazgo y gestión emocional, capacidades que serán recursos clave -en esta cuarta revolución industrial-, para afrontar con éxito nuestra vida personal y profesional.
entrevistas  |  reportajes  |  almuerzos  |  tribunas  |  noticias  |  proveedores  |  nombramientos  |  estudios  |  agenda  |  libros  |  el equipo  |  enlaces  |  mapa web

© 2007 CUSTOMMEDIA S.L. edita EQUIPOS Y TALENTO  |  Equipo de redacción  |  Contacto  |  Política de privacidad

Av. Diagonal, 463 bis 5ª planta, Barcelona 08036  Tel. 93 4195152  Fax. 93 4101755