TRIBUNA
julio 2019

Las tendencias globales que impactan la gestión de Recursos Humanos

Olivia Bórquez,
directora de BSP Executive

 
Olivia BórquezHay algunas tendencias globales que están impactando fuertemente en la gestión de las personas en la empresa, exigiendo de los profesionales de Recursos Humanos adoptar diferentes estrategias y desarrollar nuevas habilidades para contrarrestar estas tendencias y respaldar los objetivos del negocio.
Nos enfrentamos a un mercado laboral paradójico. Por un lado, bajas cifras de desempleo y escasez de determinadas habilidades y, por otro, grandes colectivos de desempleados. Hablamos de guerra de talento y mercado de candidatos al tiempo que de cifras de desempleo y bajos salarios que empujan a una parte de la población a situaciones de precariedad económica y social.

A las empresas les seguirá resultando difícil atraer candidatos con las habilidades que se requieren. Esto aportará una flexibilidad muy necesaria en las modalidades de trabajo, tales como profesionales por proyecto, trabajo remoto o parcial. Habrá una redefinición de los procesos de atracción de talento y selección de candidatos, que deben ser revisados para ser más efectivos.

La apertura a otros colectivos de candidatos también debe evaluarse como una estrategia para cubrir los puestos vacantes. Las alianzas con los centros educativos desde un estadio muy inicial de la formación es otro camino a explorar.


La economía global

Una economía global con incertidumbres, la sombra de una posible nueva crisis, las grandes potencias dando muestras de alguna debilidad, las presiones de los inversores para obtener beneficios, hacen que el incremento de la productividad, la mejora de la excelencia operativa y el crecimiento sean las prioridades de las empresas. Esto exige nuevas prácticas en el diseño y la organización de cómo el trabajo se realiza, se mide y se recompensa.

Eficientes sistemas gestión del rendimiento son necesarios para lograr los objetivos de crecimiento del negocio. Una fuerza laboral de alto rendimiento, flexible y posiblemente pagada de acuerdo a su contribución debe ser la respuesta a los riesgos de una economía cambiante.


La 4ª revolución o la irrupción de la tecnología

Esta revolución, marcada por la convergencia de tecnologías digitales, físicas y biológicas, que pone en jaque no solo nuestras habilidades tecnológicas y de innovación, sino que también nos reta en los aspectos éticos y humanos, está modificando el mundo como lo conocemos y, por supuesto, al mercado del trabajo, creándose nuevos e impensados roles, dejando obsoletos otros tantos.

La habilidad para entender las necesidades cambiantes de la organización es, como nunca antes, una ventaja clave. El desarrollo y la formación deben ser personalizados y basados en necesidades reales.

La capacidad de utilizar la tecnología para resolver los viejos problemas de la gestión de las personas abre nuevos caminos para respuestas nuevas e innovadoras.


Cambios sociales

La crisis de confianza en los sistemas políticos y los sistemas basados en la fe ha puesto en el centro de las expectativas a las corporaciones, exigiéndose de ellas que den respuestas a los grandes problemas. Todas las generaciones, y especialmente los más jóvenes, exigen cada vez más que las organizaciones se centren más en la sostenibilidad, la transparencia, la igualdad y las prácticas comerciales éticas.

Dar respuesta a estas demandas es un gran desafío. Como nunca antes, la reputación de las empresas es un factor clave de su éxito.

Por otra parte la inmigración y los movimientos de reivindicación de los derechos de las mujeres enfrentan a las organizaciones a un largo camino por recorrer para cerrar la brecha de género y resolver los grandes desafíos de diversidad e inclusión. Dentro de este contexto de tendencias globales, la estrategia de Recursos Humanos debe centrarse en estos desafíos clave:

Encontrar y retener el talento necesario
- Obtener y desarrollar habilidades y competencias críticas para la organización.

Desarrollar líderes efectivos
- Fortalecer el liderazgo actual y futuro.

Mejorar la experiencia del empleado.


Las prácticas aplicadas a mejorar la experiencia del cliente (CX) deberán adaptarse a la experiencia en el lugar de trabajo (WX) para minimizar los puntos de problemas para los trabajadores y maximizar la creación de valor de todos.

La complejidad y riqueza de la función de Recursos Humanos radica en que requiere la adaptación de sus procesos y normas tradicionales a un entorno de trabajo ágil, fluido y diverso y que al mismo tiempo no pierda el foco en el factor humano de la ecuación.
entrevistas  |  reportajes  |  almuerzos  |  tribunas  |  noticias  |  proveedores  |  nombramientos  |  estudios  |  agenda  |  libros  |  el equipo  |  enlaces  |  mapa web

© 2007 CUSTOMMEDIA S.L. edita EQUIPOS Y TALENTO  |  Equipo de redacción  |  Contacto  |  Política de privacidad

Av. Diagonal, 463 bis 5ª planta, Barcelona 08036  Tel. 93 4195152  Fax. 93 4101755